"Buenas noticias": por qué el gurú Robert Kiyozaki celebró la caída de Bitcoin

Negocios

El financista y autor del best seller "Padre rico, padre pobre" analizó el desplome histórico de esa criptomoneda. Insistió con apostar al oro y la plata.

Con el Bitcoin tocando sus niveles mínimos desde el 2011, muchos inversores ven con preocupación el futuro de este activo virtual. A contramano de ellos, en los últimos días el autor del célebre libro "Padre rico, padre pobre" y gurú de las finanzas, Robert Kiyozaki, celebró la caída de esa moneda.

A través de su cuenta de Twitter, Kiyozaki, famoso por sus consejos, opiniones y tácticas para generar ahorro entre las personas, comentó este domingo: "El Bitcoin se está hundiendo. Buenas noticias".

En este sentido, el empresario adelantó que "cuando el precio del Bitcoin alcance los u$s27.000, volveré a comprar. Mucho dependerá del entorno macro global", y volvió a insistir con la defensa del oro y la plata como los principales activos a la hora de ahorrar.

https://twitter.com/theRealKiyosaki/status/1399105559429668866

Según el inversor, ese precio para el Bitcoin ofrecerá una buena oportunidad de compra a la espera de futuras subas en el precio de esa moneda virtual, que este lunes superaba los u$s36 mil.

El mes pasado, en abril, esta cripto había alcanzado un tope de u$s65 mil en su precio, hecho que fue ampliamente celebrado por los inversores del sector. Por entones, Kiyozaki había anticipado que esa moneda superaría el millón de dólares en los próximos cinco años.

Sin embargo, la emoción duró poco: en apenas un mes, Bitcoin cayó cerca del 45%, llevando a la moneda a su peor precio desde el 2011. La ligera recuperación en los últimos días esperanza a quienes apuestan por esta cripto para que pronto se ubique nuevamente en los u$s40 mil.

Este sábado, Bitcoin había caído por debajo de los u$s35 mil, hecho que encendió las alarmas entre sus usuarios. Es que, en apenas tres días, los cripto activos sumaron críticas por parte de Joe Biden, presidente de EEUU, así como también de las autoriades monetarias de China y Japón.

Dejá tu comentario