¿Por qué se desploma Dogecoin? Tras la euforia, los expertos predicen su colapso

Negocios

Tras tocar su máximo histórico, la criptomoneda cayó un 20% y cotiza por debajo de los u$s0,29.

Una mezcla de ambición por ganancias rápidas y la falta de conocimiento llevaron a muchos entusiastas hasta lo más alto de la ola, para luego precipitarse. Tras tocar su máximo histórico, unos 870 millones de Dogecoin (DOGE) que estaban hace largo tiempo en los monederos aprovecharon el furor alcista y volvieron a entrar en circulación esta semana. Luego de cinco años, sus dueños decidieron venderlas para obtener ganancias por casi u$s300 millones. Días después, la criptomoneda se desplomó un 20%.

El 16 de abril DOGE se vendía por u$s0,44 tras registrar un crecimiento de 100%, un aumento acumulado de 6.900% ya que por años no llegaba a cotizar más que 5 céntimos de dólar. Tras las ventas masivas, el precio cayó por debajo de los u$s0,29.

Nic Carter, el cofundador de Coin Metrics, advirtió que la burbuja de Dogecoin colapsará pronto porque la criptomoneda es utilizada como un vehículo para la especulación y no ofrece nada a largo plazo.

Charles Hoskinson, el fundador de la blockchain Cardano, fue más allá y aseguró que la criptomoneda nacida de un meme es un peligro para la industria entera. “No compres dogecoin, sal de dogecoin. Si hiciste dinero con esta criptomoneda, genial, pero sal de ahí porque es una burbuja, no es real y no hay nada sustentable ahí”, le dijo al sitio criptonoticias.

Según los analistas, DOGE, cuyo precio fue en ascenso gracias a la promoción de grupos en Twitter, Reddit y otras redes sociales, es el mejor ejemplo de “una potente combinación de exageraciones impulsadas por las redes sociales y el respaldo de millonarios”. Incluso debido a los tuits del jefe de Tesla, Elon Musk, en apoyo a la moneda digital, que en febrero hicieron que su precio se disparara más del 60%.

Son los mismos que apoyaron en las redes sociales el festejo del Dogeday el pasado martes y lograron disparar su cotización, antes de comenzar a desplomarse.

Para esa ocasión usaron etiquetas para impulsar un repunte de la criptodivisa, cuyo logotipo muestra un perro Shiba Inu en el centro de un meme, y que aunque representa solo una fracción del valor de 1 billón de dólares del bitcoin, puede negociarse en las bolsas de criptomonedas y en las aplicaciones de inversión más populares.

Los seguidores de dogecóin utilizaron los hashtags #DogeDay y #DogeDay420 para publicar memes, mensajes y videos en Twitter, Reddit y TikTok, en referencia a la festividad informal.

Estas prácticas usadas en las redes sociales para impulsar el precio de un activo son conocidas como Pump and Dump (bombear y desechar), un esquema de manipulación del mercado por parte de un inversor o un grupo de inversores para inflar el precio de un activo que poseen para luego venderlo en masa.

La misma tendencia ha impulsado un auge en el uso de aplicaciones de comercio en línea como Robinhood, y también campañas en redes sociales que impulsaron a las acciones de GameStop Corp, enfrentando a pequeños inversores con los fondos de cobertura a principios de este año.