El grupo brasileño dueño del líder mundial de la carne JBS se declaró culpable de corrupción en EEUU

Negocios

Ante una corte de Nueva York, el holding J&F admitió haber pagado u$s177 millones en coimas para obtener financiamientos bancarios y permiso para una fusión del fondo brasileño de pensiones. En 2017 ya había sido hallado culpable por una corte brasileña y debió pagar 10.300 millones de reales en multas.

El holding brasileño J&F, dueño del líder mundial de la carne JBS, se declaró culpable ante una corte de Nueva York de usar bancos neoyorquinos para pagar millonarios sobornos a funcionarios brasileños durante más de una década, y acordó este miércoles pagar una multa de más de u$s256 millones.

Según documentos divulgados por la fiscalía de Brooklyn, entre 2005 y 2017, J&F Investimentos pagó más de 177 millones de dólares en coimas para obtener financiamiento de dos bancos estatales brasileños, el BNDES y la Caixa Econômica Federal, y para obtener permiso para una fusión de un fondo de pensiones estatal brasileño, Petros.

J&F, que invierte sobre todo en el sector agroalimentario, usó cuentas bancarias en Nueva York a nombre de empresas fachada para pagar los sobornos a funcionarios de estas tres instituciones estatales, en violación de la ley sobre prácticas corruptas en el extranjero.

La fiscalía de Brooklyn dice que más de u$s148 millones en sobornos fueron pagados a un exalto ejecutivo del Banco Nacional de Desarrollo Económico y Social (BNDES) -que luego asumió un cargo gubernamental en el Poder Ejecutivo- entre 2005 y 2014, para garantizar el financiamiento de varias transacciones de entidades vinculadas a J&F.

Entre 2011 y 2014, J&F pagó unos 25 millones de dólares en sobornos a otro exalto funcionario brasileño que trabajaba en el Poder Legislativo, para garantizar el éxito de transacciones con el banco Caixa Econômica Federal.

Y entre 2011 y 2017, J&F pagó unos 4,6 millones de dólares de coimas a un exalto ejecutivo de Petrobras de Seguridade Social (Petros), vía la compra de un apartamento en Nueva York, para que Petros aprobase una fusión que involucraba a una entidad de J&F.

El nombre de los funcionarios que recibieron sobornos no fue divulgado.

J&F ya fue procesado en Brasil por estos mismos delitos y aceptó pagar en 2017 un récord de 10.300 millones de reales (1.840 millones de dólares al cambio actual) en multas por sobornos pagados a casi 2.000 funcionarios brasileños.

La mitad de la multa de 256 millones aplicada a J&F este miércoles será descontada de las multas que J&F ya pagó a las autoridades brasileñas, precisó la fiscalía.

En otro caso separado, la autoridad que supervisa los mercados financieros en Estados Unidos, la SEC, informó el miércoles que J&F acordó pagarle una multa de 28,86 millones de dólares por haber corrompido funcionarios para facilitar la compra de la empresa estadounidense Pilgrim's Pride por parte de JBS en 2009.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario