Autos usados: temen que varias concesionarias no vuelvan a abrir tras la cuarentena

Negocios

Desde la Cámara del Comercio Automotor alertan que las ventas de autos usados desaparecieron y sobre la situación ante la inminencia del pago de sueldos, impuestos, servicios, alquileres y demás costos fijos.

La crisis por el coronavirus no da respiro y los problemas de los sectores que deben permanecer sin actividad son una bomba de tiempo. Las concesionarias de 0km están haciendo malabares para poder pagar los sueldos este mes por la entrada en vigencia de la cuarentena hace una semana. Sólo algunas operaciones que ya estaban en curso se estuvieron cerrando por internet en los últimos días, pero son casos excepcionales. La realidad es que las ventas desaparecieron.

Lo mismo sucede en el mercado de autos usados donde la situación es aún más delicada ya que los “dealers” son empresas más chicas con menor respaldo económico.

Desde la Cámara del Comercio Automotor alertan por esta situación ante la inminencia del pago de sueldos, impuestos, servicios, alquileres y demás costos fijos. Ante esta situación, el titular de la entidad, Alberto Príncipe, pronosticó que “varias de las concesionarias que cerraron por la cuarentena, difícilmente puedan volverán abrir”.

Teniendo en cuenta que las ventas se suspendieron desde el viernes pasado, el empresario remarcó que se facturará el 50% de un mes normal mientras que los vendedores tendrán afrontar gastos fijos como un mes completo. “Los números no dan. Es imposible. Por eso, cuando pase la cuarentena, ahí veremos si hay concesionarias que no soportaron el momento.” señaló.

Este cuadro delicado se agravará si, como está trascendiendo, la cuarentena se prolonga más de lo originalmente establecido. “Si no hay ingresos, no se puede sostener la estructura. La situación es muy delicada y muchas empresas no van a poder resistir” agregó Príncipe.

La actividad de este segmento del mercado está atada a lo que sucede con los 0km ya que muchas operaciones se realizan con la entrega de un vehículo usado como forma de pago que después sale a la venta. Al estar paralizado el mercado de los autos nuevos, no hay intermediación que derrame en el de los usados. A esto se suma que en este rubro e venía trabajando con una rentabilidad reducida como consecuencia del achatamientos de los precios debido a las fuertes bonificaciones que estaban ofreciendo las automotrices para los 0km.

“En los sitios de venta por internet, como el sitio de la entidad nuestrosautos.com, hay más ingresos pero no hay decisión de compra. La gente, como está en la casa, se vuelca a las páginas para navegar sin concretar operaciones” agregó el directivo.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario