Comenzó el juicio contra Elon Musk en EEUU: un controversial tuit, el foco de la acusación

Negocios

Un jurado deberá decidir si el magnate escribió un mensaje en Twitter que afectó la cotización de Tesla. La denuncia fue realizada por inversores de la automotriz.

Un juicio por fraude contra el magnate Elon Musk comenzó este martes en San Francisco, en el oeste de Estados Unidos, con la selección de los miembros del jurado, que deberá decidir si el número uno de Tesla y Twitter escribió un mensaje fraudulento en 2018 como denuncian inversores.

El asunto data de agosto de 2018, cuando Musk lanzó un tuit señalando que quería sacar a la fabricante de automóviles eléctricos Tesla de la bolsa y que tenía el financiamiento para hacerlo. Su comentario hizo oscilar fuertemente la acción del fabricante de vehículos por varios días.

"Los querellantes afirman que esos tuits eran falsos y afectaron artificialmente la cotización de Tesla y otras acciones", resumió el juez Edward Chen hablándole a los candidatos a jurados.

El viernes, el magistrado rechazó transferir el caso a Texas, el sureño estado donde reside Musk desde que mudó a Tesla de California.

Su defensa argumenta que el multimillonario no tendrá un juicio imparcial en San Francisco, donde compró Twitter a fines de octubre y fue muy criticado por sus decisiones sobre la red social. El juicio finalmente se sustanciará en esa ciudad y durará tres semanas. Musk está entre los testigos.

En una decisión precedente sobre este caso, el juez consideró que el tuit de 2018 podía considerarse como "falso y engañoso".

La SEC -el gendarme de la bolsa- también querelló entonces y estimó que Musk no presentó pruebas de la existencia de tal financiamiento.

El ente de contralor le impuso que dejara la presidencia del directorio de Tesla, y pagar un multa de 20 millones de dólares. Además, sus tuits vinculados a esta empresa deben ser aprobados por un jurista competente. Musk ha tratado de invalidar esta decisión, sin éxito.

El juicio contra Musk comenzó en un contexto en el que la automotriz Tesla se enfrenta a una caída de las acciones ante la pérdida de impulso de la demanda de vehículos eléctricos.

En ese marco, la empresa anunció este viernes que reducirá el precio de sus modelos de vehículos eléctricos más vendidos hasta en un 20% en Europa y Estados Unidos. La decisión de la empresa fundada por Elon Musk se enmarca en una competencia de precios a medida que más rivales ingresan al mercado.

Dejá tu comentario