Denunciaron a McDonald's ante la OCDE por "acoso sexual sistemático"

Negocios

La presentación fue realizada por una coalición de gremios del rubro de la alimentación de todo el mundo. Presentaron testimonios de trabajadoras y trabajadores cuyo casos tuvieron lugar en Australia, Brasil, Chile, Colombia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

La multinacional McDonald´s fue denunciada ante la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económicos por "acosos sexual sistemático" en sus locales de comidas rápidas. La presentación fue realizada por una coalición de sindicatos del rubro alimenticio de todo el mundo.

El reclamo fue planteado en el punto de contacto nacional de Holanda en la OCDE y esa agencia del gobierno holandés estará a cargo de su supervisión, según un comunicado.

Asimismo, en el documento también están mencionados bancos de inversión, que poseen parte del capital del gigante mundial de la comida rápida por unos 1.700 millones de dólares, según los sindicatos en cuestión. Se trata del holandés APG Asset Management y el noruego Norges Bank.

Según destacaron los gremios, se trata del primer recurso formal por "acoso sexual generalizado en una empresa multinacional" dentro del marco de las directrices de la OCDE.

Esos principios prevén especialmente que las multinacionales y sus accionistas respeten derechos laborales tales como la protección de los empleados contra la violencia sexual.

En testimonios reunidos por los sindicatos se encuentran acusaciones que van desde "comentarios vulgares hasta agresiones físicas" sufridos por trabajadores en Australia, Brasil, Chile, Colombia, Francia, Reino Unido y Estados Unidos.

"La violencia y el acoso basado en el género forman parte de la cultura de McDonald's", denunciaron, e hicieron mención a "tocamientos, besos forzados y otras formas de contacto físico no deseado (que) son una forma de agresión sexual que viola la integridad física de las víctimas".

"Los empleados de McDonald's hicieron sonar la alarma hace años sobre el acoso sexual y la violencia basada en género, pero la empresa, que posee desde su cúpula una cultura podrida, no tomó medidas", dijo Sue Longley, secretaria general de la Unión Internacional de Trabajadores de la Alimentación.

Por su parte, McDonald's emitió un comunicado señalando que revisará los elementos de la denuncia cuando llegue a sus manos y enfatizó que el gigante de comida rápida es una empresa que prioriza a las personas.

La compañía indicó que permanentemente hay un diálogo "profundamente importante en torno a lugares de trabajos seguros y respetuosos en las comunidades de Estados Unidos y todo el mundo".

"Creemos que McDonald's y sus socios comerciales en todo el mundo tienen la responsabilidad de tomar medidas sobre este tema y están comprometidos a promover un cambio positivo", agregó la misiva.

La denuncia está a estudio del punto nacional de contacto de Holanda en la OCDE, que decidirá de aquí a tres meses si da inicio a un proceso de mediación con la empresa de los famosos arcos dorados, cuya sede se encuentra en Estados Unidos.

Los puntos nacionales de contacto no tienen poder para imponer multas o penalizar a la compañía, dijo Lance Compa, experto en ley laboral internacional.

Los sindicatos acusan a McDonald's de deslindarse equivocadamente de su responsabilidad sobre las condiciones de trabajo de sus empleados, al alegar que 90% de sus restaurantes operan bajo el régimen de franquicias.

La presentación del reclamo en Holanda se debe a que en ese país se encuentra el "centro nervioso" de McDonald's en Europa, y también la sede del banco APG, de acuerdo con los responsables de los sindicatos de la alimentación.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario