Lanzan Hooli, la primera plataforma de identidad digital que busca revolucionar el mercado local

Negocios

La empresa fundada por Gabriel de Simone permite crear un perfil propio en unos simples pasos. Esto habilita al usuario a estar conectado a un ecosistema de servicios sin usar claves, para poder pagar en comercios o validar su ingreso a un avión o a un espectáculo incluso sin usar el teléfono. Esperan expandirse por Latinoamérica durante 2022 y realizar rondas de inversión.

“Hay espacio para crecer en Argentina con una propuesta novedosa, que es friendly y atractiva para los usuarios”. La frase pertenece a Gabriel de Simone, CEO de Hooli, la plataforma argentina de autenticación basada en identidad digital que irrumpió en el mercado local hace dos semanas y ya busca revolucionar el mundo digital.

La posibilidad de comenzar a abandonar el uso de efectivo era hasta hace unos años una utopía. Transferir dinero desde un celular a otro, impensado. Muy pocos se atrevían también a imaginar que podrían ingresar al cine o a espectáculos masivos sin la entrada en mano. Sin embargo, la tecnología transformó todo. Y lo hizo en apenas unas décadas.

La era digital abrió la posibilidad de cambiar las costumbres más arraigadas, los hábitos más profundos y la forma de vincularnos. Con ella, no solo hubo un giro radical en el modus vivendis de las personas sino que también dio pie a la aparición de nuevas empresas. Algunas de ellas buscan adaptarse a la realidad, mientras que otras, más osadas, proponen cambiar el entorno con propuestas innovadoras y arriesgadas.

Entre estas últimas aparecen una infinidad de plataformas que apuestan a lo nuevo para revolucionar lo existente. Una de ellas es Hooli, la plataforma ideada por de Simone y desarrollada íntegramente en Argentina. Se trata de una herramienta que, a través de la creación de una identidad digital biométrica, le permite al usuario estar conectado a un ecosistema de servicios sin usar claves, para poder pagar en comercios, validar su ingreso a un avión o entrar a espectáculos.

Origen

La idea, como buena parte de ellas, nació sin buscarla. Se presentó en un viaje que de Simone realizó con su familia al exterior. “Habíamos reservado en un hotel pero en un momento decidimos cambiar e ir a otro. Cuando voy a pagar, la tarjeta no me dejaba. Entonces llamo a la compañía y le cuento la situación. Es ahí que me dicen que no estaban seguros si yo era yo”, recordó el CEO de la plataforma.

Entonces empezaron las famosas preguntas para validar su identidad. “Me preguntaban cuándo había usado la tarjeta por última vez para pagar la luz o cual era el código postal de mi casa. Y les respondía pero las respuestas que estaban registradas eran otras, por lo que no podía pagar”, rememoró.

Fue ahí que pensó que se debía idear una herramienta que permita evitar estos inconvenientes. “Todo tenía que ser más fácil. Ser seguros no tiene que significar que seamos más complicados”, dijo.

En 2019, apenas un año antes de la pandemia, nació la idea del proyecto que requirió una inversión de u$s1 millón. La sociedad, y por lo tanto el mercado, se vio afectada por la llegada del coronavirus y algunas costumbres que formaban parte del común denominador de los argentinos debieron ser abandonadas. “Cuando comenzamos el desarrollo, el mercado era muy diferente al actual. Lo que hizo la pandemia fue, de manera forzosa, facilitar o simplificar algunos caminos. Había cosas que eran innecesarias, como firmar un ticket de un posnet cuando pagas con una tarjeta de crédito”, contó de Simone.

Estos cambios beneficiaron en parte al terreno donde se iba a implementar la plataforma, porque en apenas meses los argentinos debieron incorporarse al mundo digital para realizar compras o pagar servicios. El último reporte oficial de la Cámara Argentina de Comercio Electrónico (CACE) arrojó el año pasado su crecimiento fue del 124%, mientras que en el primer semestre de este año se ubicó en 101%. “Hoy hay mucho de esas cosas que son más naturales producto de lo que sucedió en este año y medio de lo que hubiera sido si hubiéramos hablado antes de la pandemia”, consideró el fundador de Hooli.

La plataforma finalmente nació en octubre de este año bajo una premisa: “Desde la base dijimos que debíamos desarrollar una plataforma con la que la persona pueda hacer todo sin depender de nada. Que pueda salir de la casa sin siquiera tener el celular en el bolsillo”, enfatizó de Simone y remarcó que hoy podes tener en la plataforma “una experiencia de finanzas donde podes tener tu cuenta digital, conectar tus tarjetas de crédito, pagar con QR en posnet de cualquier operador. Tratamos de que sea toda una experiencia desde lo visual, desde la comodidad, desde la seguridad de las personas”.

Si bien existen distintos casos de plataformas que permiten pagar desde una app, el fundador de Hooli manifestó que la empresa “tiene un diferencial” respecto al resto. “Es una plataforma de identidad digital, es decir un modelo por el cual una persona puede crear su identidad a través de factores biométricos como un rostro, las manos, los ojos, la voz, de forma segura, rápida y sencilla”, expresó y agregó: “Solo hay cuatro casos así en el mundo”.

Servicios

Al crear una identidad digital en la aplicación, al usuario se le ofrece la posibilidad de acceder a distintos productos del mercado financiero y de consumo minorista y masivo. “Competimos con productos del mercado financiero. A nivel servicios tenemos todo. No hay nada que las principales proveedoras no hagan. Nosotros nos diferenciamos en como cuidamos la seguridad de nuestros usuarios”, dijo de Simone a este medio.

Uno de los servicios es Hooli Pay, con el cual es posible realizar compras en distintos negocios. Para ello, el comerciante debe estar registrado dentro de la plataforma, para poder recibir el pago y administrar las formas de cobrar.

“Si un cliente Hooli le paga a un comercio que tiene nuestro servicio le garantizamos el 100% de esa operación. Nunca va a tener un desconocimiento ni un rechazo. Y eso no pasa en otras plataformas. Hoy para cobrar con una tarjeta de crédito tenes que agarrar el posnet o el aparato bluetooth. Con nosotros, tenes esa opción o podes escanear la tarjeta de forma digital con el teléfono y obtener la información de forma segura. Es más práctico y simplifica la operación”, explicó.

La comisión que se le cobra a los negocios por parte de las plataformas de pagos digitales es uno de los cuestionamientos más recurrentes por parte de los comerciantes. Desde el rubro gastronómico hasta los comercios minoristas, el reclamo se repite como un eco. El punto más álgido se dio durante el período más duro de la cuarentena, cuando solo se permitía el take away o la compra mediante delivery, momento en el cual los dueños de locales reclamaron la reducción de las comisiones que llegaban a oscilar entre el 12 y el 15%.

Desde Hooli tomaron nota de ello. “Cuando un comercio adherido recibe un pago desde un cliente nuestro, nuestra comisión es 0% e inclusive no te van a cobrar impuestos. Pasa lo mismo con el servicio iTransfer”, señaló de Simone y señaló que en tres pasos el dueño de un negocio puede comenzar a operar: “El comerciante se descarga la aplicación, crea el perfil del comercio y puede comenzar a utilizar la plataforma”.

En apenas dos semanas, la plataforma ya cuenta con cerca de 1000 usuarios. “Es un buen número para el poco tiempo que llevamos. Además tenemos un buen volumen de comercios conectados. Ayer comenzamos a operar con PuntoFarma, la cadena de farmacias de Zona Sur de Buenos Aires”, resaltó.

Además, adelantó que en poco tiempo comenzarán a implementar un nuevo sistema para facilitar aún más las operaciones. “Vamos a implementar pantallas de Hooli en los comercios, donde vos vas poder pararte delante, la cámara te va a identificar y podrás realizar cualquier operación. Si vas al supermercado sin la billetera, el sistema te va a reconocer tus datos y vas a poder pagar”, adelantó.

El objetivo también está puesto en lograr acuerdos con empresas de espectáculos masivos o entidades deportivas para que los usuarios puedan ingresar a los eventos con su identidad digital. “Vos vas a poder entrar a un estadio, a un espectáculo, al cine, y pagar sin tener que sacar la billetera o el teléfono”, afirmó de Simone.

Por otro lado, la plataforma lanzó un programa específico para personas que venden por redes sociales, donde no se pagan comisiones sino un abono mensual. “Ese sector hoy no tiene un producto que le simplifique la vida y están atadas a comisiones muy altas que llegan al 11 o 12%. El plan se llama Fix y es específico para quienes operan en redes sociales”, destacó.

Seguridad

Al hablar de datos personales, debemos referirnos a la protección de los mismos. El foco debe estar puesto en la forma en que la empresa cuida y maneja la información y en cómo evita que esta llegue a manos de terceros que no deberían recibirla, y mucho menos sustraerla.

“Al menos 3 de cada 10 operaciones de e-commerce son fraude y siete de cada 10 operaciones que son canceladas son reales, asique la ineficiencia de los sistemas es grande. El fraude creció un 600% durante la pandemia”, expresó de Simone. El mercado no estaba preparado para lo que el coronavirus trajo y el rápido avance en el sector se dio de la mano de parches. “Esos parches provocaron un montón de cosas y siempre los malos se aprovechan de esto”, agregó.

La preocupación respecto a la seguridad y a la capacidad de reconocer la identidad de los usuarios está en la agenda de la plataforma. Para eso, optaron por asociarse con una de las empresas más grandes en la materia como DAON, el mayor fabricante mundial de tecnología de Identificación Biométrica Multifactor.

“Cuando empezamos dijimos que no solo tenía que ser una plataforma segura sino que debíamos garantizar a los usuarios como protegemos sus datos. Para eso seguimos el estándar internacional FIDO”, contó el CEO de Hooli. Actualmente, la empresa es una de las cuatro compañías internacionales que lo hacen. “Nosotros certificamos de punta a punta ese proceso”, explicó.

“Vos vas a cualquier edificio, público o privado, y el guardia de seguridad toma una camarita y te saca una foto. Y no decís que no, pese a que no sabes cómo van a tratar tus datos. Algunos te piden que grabes un video hablando o que mires hacia los costados. Esos son procesos antinaturales para crear una identidad. Nosotros somos los únicos en Argentina que garantizamos mediante un estándar internacional que vamos a tratar correctamente tu información”, manifestó.

Inversiones y ampliación

Si bien la aplicación está activa hace apenas semanas, el objetivo de la empresa es ambicioso pero al mismo tiempo está encuadrado dentro de la cautela y el orden con el que pretende de Simone hacer crecer a la plataforma.

Es por eso que aún no concretaron ninguna ronda de inversión, pero esperan poder avanzar en ese camino el siguiente año. “Por el tipo de conversaciones que estamos teniendo creo que en 2022 vamos a poder tener una ronda de inversión A o B interesante”, dijo, y adelantó que luego del lanzamiento comenzaron a recibir contactos de entidades bancarias interesadas e incluso fondos de inversión.

En ese sentido, señaló que el camino planteado en el mediano plazo es crecer en el país y en la región. “Queremos salir al mercado latinoamericano y estamos trabajando en eso”, sostuvo aunque remarcó que durante el primer año tendrán como objetivo hacer que la empresa sea rentable ya que “es algo que no suele pasar en este tipo de proyectos”.

La postura de de Simone es apuntar a tener lo que denominó como “un crecimiento orgánico” por lo cual “más que en la facturación, estamos muy enfocados en lograr de acá a fin de año tener el mejor ecosistema posible para los usuarios. Estamos trabajando con una empresa de acceso y seguridad, con una empresa muy importante de distribución para garantizar el envío y recepción de paquetes y con un club para poder entrar solamente con el rostro”.

Actualmente, la empresa está conformada por un equipo de 25 personas, dentro del cual el 80% es el equipo de tecnología y desarrollo. Además, se trata de un equipo mixto en términos etarios ya que cuentan con un 50% de personas mayores de 45 años y otro 50% que se encuentran por debajo de esa edad. “No es común”, dijo de Simone, ya que la mayor parte de las empresas “tech” buscan desarrolladores jóvenes que le den un aire nuevo a las ideas.

Pero para el ejecutivo, la clave es encontrar un equilibrio entre ambos. “Eso nos permitió encontrar balance entre experiencia y conocimiento de nuevas tecnologías que traen los más jóvenes”.

Pese a que se trata de un grupo reducido, de Simone destacó su capacidad y talento. “A diferencia de muchas de las fintech, nosotros desarrollamos todos nuestros sistemas “in house”, lo que es importantísimo porque nos da mucho control y dinámica”, valoró.

Sin embargo, admitió la necesidad de ampliarse pero de forma ordenada. Es por ello que la expectativa del ejecutivo es llegar a fin de año con un equipo de 50 personas. “Pensamos duplicar el equipo. La idea es crecer, pero ordenados. No aspiramos a ser una compañía de 500 personas. Hemos hecho muchísimo con un equipo reducido pero muy capaz, con mucho talento, experiencia”, dijo.

La posibilidad de ampliar el equipo viene de la mano con las expectativas de crecimiento que de Simone observa que existe en Argentina y en particular en el sector de economía del conocimiento, que incluye las empresas de plataformas como la que representa Hooli. En ese sentido, de Simone señaló que en el país “hay espacio para crecer con una propuesta novedosa, que es friendly y atractiva para los usuarios. Hay mucho capital humano y es muy bueno. El 90% de nuestro equipo está acá en Argentina. La idea es crecer con un equipo local y cuando tengamos que salir al exterior veremos, pero me gusta el desarrollador argentino porque es muy capaz. Por eso es muy buscado”.

Sobre el final, de Simone paró la pelota y recordó desde donde arrancaron y el recorrido que transitaron. “En ese momento definitivamente no me veía donde estamos ahora. Lo que sí, iniciar un proyecto no solo en Argentina sino en cualquier parte del mundo es un desafío enorme en cuanto a lo emocional, a la fuerza que hay que ponerle, a lo que la familia sufre en todo esto”, expresó.

Sin embargo, dejó en claro que, pese a ser un trabajo “enormemente desgastante” también “es muy satisfactorio cuando llegas, aunque en realidad no llegas nunca porque uno ya se pone a pensar lo que va a lanzar el año que viene”. “Ya estoy con ideas y cosas que podemos hacer. Es una combinación. Uno tiene que tener una configuración mental muy particular y te tiene que gustar mucho. Y estoy seguro que nadie se imagina mañana donde va a estar”, concluyó.

Dejá tu comentario