La inflación mundial también impactó en los precios de Ikea

Negocios

Ingka Group, el holding que controla 367 de las 422 tiendas de Ikea, registró el mes pasado una caída del 17% en los beneficios anuales, atribuida a la fuerte subida de los precios del transporte y de las materias primas. 

El Covid-19 está infectando no sólo a los habitantes del planeta sino también a su economía. Los costos vertiginosos de las materias primas y la logística se convirtieron en una carga insostenible también para Ikea, el gigante sueco del mueble, un símbolo de las compras al alcance de todos los presupuestos.

Así, la suba de precios se hizo inevitable y es así como a principios de 2022 Ikea anunció un aumento del 9% en todas sus tiendas. Un golpe a los bolsillos de miles de personas que, durante décadas, armaron sus propios muebles para decorar sus hogares con bajo presupuesto.

Se estima que Ikea vende un mueble en algún lugar del mundo cada cinco segundos, un gran logro teniendo en cuenta que se lanzó en 1979.

"Desafortunadamente, por primera vez desde que los aumentos de costos han comenzado a afectar la economía global, tendremos que traspasar algunos aumentos a nuestros clientes", dijo Ingka Group, el holding que controla 367 de las 422 tiendas de Ikea, o sea, más del 90% de sus tiendas.

Según Ingka, los principales aumentos en los costos de transporte y los precios de los suministros "se sienten principalmente en América del Norte y Europa".

"El incremento medio de precio de Ingka Group será del 9% a nivel mundial, con variaciones por país del grupo y el rango, reflejando presiones inflacionarias locales", indicó la marca nórdica, que el mes pasado registró una caída del 17% en los beneficios anuales, atribuida a la fuerte subida de los precios del transporte y de las materias primas.

Debido a estas tensiones logísticas, exacerbadas por la recuperación de la demanda tras la primera fase de la pandemia, en 2021 el grupo Ikea absorbió costos por 250 millones de euros (283 millones de dólares).

El anuncio de la empresa sueca se produce en un contexto de fuerte aceleración de la inflación global, acompañada de un repunte de los precios de las materias primas (madera, cobre, acero) y energía (gasolina, gas, electricidad).

En la zona euro, la inflación alcanzó el 4,9% en un año en noviembre, un récord desde la introducción de la moneda única en 1999. En tanto, en Estados Unidos, el aumento de los precios fue del 6,8% el mes pasado en comparación con noviembre 2020, su nivel más alto en 39 años.

Temas

Dejá tu comentario