Novedades Fiscales

La eficacia tributaria: diferencias entre el derecho alemán y el argentino

Es fundamental establecer cuándo nace el hecho concreto es decir el hecho imponible y a quién corresponde la competencia de la aplicación de la ley general.

“Es conveniente no confundir las leyes y los mandatos, aunque no hay duda de que aquéllas van transformándose gradualmente a medida que su contenido va aumentando en su concreción.”(Hayek)

Es un tema esencial que trae dificultades conocer cuándo nace la relación jurídica tributaria, dado su importancia inseparable del buen funcionamiento de la sociedad y el estado de derecho.

La naturaleza de las leyes radica en su generalidad y abstracción a diferencia del acto administrativo particular, que difiere en grado, dictado para una persona determinada y con las condiciones o requisitos previos que la ley formuló. Es decir, le da certeza a la ley general, dado que no deja a quienes se dirige la posibilidad de usar su propio criterio o preferencias personales.

Por ello, es fundamental establecer cuando nace ese hecho concreto, conocido como hecho imponible y a quien corresponde la competencia de aplicación de la ley general.

1| Derecho comparado

En el derecho tributario alemán, siguiendo los principios de técnica legislativa correcta, no se confunde la función jurídica del acto administrativo con la ley del impuesto, considerándolo constitutivo en la relación jurídica tributaria; es decir, no desconoce su origen legal pero la administración crea el hecho imponible concreto, en un tránsito que parte de la norma general y abstracta al mandato, que tiene espacio, tiempo, lugar y un contenido específico, todo por la hacienda pública.-

Ello es explicado por Giuliani Fonrouge, exponiendo que para el derecho alemán , “se requiere de un acto expreso de la Administración para establecer la existencia y precisar el monto de la obligación tributaria, y a partir de ese momento el débito se constituye y deviene exigible, de esta manera, se vincula el origen de la obligación tributaria con la actividad administrativa de liquidación o determinación en el hecho generador de la misma. En síntesis, la obligación tributaria no nace hasta tanto no se produzca el acto de determinación”.

Esto concuerda con los principios expuestos por nuestra parte, cuando afirmamos que “la relación jurídica tributaria es una especie de relación jurídica, que está integrada por dos miembros vinculados recíprocamente, debiendo ser valiosa, de derecho público, creada en ejercicio de una competencia y por lo tanto heterónoma, no participando el obligado en la aplicación y creación normativa, que dependerá para hacerse realidad, necesariamente, del acto administrativo de individualización, norma individual, dado que de lo contrario el proceso de creación normativa quedará interrumpido”. ( Los Valores en el Derecho Tributario , Errepar, Miguel Angel Gonzalez y otros ).

En esencia, la declaración jurada es una carga pública, una obligación de hacer, exigida coactivamente al particular que facilita la constitución del vínculo tributario al estado, pero no aplica la ley ni crea derecho como así tampoco los hechos.

Análogamente, los autores italianos desarrollan un enfoque dinámico del tributo a través de lo que se ha denominado “procedimiento de imposición”, a saber: Maffezzoni, Micheli y en España, Pérez de Ayala, Rodríguez Bereijo, entre tantos otros, los cuales han señalado la importancia de la actividad administrativa como función dinámica del tributo.-

El derecho es un sistema dinámico, tal como el maestro Hans Kelsen ha explicado dado que es un proceso para “determinarlo” y también un “ proceso de determinación de los hechos”.

Esto se aplica no solamente entre la constitución y legislación sino también entre la legislación y las decisiones judiciales y/o administrativas.

Sin embargo, es curioso que para la ley argentina quede en manos del particular, dado que tanto la ley de procedimiento tributario nacional n°11683, como el Código Fiscal de la provincia de Buenos Aires y los demás ordenamientos tributarios disponen, que la determinación y percepción de los gravámenes que se recauden se efectuará sobre la base de las declaraciones juradas que deberán presentar los responsables del pago y consecuentemente, la administración no tiene un rol obligatorio asignado en la creación normativa.

La posición de las leyes argentinas desconoce la necesaria participación del estado, por ser derecho público , quien debe culminar obligatoriamente la aplicación de la ley. Estos principios de técnica legislativa correcta, lamentablemente, no se respetan en nuestra legislación, y deja a la declaración jurada sin el acto de determinación, en la generalidad, lo cual conduce a no llegar a conocer la exacta dimensión del crédito tributario y en definitiva el vínculo y los hechos los crea el particular.

2| Derecho del contribuyente

Para el derecho tributario alemán, por el contrario, la intervención del Estado en la determinación es obligatoria y esencial, según la Ordenanza fiscal alemana art. n° 85, las autoridades financieras tienen la función de liquidar y recaudar los impuestos con igualdad de conformidad con las leyes.

La función de las autoridades financieras no responde al mero interés del Tesoro, sino al derecho del contribuyente que los demás también paguen los impuestos debidos, el funcionario de Hacienda actúa como fiduciario de la comunidad solidaria integrada por todos los contribuyentes. Los funcionarios de hacienda, no tienen el deber de recaudar todos los impuestos posibles, ni el aumento de la recaudación puede ser el estìmulo, ni tampoco la medida del rendimiento del funcionario de hacienda el objetivo. Su ideal es más bien tutelar el derecho tributario. ( Tipke Klauss)

Si el Estado no aparece en la creación del crédito tributario se altera la función encomendada en la Constitución Nacional, impuesta por el art. 100 inc. 7, que ordena que el Poder Ejecutivo deba “hacer recaudar las rentas de la Nación y ejecutar la ley de presupuesto”.

Respecto a las acciones y poderes del fisco para la determinación del tributo también existen diferencias importantes explicadas por Dino Jarach afirmando que “según la doctrina de autores alemanes y suizos podría hablarse más que de una prescripción de una caducidad. La razón de ello se encuentra en la circunstancia de una vinculación obligacional y su limitación en el tiempo responde a un principio de orden público. es decir, limitar la acción de la administración pública y la situación de obediencia que el poder público impone a los ciudadanos. Por esta razón la extinción de los poderes del fisco se opera de pleno derecho". Es que la autoridad debe establecer el derecho y los hechos en un plazo de caducidad para el cumplimiento del deber en la recaudación, por estar en juego el orden público y el Bien Común, en consecuencia, no puede prescribir lo que no nació, un enfoque distinto en lo práctico fundamental.

En convencimiento pleno de las dificultades que existen para concretar el deber de recaudación deberá organizarse eficientemente el objetivo de lograr el imperio de la ley. Cuya ventaja debe ser vista desde dos puntos de vista, para el Estado será la creación del acto administrativo en acto de aplicación de la ley y creación de los hechos, pero a su vez implica que está sujeto a los contenidos de la Constitución Nacional. No deberá alterar la igualdad, la proporcionalidad, la no confiscatoriedad, el derecho de propiedad, el mínimo existencial,el fundamento del principio de capacidad económica del obligado al pago, la libertad y razonabilidad. De igual modo, estará obligado a actuar cuando exista un quebrantamiento de la Constitución, impulsando medidas que pongan de manifiesto el control de constitucionalidad y en última instancia solicitar al gobierno modificar una ley inconstitucional. ( Typke).

En definitiva, esta sujeción del Estado a la supremacía de la ley hará realidad la eficacia del derecho tributario y los valores, en un proceso dinámico, es decir , una conducta conforme a derecho para ambas partes de la relación jurídica contribuyendo al orden jurídico el cual es siempre concreto.-

(*) Especialista derecho tributario. Jorge Abel Aguirre, abogado, especialista en derecho tributario y empresario. Con la colaboración de Celina del Rosario Aguirre, abogada,Magister en Derecho esp. Derecho Administrativo (LLM universidad Austral ) . Integrantes del estudio Aguirre & Gonzalez Zanoni ( La Plata. Bs. As. )

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario