El nuevo rol del Blockchain, más allá de las criptomonedas

Opiniones

Esta tecnología ha sido relacionada principalmente con las criptomonedas, dejando de lado otros grandes aportes que podrían contribuir a mejores experiencias en los diferentes ámbitos de la sociedad. Su aplicación masiva puede generar fuertes debates acerca de cómo se definen las regulaciones entre privados y entre estos y el estado y la actual manera centralizada de control.

Blockchain, más allá de ser una tecnología, su propuesta es tan innovadora que puede llegar a cuestionar la necesidad de ciertos controles centralizados y la obsolescencia de ciertas regulaciones y/u organismos. Su aplicación masiva puede generar fuertes debates acerca del rol de los bancos en la cadena de controles y aún más en los entes regulatorios de los gobiernos. No sería inapropiado pensar que una vez que esta tecnología penetre en la sociedad tenga un impacto similar a la Internet, Cloud Computing e Inteligencia Artificial. Las organizaciones e individuos que hoy son intermediarios en los diferentes negocios financieros deberán repensar su rol en un futuro basado en blockchain dado que la misma aplicación juega el rol de intermediario de una manera más eficiente, objetiva e incorruptible.

La pandemia y la futura etapa post coronavirus nos han llevado a un punto de reflexión acerca de la importancia de la tecnología digital y, en particular, sobre cuan innovador puede ser el blockchain; no solo en el ámbito financiero sino también en otras áreas de las industrias y los servicios. Otra de las reflexiones que debemos hacer –quizá la más importante– es cuan disruptiva es esta tecnología en un “nuevo mercado global”.

Hoy nadie cuestiona la necesidad de las organizaciones de ser pioneras en la digitalización de sus negocios, de generar modelos para la optimización de los costos, reducir las comisiones a los clientes por transacción, evitar costos ocultos o gestiones de dudoso aporte de valor. Agregar eficiencia a los procesos de negocios y dar garantías de seguridad y fiabilidad en términos de compliance, es un reto de todos los diferentes negocios financieros, en mayor o menor medida, son desafíos que ya deben ser encarados. Si analizamos los atributos de una tecnología como blockchain, estos coinciden exactamente con las necesidades que acabamos de exponer. De hecho, parece incluso haber sido creada para dar respuesta a todos estos retos.

blockchain.png

Blockchain es transparencia, seguridad de información, eliminación de terceros en gestión o mediación, es inmediatez en la disponibilidad de información. Todo esto resuelve, de una forma segura, cifrada y directa, las necesidades de cualquier empresa, lo que la convierte, sin lugar a dudas, en una tecnología con un claro presente y futuro. Y si bien los avances hoy solamente se han visto en lo referido a las criptomonedas, su aplicación puede cubrir necesidades en casi todas las operaciones financieras, desde medios de pago digitales a la gestión integral de los seguros y manejo de inversiones de diferentes tipos. Si bien los avances son lentos, las empresas cada vez más ponen en sus planes estratégicos empezar a experimentar con esta tecnología.

Esta tecnología es ante todo y desde el punto de vista computacional, un patrón de arquitectura que soporta una serie de atributos de calidad que la distinguen. Al ser un patrón, puede ser instanciado en una aplicación concreta para satisfacer requerimientos específicos sin perder sus propiedades fundacionales. Sin entrar en demasiados detalles técnicos blockchain es un “libro mayor” compartido e inmutable que facilita el proceso de registro de transacciones y de seguimiento de activos en una red de negocios P2P, (Peer to Peer). Un activo puede ser tangible (una casa, un auto, dinero en efectivo, terrenos) o intangible (propiedad intelectual, patentes, derechos de autor, marcas). Prácticamente cualquier cosa de valor puede ser rastreada y comercializada en una red de blockchain, reduciendo el riesgo y los costos para todos los involucrados en esa red.

Por qué blockchain es importante: Los negocios funcionan con información. Cuanto más rápido la obtienen y más exacta es, mejor. blockchain es ideal para obtener esa información, puesto que proporciona datos inmediatos, compartidos y completamente transparentes almacenados en ese “libro mayor” distribuido e inalterable al que únicamente los miembros autorizados tienen acceso. Una red de blockchain puede hacer seguimiento de pedidos, pagos, cuentas, detalles de producción y mucho más. Además, debido a que los usuarios comparten una única fuente fidedigna de información, puede ver todos los detalles de una transacción de principio a fin, lo que le permite generar mayor confianza y eficiencia.

Yendo un poco a los detalles, los elementos que componen blockchain son: Tecnología de libro mayor distribuido, todos los participantes de la red tienen acceso a este elemento y a su registro inmutable de transacciones. Con este libro mayor compartido, las transacciones se registran solo una vez, eliminando la duplicación de esfuerzos que es típico de las redes de negocios tradicionales. Registros inalterables, ningún participante puede cambiar o falsificar una transacción una vez grabada en el libro mayor compartido. Si el registro de una transacción incluye un error, se debe añadir una nueva transacción para revertir el error, pero ambas transacciones serán visibles. Contratos inteligentes, para acelerar las transacciones y que son un conjunto de reglas (puede ser programas escritos en diversos lenguajes), llamado contrato inteligente, se almacena en el blockchain y se ejecuta automáticamente.

Un contrato inteligente define las condiciones, por ejemplo, para las transferencias de bonos corporativos, incluir los términos de un seguro de viaje que se pagará y mucho más. Al mismo tiempo una aplicación de blockchain puede ser pública o privada y se puede integrar a plataformas tradiciones para dar soporte de integridad y seguridad de datos.

Ahora, cómo funcionan estos elementos: A medida que se produce una transacción, se registra como un "bloque" de datos. Estas transacciones muestran el movimiento de un activo, el cual puede ser tangible (un producto) o intangible (intelectual). El bloque de datos puede registrar la información de su elección: quién, qué, cuándo, dónde, cuánto e incluso la condición, como la temperatura de un envío de alimentos. Cada bloque está conectado al bloque anterior y al bloque posterior. Estos bloques forman una cadena de datos a medida que un activo se mueve de un lugar a otro o cambia de dueño. Los bloques confirman tanto el tiempo exacto como la secuencia de las transacciones y se unen de forma segura para evitar que se alteren o se inserten entre dos bloques existentes. Las transacciones se unen y forman una cadena irreversible: una cadena de bloques.

Blockchain.jpg
Así como Internet influyó en la democratización de la información, blockchain permite a quien hace uso de ella ser dueño absoluto de sus activos.

Así como Internet influyó en la democratización de la información, blockchain permite a quien hace uso de ella ser dueño absoluto de sus activos.

Cada uno de estos bloques adicionales refuerza la verificación del bloque anterior y, por lo tanto, de todo el blockchain. Esto hace que dicha cadena sea a prueba de manipulaciones, lo que constituye la ventaja principal de la inalterabilidad. Esto evita que alguien malintencionado modifique la cadena y crea un libro mayor distribuido de transacciones en la que otros miembros de la red pueden llegar a confiar.

Si lo vemos desde el punto de vista de la industria financiera, es una enorme oportunidad puesto que: Contribuye a la democratización de los servicios financieros, permite la reducción de costos operativos y simplifica los tiempos de aprobaciones y procesos de compliance sin perder integridad y seguridad. Ahora bien, si es tan buena, potente y robusta: “¿Dónde está el problema para que esta tecnología no esté más desarrollada en las empresas?”.

Desde nuestro punto de vista, coincidimos completamente con la opinión de Alex Preukschat (una de las personas más respetadas y expertas en tecnología blockchain): “no es lo mismo trabajar con pasión, donde no se pierde el foco en el objetivo y el valor de la tecnología, que ver la tecnología como una vía rápida y especulativa para hacer dinero fácil. Una vez más, el uso de la tecnología define su aporte y generación de valor real a la sociedad”.

Los beneficios se pueden sintetizar en la democratización de las operaciones financieras, (mayor acceso de la sociedad a los servicios financieros), mayor eficiencia, alta seguridad, ampliación de servicios de medios de pago, gestión de inversiones, reducción de costos.

blockchain-money-chain-block-distribution-symbol-1575305-pxhere.com.jpg

Al igual que en el resto del mundo la blockchain hoy se concentra mucho más en los aspectos de las criptomonedas, pero, su alcance es prácticamente ilimitado. En este sentido hay empresas que están experimentando con la tecnología para mejorar su propuesta de valor a sus clientes en el marco de la Transformación Digital.

En conclusión, blockchain es una tecnología que puede producir cambios sociales a nivel global y Argentina no es la excepción. Otro punto importante que será de análisis en el futuro cercano, desde el punto de vista estrictamente técnico y ambiental, es que esta tecnología consume altas cantidades de recursos computacionales, lo cual su aplicación a nivel masivo puede generar problemas de sustentabilidad, (ya se están viendo en el minado de criptomonedas). También la performance es tal vez otra de sus debilidades técnicas, pero es muy probable que con las inversiones en I&D de las empresas líderes en este campo estos problemas se vayan resolviendo. Los gobiernos y la sociedad en su conjunto deben estar preparada para un cambio en la manera de operar en el mercado financiero, como así también, en otra enorme cantidad de industrias tales como salud, cadena de abastecimiento de alimentos y medicamentos, comercio de arte, cadena de suministros de materiales para líneas de producción, seguros.

Presidente de Liveware I.S.

Dejá tu comentario