Los procesos de auditoría y su impacto después del coronavirus

Opiniones

Las principales empresas globales y locales, ya cuentan con sistemas maduros y consolidados de gestión de riesgos on-line, procesos de gobierno de TI, data analytics y controles predictivos. No ocurre lo mismo con las Pymes

La Auditoría es una de las disciplinas en las que se desempeña el Contador. Pero no solo la auditoría de Estados Contables (externa). También lleva adelante y lidera procesos de auditoría interna, forense, de sistemas, de gestión, pericias contables, por mencionar solo algunas.

Todas ellas se verán indefectiblemente impactadas por los efectos de la pandemia Coronavirus que la humanidad está padeciendo por estos días. Ya nada será igual, incluso para nuestra profesión.

El alcance de la tarea del Auditor está generalmente influenciado por un análisis previo del entorno macro y micro, el tipo de negocio (físico y virtual), el estilo gerencial y la calidad de los procesos contables, productivos y de negocio de los entes.

El hilo conductor de dicho análisis previo, es la confección de una matriz de riesgos que contenga, y donde convergen, todos los eventos susceptibles a riesgo, ya sean inherentes o residuales, a los que la empresa está expuesta.

En el último ENAI (Encuentro Nacional de Auditores Internos), celebrado en Buenos Aires en 2019, el Chairman of the Board del comité COSO (Committee of Sponsoring Organizations) expuso los resultados de las últimas encuestas, donde ya se percibía una creciente preocupación de la comunidad por los temas ambientales.

Procesos que anteriormente se soslayaban, tales como los referidos a los de impacto social (códigos de conducta, políticas de remuneraciones), ambientales (cuidado del ecosistema, políticas de prevención y respuesta ante amenaza de pandemias, planes de contingencia, entre otros), deberán ser prioritarios en el momento de establecer el alcance de las tareas a llevar a cabo por el Auditor.

Las principales empresas globales y locales, ya cuentan con sistemas maduros y consolidados de gestión de riesgos on-line, procesos de gobierno de TI, data analytics y controles predictivos.

No sucede lo mismo con las PyMEs, donde aún existe espacio para desarrollar procesos compatibles y alineados a las mejores prácticas y estándares globales, tales como los dictados por el comité COSO anteriormente citado y por el Instituto de Auditores Global (The IIA).

Por lo expuesto, el rol del Auditor se verá acentuado y será de vital importancia en el desarrollo de políticas, procesos y sistemas que permitan rápidamente disuadir, prevenir, detectar y brindar rápida respuesta a riesgos globales que amenacen, interrumpan o afecten la continuidad normal de los negocios, tales como los que el mundo está padeciendo hoy día por los efectos devastadores del Coronavirus.

(*) Socio del Instituto de Auditores Internos de Argentina.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario