¿Cómo están regulados los criptoactivos en Europa?

Opiniones

En este nuevo ecosistema tecnológico podremos ver como las ideas de descentralización y desregulación son los principios generales que lo lideran.

Nos encontramos en un momento muy particular donde como resultado del outline del Covid-19 las nuevas tecnologías han llegado para quedarse. En este nuevo ecosistema tecnológico podremos ver como las ideas de descentralización y desregulación son los principios generales que lo lideran.

Nuevos conceptos como contratos inteligentes, sandbox, criptoactivos entre otros son los principales jugadores de este nuevo paradigma tecnológico.

En el presente artículo realizaremos un recorrido acerca de cómo se encuentran los criptoactivos, fintech e incentivos fiscales tratados en varios países de Europa.

Criptoactivos y contratos inteligentes

En Europa aún no existe una regulación uniforme en relación a como se encuentran reguladas los criptoactivos o los contratos inteligentes.

La Comisión Europea se encuentra trabajando en el llamado Digital Finance Package el cual busca establecer conceptos uniformes para los integrantes de dicho espacio de integración en relación a los fenómenos de las nuevas tecnologías.

La Estrategia de Finanzas Digitales va acompañada de un marco legal propuesto sobre criptoactivos (es decir, representaciones digitales de valores o derechos que pueden almacenarse y comercializarse electrónicamente). Este marco se divide en una propuesta de Reglamento sobre mercados de criptoactivos (“MiCA”) y una propuesta de Reglamento sobre un régimen piloto de infraestructuras de mercado basado en tecnología de contabilidad distribuida (“régimen piloto DLT”).

Su objetivo es hacer que los servicios financieros sean más digitales y estimular la innovación responsable y la competencia entre los proveedores de servicios financieros de la UE.

Algunos países como Italia y Malta son los primeros en regular los fenómenos de los contratos inteligentes y establecer autoridades específicas de contralor.

En el caso de Italia podremos ver como definen a los contratos inteligentes a través de la DLT, significa tecnologías y protocolos de TI que utilizan un libro mayor que es compartido, distribuido, replicable, accesible simultáneamente y estructuralmente descentralizado sobre una base criptográfica, para permitir el registro, validación, actualización y almacenamiento de datos no cifrados y cifrados que pueden ser verificados por cada participante y que no podrá ser alterado ni modificado.

Es decir, que los contratos inteligentes son programas informáticos que operan en DLT cuya ejecución es automáticamente vinculante para dos o más partes en función de los efectos predefinidos por el mismo.

En el caso de Malta podremos ver uno de los primeros países del mundo en crear una autoridad especifica de aplicación para los contratos inteligentes y la tecnología blockchain como la Malta Digital Innovation Authority (MDIA).

Ésta es una autoridad creada especialmente para la auditoría y la certificación y para crear directrices sobre acuerdos de tecnología innovadora. Parte de un arreglo tecnológico innovador puede ser DLT, blockchain, contratos inteligentes.

Incentivos fiscales a las tecnologías

La Unión Europea aún no ha creados una norma uniforme que incentive las inversiones en nuevas tecnologías, aun así existen varios países que cuentan con normas internas que buscan incentivar el crecimiento de las mismas como el caso de Alemania y Francia entre otras.

En Francia las startups se benefician de una reducción del impuesto sobre la renta del 18% del importe invertido con el límite de 50.000 euros. La inversión debe mantenerse durante al menos 5 años y la empresa debe ser una PYME. Además, las personas que pueden optar al impuesto sobre el patrimonio pueden invertir hasta 90.000 euros y reducir el impuesto sobre el patrimonio en un 50% (por lo tanto, una deducción máxima del impuesto sobre el patrimonio de 45.000 euros).

En el caso de Ganancias de capital como venta de acciones con ganancia, gravadas como renta general en el impuesto sobre la renta a tasas progresivas (con una tasa marginal del 45%), se aplica una deducción de hasta el 65% si las acciones se mantienen durante al menos 8 años. O hasta un 85% si se cumplen otras condiciones determinadas. Las plusvalías también están sujetas a cotizaciones sociales (15,5%).

En el caso de Alemania a través del programa INVEST La idea es que los accionistas puedan comprar acciones en una startup innovadora y recibir una subvención del 20% sobre su inversión. Cuando inviertan, al menos, 10.000 euros por Empresa.

Desde 2017, en caso de enajenación de una acción, los inversores pueden compensar los impuestos pagados sobre las ganancias con una subvención de salida del 25% de las ganancias. Eso se aplica a las acciones cuya compra se realizó con la subvención de adquisición. Las acciones deben venderse en un plazo de 10 años y la subvención de salida no debe exceder el 80% del costo de adquisición de la propiedad adquirida.

Dejá tu comentario