"El 75% de los jóvenes quiere empleo estatal"

Opiniones

«Las economías más competitivas del mundo se basan en parte importante en una flexibilidad laboral muy elevada», declaró Augusto López-Claros, coordinador del Reporte Mundial sobre Competitividad elaborado por Foro Económico Mundial. El economista, graduado en Cambridge, sostuvo que no es conveniente fomentar «la creencia de que el graduado tiene un derecho a un trabajo permanente por el resto de su vida».

Periodista: Los rubros más competitivos en la Argentina sufren fuertes retenciones a las exportaciones. ¿Cree que hay sectores buenos y malos?

Augusto López-Claros: No es que haya sectores malos, sino que es problemático tener una economía enfocada en uno en particular porque se es vulnerable al cambio en los ciclos. Hoy los commodities está en precios altos, pero si se miran series de tiempo de los últimos 30 años, hubo períodos muy malos. Por eso creo que en general la diversificación es buena. La Argentina es un país interesante, porque tiene uno de los niveles de educación más elevados de Latinoamérica. Por eso tiene una buena base y es el gran desafío de su gobierno traducirla en nuevos sectores competitivos que permitan exportaciones más diversificadas.

P.: ¿Qué opina sobre ganar competitividad a través de las depreciaciones del tipo de cambio?

A.L-C.: El valor del dólar es importante. Uno no debería permitir que el tipo de cambio en términos reales se aprecie por mucho tiempo como ocurrió en la Argentina en los 90. Recomendaría mantenerlo estable, ligeramente favorable al sector exportador, pero no una política activa que trate de fijar continuamente la moneda a un nivel depreciado. En últimainstancia, la competitividaddepende de muchos otros factores: educación, capital humano, eficiencia y sofisticación de los mercados, así como muchas otras reformas a nivel microeconómico. Deberían enfocarse en las instituciones, que junto con una moneda a un precio realista y mejoras en la productividad generan un sector exportador muy dinámico.

P.: ¿Se puede competir desde mercados laborales muy regulados?

A.L.-C.: Ciertamente que es muy importante. Las economías más competitivas del mundo, las nórdicas, los EE.UU., Singapur, se basan en parte importante en una flexibilidad laboral muy elevada. Irónicamente, o no tanto, sus tasas de desempleo son de las más bajas. Analicemos Europa, por ejemplo, donde Alemania, Francia, Italia poseen tasas por arriba de 10%, e Inglaterra, Holanda, Suiza, por abajo de 5%. Estas últimas son las más flexibles. En ellas no se fomenta la creencia de que el graduado tiene un derecho a un trabajo permanente por el resto de su vida, como sí creen los jóvenes que reclaman en Francia. El mundo no funciona hoy así. Aquellos países con contratos laborales de corto plazo y a tiempo parcial, donde no es tan costoso ajustar la planilla de acuerdo con el ciclo económico, son lo que tienen el problema más controlado. Es curioso, en Francia se han hecho encuestas sobre cuál es el trabajo ideal, y 75% de los jóvenes piensa que es trabajar para el gobierno. En cambio, en EE.UU. más de la mitad quiere tener su propia empresa, ya que tener un empleo en el sector público es poco prestigioso, es lo que se hace si no se ha podido conseguir uno entre los privados, donde pagan mejor.

Nuevamente en EE.UU., cuando una persona tiene 35 años ha tenido en promedio 10 trabajos, a lo que uno podría decir «qué inseguridad». Sin embargo, no es un indicador de precariedad laboral, ya que se trasladan voluntariamente en busca de mejores oportunidades y salarios. Ese dinamismo es lo que está por detrás del rendimiento notable de la economía norteamericana durante los últimos 15 años.

Entrevista de Martín Lalín

Dejá tu comentario