"El kirchnerismo es obsecuente"

Opiniones

El titular de la Democracia Cristiana, Carlos Traboulsi, dice que el kirchnerismo es «obsecuente», que su partido debe ser «una alternativa de poder» y explica, en diálogo con este diario, por qué de todos modos promueven el voto a Cristina de Kirchner.

Periodista: ¿Por qué piden el voto para el oficialismo si no lo llevan en las boletas?

Carlos Traboulsi: La Convención Nacional del partido decidió apoyar la fórmula Cristina-Cobos. Ahora, hay distritos que van pegando fórmulas y ocho distritos sin pegar.

P: ¿En qué coinciden con el kirchnerismo?

C.T.: Una cosa es el kirchnerismo y otra el proyecto nacional que encarnan Néstor Kirchner y Cristina, con el cual compartimos muchos lineamientos. Consideramos que hay que profundizarlo. Se logró reconstruir la Nación y es el momento de comenzar a construir la República. Es decir, el correcto y armonioso funcionamiento de las instituciones. Por ejemplo, hay que lograr la revalorización de los partidos políticos, que tengan candidatos que no surjan de la voluntad de una o dos personas, sino de la comunidad partidaria.

P.: Parece una crítica al gobierno.

C.T.:
Estas y otras cosas faltan. Hay muchas, como la construcción de la Nación que Kirchner logró y que Cristina va a profundizar. No creemos que el kirchnerismo actúe en beneficio de esta posición porque lo vemos obsecuente del poder y, por otro lado, la oposición se ha atomizado, actúa en forma espasmódica. Consideramos que hay que rescatar el proyecto nacional, pero desde otro lado, que creemos es la DC.

P.: ¿Qué cambia con su conducción en el partido?

C.T.: Electoralmente, el problema que tuvo la Democracia Cristiana en sus 53 años de vida es que siempre fue un partido testimonial y, frente al poder hegemónico del peronismo, jamás le intentó disputar el terreno electoral. A partir de mi asunción, consideramos que esta etapa testimonial ha sido superada y que ingresamos a convertirnos en una alternativa de poder. Esta es la oportunidad.

P.: ¿No era mejor que presentaran candidato propio?

C.T.: Cuando asumo como presidente faltaban 15 días para el cierre de alianzas y es imposible construir un candidato a presidente propio en 15 días. Pero el poder no se construye con candidato a presidente, hay que construirlo desde las bases.

P.: ¿Qué resultado espera el domingo?

C.T.:
Creemos que vamos a ganar tres intendencias en el país. Vamos a obtener la senadora, Susana Donatti, en Tierra del Fuego, y varios diputados provinciales y concejales; éste es el primer paso. Nosotros tuvimos a Salvador Bussaca, Carlos Auyero, Horacio Sueldo, dirigentes de primera línea que dieron testimonio en la política argentina, pero no construyeron poder. Estamos convencidos de que tenemos la oportunidad histórica de ocupar ese lugar vacío que deja el justicialismo y que está dejando el radicalismo.

P.: ¿Y en la campaña cómo les fue?

C.T.:
Dentro de la apatía general, bastante bien. En Capital Federal hay oportunidad de hacer una excelente elección, con el ingreso de extrapartidarios como Rabanaque Caballero, Patricia Siracussano, que renunció a la UCedé, y el «Chango» Farías Gómez que viene del ámbito de la cultura. Una pluralidad que nos convence de que haremos una excelente elección.

Dejá tu comentario