Guía para salvar a emprendedores y pymes de la catástrofe comercial

Opiniones

Los consumidores podemos ayudarlos a sortear la crisis con el menor impacto posible. Paso a paso, cómo se puede ayudar a evitar un derrumbe de ventas.

Corren tiempos difíciles para todos. Mientras que los esfuerzos a nivel mundial están puestos en desacelerar los contagios y en aumentar las medidas preventivas, situaciones como la del COVID-19 también golpean fuertemente la economía. Especialmente, al comercio de los emprendedores y las pymes.

En países como Italia y España, la cuarentena impuesta para mitigar los efectos del coronavirus obligó a modificar los hábitos de consumo. De partida, paralizó los comercios y suspendió los eventos. Emprendedores en las áreas de turismo y gastronomía, como cafés, restaurantes y negocios locales se están viendo seriamente afectados.

Podríamos pensar que los emprendedores con una pata en lo digital están fuera del ojo de la tormenta. ¿Cómo podría un virus afectar a alguien que ofrece sus productos o servicios a través de una tienda de comercio online, cierto? Al parecer, mucho.

Se dice que el miedo paraliza y evidentemente también alcanza al comercio electrónico: son muchos los emprendedores que están sufriendo baja demanda y recibiendo menos compras. Muchos otros están experimentando problemas con sus proveedores, que no pueden o no quieren hacer las entregas en los tiempos estipulados. Ni hablar si parte del stock depende de insumos procedentes de países como China, India o Europa en general, porque ya sabemos que las máquinas del gigante asiático están paradas desde hace rato. Algo similar ocurre con la entrega de mercadería: se prolongan los tiempos de envío e incluso, en algunos casos, el costo de transporte se dispara.

En la Argentina, por suerte, la situación aún no escaló a esos niveles. Algunos emprendedores, es cierto, ya se están preparando: es el caso de unos emprendedores que tradicionalmente ofrecen comidas listas y congeladas a consumidores finales. De cara a las recientes medidas y al distanciamiento social sugerido, decidieron ampliar el servicio a las empresas para que puedan acercar el beneficio de comidas a los empleados que trabajen de manera remota.

Muchos otros, sin embargo, estarán en la primera línea de la trinchera. Acostumbrados a una economía del día a día y sin reservas, puede que algunos, incluso, tengan que tomar medidas extremas y que pondrán en riesgo sus negocios y el comercio.

#EsteVirusLoParamosUnidos, dijeron al unísono los diarios más importantes de España. Y aplica también para nosotros: hoy más que nunca, el apoyo que podamos ofrecer a los emprendedores y las pymes es crucial.

Cómo superar la caída del comercio por el coronavirus

Como consumidores, podemos ayudarlos a sortear la crisis con el menor impacto posible.

  • Para empezar, podemos elegir dónde comprar. Podemos optar por almacenes de barrio y apoyar a los emprendedores locales respetando el distanciamiento social solicitado.
  • También podemos aumentar su exposición, compartir sus posteos en las redes sociales y etiquetarlos en los productos que recientemente hayamos adquirido.
  • Darles visibilidad entre nuestra red de contactos, fomentar el boca a boca digital. Podemos escribirles para decirles cuánto nos gusta y apreciamos su trabajo, para mostrarles empatía y apoyo.
  • Ante la crisis: unidad, calma y acciones.

Estas son solo algunas ideas para apoyar a los emprendedores, pero seguramente podamos seguir nutriendo la lista. Seamos más generosos, sigamos cuidándonos entre todos y trabajando juntos por una Nación emprendedora.

*Director ejecutivo de la Asociación de Emprendedores de Argentina (ASEA).

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario