Incentivar el compromiso, el desafío que enfrentan los líderes frente a la Generación Z

Opiniones

Se vuelve imprescindible que las organizaciones aprendan a dialogar para motivar y retener los talentos. Ofrecer crecimiento profesional dentro de la estructura, crear un clima de trabajo inclusivo son algunas de las acciones motivacionales que se deben implementar.

En muchas columnas de opinión suelo leer cómo las organizaciones, mediante acciones y beneficios, pueden generar en sus miembros el interés y el sentimiento de querer formar parte de ellas. Pero en ninguna se explica por qué las organizaciones y sus líderes deben readaptarse a los tiempos que corren y repensar cómo hacer para que los integrantes “se pongan la camiseta”.

Contar con centennials y millennials en los equipos genera una cuota extra de nuevas ideas que se alinean con el contexto social a nivel mundial.

Es que los más jóvenes están formateados en un idioma innovador que es el que nos piden nuestros clientes en Grupo CETA: ellos ya tienen inculcada la igualdad y la inclusión, y esto es una ventaja altamente competitiva porque la diversidad enriquece aportando múltiples perspectivas.

A la hora de motivar, premios o beneficios extras pueden servir como valor agregado pero para los centennials, que componen la llamada “Generación Z”, todo pasa más rápido y estas herramientas pueden no ser suficientes.

Es aquí donde los líderes pueden encontrar dificultades a la hora de motivar a sus equipos y se vuelve imprescindible que las organizaciones afinen el ojo y aprendan cómo dialogar para motivar y retener los talentos. Deben articular un diálogo inteligente e interesante para hacer que quieran seguir formando parte de la organización.

Algunas de las herramientas para hacerlo que sugerimos en Grupo CETA son los planes de corto plazo y cumplibles; y la validación permanente del plan de carrera.

Ofrecer crecimiento profesional dentro de la organización cuando se tiene poca o nula experiencia laboral, desempeñarse en un clima de trabajo inclusivo en el que todos puedan aportar su visión de vida, ser reconocidos, personal y económicamente son algunas de las acciones motivacionales que nos comparten nuestros miembros centennials en Grupo CETA. Escucharlos es la clave para que líderes y equipos se enriquezcan mutuamente.

CEO de Grupo CETA

Dejá tu comentario