Para inversores: las seis claves para vencer al S&P500 en 2021

Opiniones

Con un mercado tan sobrevalorado, apelar a la selectividad y buscar inversiones de alto valor a buenos precios es el gran desafío para obtener rendimientos por encima del S&P500.

Hasta hace unos días, nada parecía detener a Wall Street. Los principales índices bursátiles tocaban nuevos máximos históricos y los niveles de volatilidad se mantenían en zona de mínimos.

Sin embargo, la incertidumbre comenzó a tomar forma desde que Janet Yellen, la secretaria del Tesoro de Estados Unidos, hizo declaraciones sobre el posible sobrecalentamiento de la economía estadounidense, y la posibilidad de que la Reserva Federal (Fed) comience a incrementar las tasas de interés de forma gradual.

Yellen luego intentó desdecirse, pero ya era tarde: el mercado no se lleva bien con el aumento de las tasas de interés, sobre todo el Nasdaq, el índice que refleja la performance de las acciones en crecimiento, que cayó más del 4% desde sus máximos.

La política monetaria flexible de los bancos centrales fue lo que impulsó el rally desde que comenzó la pandemia. Con lo cual, bajo este panorama incierto, hay dos realidades que deberíamos contemplar y un plan de acción para salir ilesos en caso de que esto ocurra.

Más ganancias, pero… ¿es sostenible?

La temporada de balances está demostrando que las empresas son capaces de seguir generando ganancias, incluso, en tiempos de incertidumbre.

Según los datos proporcionados por FactSet Research Systems Inc., una compañía estadounidense que brinda datos financieros desde hace más de 40 años, el 60% de las compañías del S&P500 ya informaron sus números trimestrales y el 86% de ese conjunto de empresas, superaron las expectativas de ganancias.

S&P 500 1.jpg

Asimismo, la tasa de crecimiento de las ganancias del S&P 500 alcanza el 45,8% en el primer trimestre de 2021. Si se mantiene en este porcentaje al finalizar la temporada de balances, podría ser la tasa de crecimiento de ganancias interanual más alta reportada por el índice en los últimos 10 años (55,4% en el primer trimestre de 2010).

S&P 500 2.jpg

De hecho, se espera que las ganancias de las empresas del S&P 500 para el segundo trimestre se incrementen un 4,2%, lo que sería el segundo aumento más alto en las estimaciones de ganancias desde el año 2002.

Buscar valor donde no lo hay

Que las ganancias se incrementen, no es suficiente. Hay que determinar cuánto estamos pagando por cada dólar que las compañías generan. Según Warren Buffett, uno de los inversores más prestigiosos de todos los tiempos, existe una manera sencilla para medir cuán caro (o barato) está el mercado.

En 2001, en una entrevista en la revista Fortune, dio origen a lo que hoy se conoce como el “Indicador Buffett”. Se trata de una métrica que mide la valoración total del mercado estadounidense con el tamaño de la economía de ese país.

En otras palabras, es un valor que surge de dividir la suma ponderada de la capitalización bursátil de todas las compañías estadounidenses y el PIB de Estados Unidos (Wilshire 5000 Full Cap Price Index). Cuanto más alto es este indicador, menos valor se puede encontrar en el mercado.

En la actualidad, esta relación alcanzó el 200%, el mayor nivel de la historia. Incluso, por encima de la relación del 160% que alcanzó en el año 2000 con la burbuja de las puntocom. Con lo cual, según este indicador, el mercado estaría muy sobrevalorado.

Pero, estar afuera del mercado, tampoco pareciera ser una buena idea. Sin ir más lejos, Buffett mantiene 47 acciones en cartera, aunque siendo más selectivo e incrementando la posición en las acciones que considera más atractivas a precios actuales.

Sabiendo que las valuaciones actuales en el mercado son muy exigentes, la clave es encontrar inversiones que nos proporcionen un buen margen de seguridad. Es decir, que coticen por debajo de su valor justo.

El mismo Peter Lynch, el inversor estadounidense que gestionó el fondo Magellan de Fidelity Investments, y logró duplicar el rendimiento del índice S&P500 entre 1977 y 1990, dijo alguna vez: “No persigas ganancias por inversiones de poco valor”.

Como inversores, debemos esperar que en los próximos años estos rendimientos tiendan a ser menores, ya que existe el riesgo de que, en algún momento, haya un sobrecalentamiento de las economías mundiales. Las expectativas de inflación están anticipando que el mundo deberá enfrentar grandes desafíos financieros, y el mercado alcista de las acciones podría desacelerarse.

De hecho, para los analistas de Bank of América (BofA), un inversor que hoy compra un fondo indexado al S&P500, podría tener un margen de ganancias muy acotado durante los próximos 10 años. En el peor de los casos, tendría una alta probabilidad de sufrir pérdidas.

Y aunque las altas valuaciones que tienen las acciones en este momento podrían continuar por uno o dos años, según el modelo de análisis de BofA en base a las estadísticas históricas, las valuaciones actuales explicarían entre el 60% y el 90% de los rendimientos de los próximos 10 años.

En este sentido, la relación precio / ganancias (Price earning ratio o PER, por sus siglas en inglés) de 25 veces, arroja una tasa de rendimiento anual esperada del 2% anual para el S&P 500 durante los próximos 10 años.

Con un mercado tan sobrevalorado, apelar a la selectividad y buscar inversiones de alto valor a buenos precios es el gran desafío para obtener rendimientos por encima del S&P500.

Si bien es importante tener un fuerte criterio analítico para detectar buenas oportunidades de valor, hay seis indicadores que considero fundamentales antes de invertir en una acción en la actualidad:

  1. Management idóneo y con trayectoria en el negocio;
  2. Venta competitiva en el sector;
  3. Múltiplo de ganancias atractivo con respecto a la industria y a su métrica histórica;
  4. Alta capacidad para generar efectivo;
  5. Bajo nivel de endeudamiento;
  6. Planes de recompra de acciones propias.

Si analizas e identificas negocios que cumplen con estas características, estarás un paso por delante del resto.

Dejá tu comentario