14 de septiembre 2023 - 11:34

Milei no brinda gobernabilidad

En caso de ser presidente, Milei no tendría gran poder de fuego en el Congreso.

En caso de ser presidente, Milei no tendría gran poder de fuego en el Congreso.

Mariano Fuchila

Hablando de fenómenos políticos, curiosamente se han establecido analogías entre Perón y Milei. Ciertos analistas políticos han estado enseñando que, en 1946, Perón tenía en contra la Unión Democrática, los medios de comunicación, el campo, la industria, los estudiantes, los intelectuales, y las dos potencias de la post guerra. Todo este preámbulo, como si Milei tuviera los mismos antagonismos y el mismo comienzo que Perón. Para empezar Perón era un destacado oficial del Ejército argentino, temido y hostigado por Winston Churchill. Perón es a Milei, lo que Thomas Jefferson a Donald Trump. Es increíble lo perezosos que se han puesto los buscadores de coincidencias forzadas. Nos recuerdan a Luis Majul que encontraba “ciertas similitudes entre Macri y Nelson Mandela”.

Milei sucede como producto de los medios, en momentos que la antipatía de toda la franja de su esfera ideológica arde de rencor, actualmente cuenta inclusive con el apoyo de Mauricio Macri, que, entre otras cosas buscaría inmunidad diplomática. Blumberg insistió en la venta de candidaturas de Milei y aseguró que quiere ir a la Justicia (ámbito, 25 de julio 2023). El término jurídico “inmunidad diplomática” se refiere a la dispensa de penas e incluye el derecho de los diplomáticos y sus familias a no ser llamados a juicio ni estar obligados a testificar en un país extranjero. Milei encontró otro nicho fenomenal.

En las universidades americanas hablan con mucha vergüenza de predecesores de Milei, porque del asalto al Capitolio no se vuelve. El mundo occidental aún recuerda a Hitler y Mussolini. Estos nuevos rebeldes violentos, se valieron del cambio social de las nuevas generaciones, y de un proceso de despolitización global inédito. A su vez los adultos también estamos hartos de ciertos individuos que ocupan cargos jerárquicos invariados en la política. En parte, ellos hicieron posible el fenómeno Milei.

EL NEGOCIO DE MILEI

Contar con mil fans en YouTube, en algunos países puede suponer ingresos de hasta u$s 100.000 al año. Las micro popularidades convirtieron a Milei en celebridad. Lo que parecía ilógico ya no lo es. Actualmente las personas invierten su tiempo sin límites en las redes sociales, y esta es una de las consecuencias de los riesgos.

Un promotor de redes de Milei es diputado nacional, han construido su propia audiencia para vivir de ella y lo hacen, directa o indirectamente. Dado que han ganado dinero creando contenidos y sumando seguidores, fueron por la política y, según Blumberg, comercializan cargos. El político Carlos Maslatón, explicó en un programa de televisión que se venden investiduras, y la valuación se realiza por (DCF) Flujo de Fondos Descontados

La realidad es que, desde el fenómeno Macri en la Argentina, se ha implantado una cultura con lenguaje adolescente y carácter patibulario que incentiva el amor al dinero, el egoísmo y el cortoplacismo, generando entornos tóxicos. Podríamos llamarla, “la cultura Raymond Reddington”, que es la antítesis de la de nuestros “héroes de Malvinas”. Trajeron el individualismo, que funda sus cimientos en las decisiones autónomas, la diferenciación y la auto responsabilidad (Tilly). “Las personas fueron creadas para ser amadas y las cosas fueron creadas para ser usadas” … “las cosas estan siendo amadas y las personas estan siendo usadas” (Jonathan Moldu).

Estos moceríos conferencian de “los mercados” y “el mundo el sector privado” como si tuvieran experiencia. Parlamentan de negocios, ignorando que los empresarios que llegan a ser notorios en el mundo desarrollado, participan en las decisiones del pais por su ejemplaridad, no por su rapacería. Donald Trump es la excepción, no la regla. Si se les consciente el debate, aceptando que el mercado de órganos es un mercado más, pronto el mercado de la pedofilia podría ser legal, como lo era en Filipinas.

El marketing aplicado a la política a través de redes y medios, convirtió una pandilla de vagos en una marca, y ahora estableció una etiqueta patológica. Milei está centrado en sí mismo, no escucha ni tolera una opinión distinta y, habla en parte, para personas enojadas e intolerantes, juventudes centradas en sí mismas. Encontró su primer nicho y se ciñó a él y, hay que decir que trabaja duro, hasta el agotamiento. Se esforzó y ha sido constante. Identifico un target y, se concentró en hablar de lo que “ese target necesita”. Introdujo lo que ellos necesitaban oír y lo comunicó en planos distintos, a través de emociones.

Milei hizo que cierta parte de la ciudadanía no necesitara salir a buscarlo, el los encontró con los contenidos que instaló. Lamentablemente, los seres humanos tendemos a creer lo que vemos, escuchamos o leemos.

LOS VALORES DE MILEI

Muchas vicisitudes que plantean las lógicas de Milei son cuestionables en un pais con 85% de cristianos, como el espiritismo de mascotas muertas, o la gloria de cuadrúpedos… “22 profesando ser sabios, se hicieron necios, 23 y cambiaron la gloria del Dios incorruptible en semejanza de imagen de hombre corruptible, de aves, de cuadrúpedos y de reptiles” … (Romanos, cap. 1, ver. 22 y 23). Milei, le ha dedicado su victoria en las elecciones primarias a “sus hijitos de cuatro patas”, luce como un individuo sin afectos humanos, ha expresado que aborrece a sus padres, es violento, carece de valores nacionales (moneda, ríos, Malvinas). Da un discurso “pro Fuerzas Armadas y de Seguridad”, pero quiere destruir el Estado que le paga el sueldo a los soldados.

Milei no tiene una propuesta de valor clara y consistente, solo tiene claro lo que quiere recibir, y esto es “la adoración de sus fanáticos”, y vivir la vida que le permite estar en la cresta de la ola.

LA REALIDAD SI GANA MILEI

Si Milei gana en primera o segunda vuelta su gran problema será la gobernabilidad, las cosas que ha dejado conocer requieren “manu militari”. No tendría mayoría propia en el Congreso, no tendrá control de gobernadores e intendentes.

Los escenarios de ingobernabilidad son extremadamente altos porque la represión no es una opción en la Argentina, quedó demostrado en 2001. Bullrich lo dijo: “si Milei gana, dura dos meses y vuelve el peronismo”. Patricia se auto excluyó, en realidad, ella tampoco ofrece gobernabilidad.

Director de Fundación Esperanza. https://fundacionesperanza.com.ar/ Profesor de Posgrado UBA y Maestrías en universidades privadas. Máster en Política Económica Internacional, Doctor en Ciencia Política, autor de 6 libros

Dejá tu comentario

Te puede interesar