5 de julio 2005 - 00:00

Raro debate de clase

(El lanzamiento de Enrique Olivera como candidato del partido de Elisa Carrió a legislador porteño es por lo menos una originalidad en política. Más cuando el perfil del ex secretario de Estado de Raúl Alfonsín, ex jefe de Gobierno con De la Rúa, ex presidente del Banco Nación con éste y con Duhalde, reflota en la opinión pública algunos equívocos de clase poco frecuentes en la Argentina, que intentó explicar por radio. Ayer lo hizo con Marcelo Zlotogwiazda en la FM «Rock & Pop».)

Enrique Olivera
Enrique Olivera
PERIODISTA: Usted es un hombre de la aristocracia, es un hombre muy honesto, pero es un hombre de ideas conservadoras. ¿Cómo hace para conjugar todo esto con un partido que, no sé si sólo por parte de la dirigente principal, sino fundamentalmente muchos dirigentes de segunda y tercera línea quieren darle un tinte progresista?

Enrique Olivera: Me causa gracia porque ideas conservadoras yo no tengo, nunca las he tenido. Lo que sucedees que, ayer lo decía Elisa Carrió, hay un prejuicio de clase. Cuando uno proviene de determinados sectores sociales, imaginan que es conservador.

P.: ¿Qué es usted?

E.O.: Yo soy radical.

P.:. ¿Y el radicalismo qué es?

E.O.: El radicalismo, como decía Ricardo Rojas, debe estar en la sociedad y está en la sociedad como el corazón en el cuerpo: en el centro, pero con la punta hacia la izquierda. Y yo he compartido ese posicionamiento y tengo la absoluta convicción, en primer lugar, de que es imprescindible una lucha en todos los frentes contra la pobreza.


P.:
¿Se definiría, entonces, como un candidato de centroizquierda?

E.O.: No sé si de centroizquierda o de centroderecha. Yo creo que los ejes ya no pasan por ese tipo de categorizaciones. Acá hay una cuestión de fondo que es la orientación moral. Yo creo que ése es un eje nuevo, que tiene que ver con quienes actúan en forma transparente y quienes dejaran de hacerlo. Ahora, si usted me dice que estoy más cerca del centroizquierda, le digo que sí.


P.:
Dentro de lo que era el radicalismo, usted siempre trabajó con De la Rúa, que estaba considerado más bien el ala de centroderecha de la UCR...

E.O.: Yo trabajé con De la Rúa en la Ciudad. Lo reemplacé a De la Rúa en la Ciudad, tenemos opiniones distintas en muchas cosas y parecidas en otras. El común denominador es la coexistencia en el partido radical, donde también militaba Elisa Carrió, entre tantos otros, ¿no?


P.:
¿Qué opinión tiene, Olivera, sobre la gestión del actual Gobierno?

E.O.: Me parece muy floja. Francamente, por donde uno lo mire. Si uno empieza a revisar, no sé, lo que sea, pero empecemos por la obra pública, las demoras, especialmente en las tres grandes obras públicas de la Ciudad, que son las obras para los subterráneos, las obras contra las inundaciones y las obras viales, fundamentalmenteel anillo vial, vemos que cada vez que va Aníbal Ibarra a la Legislatura, cada año a presentar su plan de gobierno, lo presenta como si fuera la primera vez que asume.


P.:
¿Y sobre el gobierno de Kirchner?

E.O.: Yo diría, hay cosas que se han hecho bien...


P.:
Por ejemplo...

E.O.: Yo creo que en materia económica se ha trabajado bien. Y no me gustan los riesgos que hay para la República como consecuencia de la actitud del Presidente.

P.: ¿Están cocinando una presentación jurídica, tratando de impedir que el peronismo vaya separado, Cristina, Chiche, y de esa manera acaparen las tres senadurías de la provincia de Buenos Aires en una movida que podría calificarse, desde cierto punto de vista, como antidemocrática?

E.O.: No conozco lo que se está haciendo en la provincia de Buenos Aires. Lo que le puedo decir es que ese desdoblamiento del justicialismo, si el objetivo fuera tomar las tres senadurías, es francamente violatorio del espíritu, por lo menos, de la Constitución.

Dejá tu comentario

Te puede interesar