Psicología: los efectos traumáticos de la concentración de la riqueza

Opiniones

Para la clínica psicoanalista preocuparse por el malestar de la época que le toca vivir es parte de su trabajo. Dado que no hay clínica posible sin contexto. El psicoanálisis es una práctica, una praxis que tiene que estar a la altura de la subjetividad de la época actual.

Para la clínica psicoanalista preocuparse por el malestar de la época que le toca vivir es parte de su trabajo. Dado que no hay clínica posible sin contexto. El psicoanálisis es una práctica, una praxis que tiene que estar a la altura de la subjetividad de la época actual.

En primera instancia, en nuestro mundo, tenemos la obscena concentración de la riqueza, que está produciendo más muertes que un virus. Por otro lado, el mundo pandémico que estamos atravesando y dejando atrás. Y por último, la guerra y sus consecuencias, que evidentemente no nos permitió una tregua en esta realidad poco predecible. Estos aconteceres producen, en mayor o menor medida desgaste psíquico, por eso estamos tan cansados y por momentos abatidos y angustiados.

Sobre la pandemia, diremos que ha demostrado que estábamos más preparados para una guerra nuclear que para enfrentar un virus. Que nos golpeó severamente en el narcisismo del cientificismo, no todo podemos controlar o manejar, no hay garantías. Hoy sabemos que la sorpresa es traumática y que rápidamente podemos entrar en un mundo que creíamos imposible e impensable. También, desnudo que la obscena concentración de las vacunas es pariente directa de la concentración de la riqueza. Situación denunciada por la OMS y ONU, hasta el cansancio.

Sobre la concentración de la riqueza diremos que se encuentran ligadas a la pulsión de muerte, al goce oscuro y básicamente a la crueldad humana. Además, es uno de los mayores problemas que enfrenta la humanidad. Muy pocos tienen mucho y muchos tienen muy poco. Para peor, estos empresarios multimillonarios se presentan como modelos a seguir y como ideales de la época. Justifiquemos nuestro decir, el último informe de riqueza global 2021, publicado por Credit Suisse, reveló que el 45,8% de la riqueza de todo el mundo está concentrada en una mínima porción de la población, que equivale a 1,1%. Son tan pocos que los podemos contar. Además, los multimillonarios pagan pocos impuestos. Lo que demuestra es que son sujetos crueles que no quieren compartir, ni ser solidarios.

Según la ONU, solo el 2% de la fortuna del responsable de Tesla y SpaceX, ayudaría a aliviar la crisis del hambre en el mundo. La desigualdad en el mundo está profundamente arraigada y naturalizada alcanzado un nivel escandaloso y obsceno. Los 2153 multimillonarios que hay en el mundo poseen más riqueza que 4600 millones de personas (un 60% de la población mundial), según revela el informe de Oxfam.

Asimismo, el estilo de vida de los empresarios ricos está acelerando el cambio climático. El 10% más rico del mundo fue responsable de alrededor de la mitad de las emisiones globales de efecto invernadero, según un informe de 2020 del Instituto de Medio Ambiente de Estocolmo.

Estudiando el psiquismo de estos acaudalados en más, en un principio pensamos que eran acaparadores que sentían placer concentrando vienes y poder. Sin embargo, también pueden gozar produciendo hambre y dolor. Son sujetos crueles e insensibles que desconocen radicalmente a los otros. ¿Esta es la élite de la humanidad? ¿Estos son el ejemplo a seguir? ¿Estos son los Gurú del mercado? Preguntas que cada uno de nosotros nos tendremos que responder.

Estas conductas matan, según la OMS, el 75% de los suicidios se producen en países pobres o en vías de desarrollo. No se trata de ser dramáticos. Se trata de desnaturalizar estas problemáticas para poder objetivarlas y pensarlas para poder ganar márgenes de libertad. Nos toca a nosotros saber qué hacer con esta nueva realidad. Estamos a tiempo de construir un mundo diferente. Porque es nuestro mundo y el mundo futuro de nuestros hijos y nietos que está en juego.

Por último, no hay salud mental posible si muy pocos tienen mucho y muchos tienen muy poco.

Psicoanalista. Psicólogo clínico. Lic. en psicología (UBA). Presidente y Fundador de la Asociación Argentina de Salud mental (AASM). Miembro vitalicio de la Word Federation for Mental Health (WFMH). Miembro del Órgano de revisión de la Ley de Salud Mental (ONR)

Dejá tu comentario