Turismo: cómo cambiará la industria y cuál será la nueva forma de viajar

Opiniones

Bloqueos de vuelos, aeropuertos cerrados, movilidad interna limitada, fueron sólo los primeros efectos que desató la cuarentena en todo el mundo. En el contexto Covid el turismo fue una de las industrias más afectadas.

¿Cómo será el turismo en los próximos años?. ¿Cuántos de los cambios que estamos viviendo hoy en día perdurarán y se convertirán en el nuevo normal?.

A través de diseño de futuros podemos plantear escenarios que nos permiten ser más certeros en los proyectos de transformación, optimizando la inversión.

La digitalización de algunas experiencias se aceleró de manera intempestiva. Recorrer de manera virtual museos, ciudades y hasta atracciones naturales eran temas de exploración en la industria. La pandemia, al bloquear totalmente la posibilidad de viajar, hizo que esta sea la única experiencia válida.

Ahora todos estamos igual de lejos - o cerca - de todo el mundo, todos estamos a un par de clicks de distancia. Esta situación, que tarde o temprano se superará, deja abierto un mundo de oportunidades.

Los que tengan recursos seguirán viajando, pues la experiencia física sigue siendo preponderante, pero la digitalización de recorridos puede ser una buena opción para el famoso long-tail. Surgirán modelos de negocio de viajar sin viajar aprovechando la infraestructura que emergió en la pandemia, democratizando la exploración del mundo y las culturas.

Otra de las grandes incógnitas de la pospandemia es la distancia social. El escenario más probable es que el cuidado en pos de disminuir la posibilidad de contagios de enfermedades (sea Covid u otras) perdure. Las compañías de transporte - desde aerolíneas, hasta micros - deberán replantearse los espacios y las medidas de prevención.

Los resorts deberán asegurar a sus pasajeros que las áreas comunes no están sobrepobladas durantes su estadía y que las condiciones de higiene se cumplen. Para dar tranquilidad a los pasajeros estarán obligados a incorporar tecnología que certifiquen estas cuestiones. En algunos países esto será requerido por regulaciones estatales, mientras que otros lo incorporarán como un sello distintivo de su calidad de servicio.

Está claro que los viajeros demandarán ahora y más que nunca una experiencia segura de comienzo a fin, ya sea en términos digitales o físicos. Y en ese sentido, como parte de los desafíos futuros, la industria deberá replantear sus lineamientos de competencia y benchmark desde una mirada global y mayormente colaborativa, invitando a generar alianzas estratégicas con nuevos players que puedan aportar nuevas skills y miradas, tanto desde el plano de la salud física como mental, dado que la sensación de seguridad percibida es tan importante como la seguridad que efectivamente se brinda, hasta sinergias con empresas de gaming, IoT y AI para que puedan mejorar la propuesta físico-digital (phygital) para diversos segmentos etarios en contextos cambiantes y no predefinidos.

Con el diseño de futuros podemos plantear escenarios como los descriptos que nos permitan adelantarnos a contingencias y explotar oportunidades. Las tendencias -comportamientos sostenidos en el tiempo-, sumadas a las señales -hechos disruptivos actuales-, nos dan ideas de evolución de la industria en distintos planos. Los escenarios son infinitos y cada organización debe definir el suyo. La metodología de diseño de futuros invita a abrirse a preguntas incómodas y explorar respuesta factibles para tomar acciones inteligentes hoy mismo.

(*) En coautoria con Enrique Cortés Funes, autores del libro Diseño de futuros

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario