Warren Buffett jugó unas fichas a la ruleta

Opiniones

Warren Buffett esta semana ganó u$s 800 millones en un solo día, dándoles una bofetada en la cara a todos los millennials.

Esta semana Warren Buffett ganó 800 millones de dólares en un solo día, dándoles una bofetada en la cara a todos los millennials. Y sin que ellos se dieran cuenta. Lean esta nota que les voy a contar todo.

Pero antes, una pequeña aclaración. Lo que están por leer es sólo una señal que nos muestra que la bolsa de EEUU vive un momento de locura total. Esto termine mal y pronto. Algunas señales se están empezando a manifestar. Atención: estar comprados hoy es más riesgoso que nunca antes en la historia.

Volvamos a la historia de esta semana.

Una de las grandes noticias de estos días en Wall Street fue el IPO (oferta pública inicial de acciones) de Snowflake, una empresa tecnológica que da servicios en la nube.

Los millennials, que creen haber encontrado la fórmula para hacer dinero con la premisa de que el mercado sólo puede ir para arriba, salieron en masa a comprar acciones de Snowflake.

¿Y cómo hizo Warren Buffett para ganar 800 millones de dólares en un rato?

Para entenderlo, déjenme que les explique cómo funciona una oferta pública inicial de acciones. Cuando una empresa empieza a cotizar en bolsa, no comienza a vender directamente sus acciones en el mercado abierto.

Esa empresa contrata a algún agente de colocación (un banco) que consigue compradores institucionales que compran esas acciones a un precio determinado, que se conoce como el precio de IPO.

Luego son esos actores los que ofrecen las acciones en el mercado secundario, y ahí recién es cuando el inversor minorista puede comprar las acciones de la empresa.

Entonces, ¿qué hizo Warren Buffett? De alguna manera, se aprovechó de los millennials porque al ser inversor institucional pudo comprar antes.

Con su compañía (Berkshire Hathaway) compró un poco más de 6 millones de acciones al precio de IPO, u$s 120.

Cuando las acciones de Snowflake comenzaron a cotizar en la bolsa, lo hicieron a u$s 245, más del doble. Llegaron a tocar un pico de 319 y cerraron la semana en u$s 240.

Un dato que les dejo de yapa: la última vez que Buffett invirtió en un IPO fue hace 64 años, cuando Ford salió a cotizar.

¿A qué se dedica Snowflake? Básicamente ofrece un servicio de almacenamiento de datos en la nube.

La industria de los servicios en la nube hace tiempo que es una de las más buscadas por los inversores de tecnología.

Si a eso le sumamos una horda de millennials que se incorporaron recientemente en el frenesí del mercado y el respaldo de Warren Buffett tenemos un cóctel explosivo perfecto.

Acá abajo podemos ver cómo vienen evolucionando las ventas trimestrales de Snowflake:

Boggiano 1.jpg

Las ventas vienen subiendo con fuerza, aumentando en promedio entre 20% y 25% por trimestre. No hay dudas que es una compañía en pleno crecimiento.

Pero acá empiezan los problemas. Como es casi una regla para los unicornios, Snowflake no está ganando dinero.

En el primer semestre de 2020 tuvo ventas por 242 millones de dólares, pero el resultado de la empresa fue una pérdida de 171 millones.

La principal variable que explica las pérdidas son los 190,5 millones de dólares gastados en costos de ventas y marketing. Es decir, está creciendo mucho pero porque destina fortunas en publicidad para mantener ese crecimiento.

Y esto no es lo peor. Lo más ridículo es la valuación que tiene la empresa.

Tomando el precio de cierre del viernes de u$s 240, Snowflake tiene una capitalización bursátil de 66.600 millones de dólares.

Si tomamos las ventas de los últimos cuatro trimestres, la empresa está valuada hoy en 165 veces ventas.

Sí. Leyeron bien. Quien compró Snowflake a u$s 240 está pagando 165 veces la facturación del último año de una compañía que pierde dinero.

Imagínense si tienen un negocio y alguien les ofreciera comprárselo pagando 165 veces lo que vendieron en el último año. Esta es la locura que vive el mercado hoy.

En definitiva, si bien estamos ante una empresa que tiene un buen crecimiento, la valuación es un disparate, más que nada teniendo en cuenta que lo que ofrece Snowflake no es para nada disruptivo y hay muchas otras empresas que ofrecen servicios similares.

Nada de esto es casual. La montaña de liquidez que inyectó la Fed y la enorme recuperación del mercado desataron una nueva ola de IPOs de empresas que buscan aprovechar el momento y las valuaciones por las nubes.

De hecho, el número de empresas que salió a cotizar en bolsa en agosto fue el más alto desde agosto del año 2000:

Boggiano 2.jpg

Como decía al principio, estamos en un momento de delirio y esto nunca termina bien.

El problema que tendrá Buffett será cuando el castillo de naipes se desmorone y no pueda vender sus acciones. De cualquier manera, hay que tener presente que la inversión que hizo Berkshire Hathaway en Snowflake representa menos del 0,5% del total de los activos bajo administración de la compañía. En definitiva, se trata de unas pequeñas fichas que Warren decidió ir a jugar al casino.

Por último, quiero invitarlos especialmente a que descarguen gratis un informe especial sobre el oro y la plata en este link, que contiene un portafolio de mineras diseñado especialmente para tener retornos muy superiores a simplemente comprar estos metales.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario