25 de noviembre: las violencias de género que no vemos

Política

es importante mencionar que la realidad es mucho más compleja, porque la mayoría de las mujeres están atravesadas por más de un tipo de violencia.

Desde el año 2000, a partir de una resolución de la Asamblea General de Naciones Unidas, cada 25 de noviembre se conmemora el Día Internacional de la Eliminación de la Violencia contra la Mujer, que da inicio a 16 días de activismo. Este año, desde Grow proponemos visibilizar cuáles son los tipos de violencia existentes así como también, reflexionar sobre su impacto en la vida de las mujeres.

La legislación argentina

Nuestro país cuenta desde 2009 con la ley 26.485 de protección integral para prevenir, sancionar y erradicar la violencia contra las mujeres en los ámbitos en que desarrollen sus relaciones interpersonales. La normativa, establece y define 5 tipos de violencia existentes: física, psicológica, sexual, económica y patrimonial, y simbólica. A su vez, también explicita 6 modalidades mediante las cuales estas violencias se expresan: doméstica, institucional, laboral, contra la libertad reproductiva, obstétrica y mediática.

Sin embargo, es importante mencionar que la realidad es mucho más compleja, porque la mayoría de las mujeres están atravesadas por más de un tipo de violencia. Por ejemplo, la violencia física suele darse en simultáneo con la violencia psicológica y en ocasiones también con la económica, produciéndose un círculo vicioso del que es muy difícil escapar.

A su vez, las violencias a las que están expuestas las mujeres suelen repetirse en los distintos espacios en los que se desenvuelven. Por ejemplo, la violencia simbólica – mensajes que transmiten y reproducen dominación, desigualdad y discriminación–, puede tener lugar en el ámbito doméstico, pero también en el laboral y el mediático.

Desde Grow consideramos que lograr la autonomía económica de las mujeres es fundamental para garantizar que puedan vivir una vida libre de violencias. Sin embargo, las estadísticas muestran que para lograr la igualdad de género en el mundo del trabajo todavía queda un largo camino por recorrer.

Violencia económica en el mundo del trabajo

Al focalizarnos en el ámbito laboral, observamos –entre otras problemáticas– la existencia de una brecha salarial en perjuicio de las mujeres, esto es “la percepción de un salario menor por igual tarea, dentro de un mismo lugar de trabajo” (Ley 26.485).

En este sentido, según el Observatorio de Políticas de Género y Sindicatura de la Nación los varones ganan un 30% más que las mujeres en los trabajos formales y un 35,6% más en los informales. Estos porcentajes varían según la actividad y su grado de feminización. Así, según un informe de la Superintendencia de Riesgos del Trabajo (2020), en la enseñanza superior las mujeres ganan un 3% menos, y en los servicios de transporte, un 20% menos.

Para eliminar la violencia de género es necesario entender la interrelación entre las tipologías y modalidades, para promover políticas que permitan a las mujeres contar con recursos propios y en igualdad de condiciones que los varones. Solo de esta manera podrán ser libres de elegir los espacios en los que desarrollarse y las personas con las que vincularse.

(*) Coordinadora de comunicación de Grow, género y trabajo www.generoytrabajo.com

Dejá tu comentario