Analizan suspender los vuelos internacionales de Aerolíneas Argentinas que no son rentables

Política

"No está previsto dar de baja por ahora ninguna ruta, lo que sí está previsto es fortalecer la conectividad con aquellas regiones y países donde más turismo receptivo tenemos, por ejemplo, Brasil, Colombia, entre otros", respondió el titular de Aerolíneas Argentinas, Mariano Recalde a la pregunta de ámbito.com en referencia a cuáles rutas internacionales podrían eliminarse en función de las nuevas medidas anunciadas, las cuales implican la revisión de los vuelos internacionales y la posible eliminación de aquellos destinos que sean deficitarios. El anuncio fue hecho en conferencia de prensa por los ministros de Planificación, Julio de Vido, de Trabajo, Carlos Tomada, el secretario de Transporte, Juan Pablo Schiavi y el titular de Aerolíneas Argentinas.

Respecto al pedido del Gobierno a la Justicia en el sentido de suspender la personería gremial al sindicato que preside Roberto Cirielli titular del gremio de técnicos aeronáuticos (APTA), el titular de la cartera laboral -si bien no respondió específicamente a la pregunta de ambito.com-, ratificó que "el alzamiento por parte de una autoridad sindical al régimen de paz imperativa constituye, de ser probado, un acto de anti juridicidad grave".

A juicio del Gobierno, la advertencia judicial de considerar reprochable "esta conducta podría tornar procedente el ejercicio de potestades que alude la ley de asociaciones sindicales y que invoca el ministerio de Trabajo", y es una señal clara que en caso de persistir la rebeldía podría lograrse quitar la personería gremial al sindicato de técnicos aeronáuticos que conduce Cirielli. Tomada también hizo referencia a los conflictos intersindicales que, por sus disputas, terminan afectando a las empresas o usuarios. Al respecto, el titular de la cartera laboral enfatizó la necesidad "de normativizar (es decir, generar normas para homogenizar) las disputas" y explicó que "los sindicatos se deben poner de acuerdo entre ellos, sino en la cartera laboral o sino en la Justicia", en un mensaje que los empresarios hace tiempo vienen reclamando.

Según trascendidos de la Casa Rosada, hay pocas cosas que enojan tanto a la Presidenta Cristina de Kirchner como ver que por una protesta sindical se vean afectados los usuarios o las personas, y recuerdan que hace tiempo que ella vienen pidiendo al sindicalismo que los reclamos no tengan de rehenes a los ciudadanos. Para la jefa de Estado la recuperación de Aerolíneas es uno de los emblemas de su Gobierno y no quiere que la reestatización termine siendo un boomerang tanto sea por los problemas que generan las disputas gremiales como por ineficiencia en el servicio o en el management.

Asimismo, en una etapa donde la "austeridad" será el leit motiv que caracterizará el nuevo período de Gobierno, comentan que la Presidenta dio instrucciones terminantes para que aquellos que administran bienes públicos utilicen los recursos de "manera eficiente y con racionalidad". Respecto del déficit de Aerolíneas, Recalde reconoció que fue mayor al esperado debido a la crisis internacional y las cenizas aunque estimó que en el 2011 será similar al correspondiente al 2010. Respecto al déficit del año que viene, proyectó que será también similar al de este año, mostrando que su intención es que no aumente. Cabe consignar que el déficit de Aerolíneas para este año se prevé de 387 millones de dólares, como informó el propio Recalde a mediados de este año al Congreso.

Otra de las consignas oficiales es volver a "fortalecer los superávit gemelos", y por esta razón es que se "cuidará cada dólar que salga del país". Así, se comprende la revisión de las rutas de Aerolíneas y la homogenización de la flota. En el caso de las rutas, el objetivo es privilegiar a los turistas que vienen al país a gastar. "Los brasileños, por ejemplo, gastan en promedio 221 dólares diarios contra u$s 71 de otros destinos; la intención es reforzar la rutas (ampliando incluso frecuencias) hacia los destinos de donde más turistas vienen a la Argentina ", señaló De Vido.

Con la premisa de una administración más eficiente y austera es que se van a reducir ciertos privilegios con los que contaba el personal aeronáutico. Según comentan en los pasillos de la Rosada, esta política también se extenderá hacia a todas las reparticiones públicas o empresas bajo la orbita del Estado que tengan beneficios "extraordinarios".

Como dijo Tomada, "no negamos ni la existencia ni la necesidad de conflictos pero este tipo de conflictos requieren no afectar el escenario productivo del país", reflejando el pensamiento de la jefa de Estado.

Los empresarios también, según la visión oficial, tendrán que aportar lo suyo. El Gobierno mirará con lupa que no se intente aumentar los precios ante la eliminación de los subsidios, a la vez que ahora se pide a quienes importan que compensen exportando.

La nueva etapa será de profundización del modelo, suele decir la Presidenta en sus discursos, lo que traducido -explicaban en la Casa Rosada- equivale a "defender a rajatabla el crecimiento".

Dejá tu comentario