Aprobaron el poco serio dictamen contra Moliné

Política

La Comisión de Juicio Político de Diputados aprobó ayer el dictamen de acusación contra Eduardo Moliné O'Connor, que será llevado al recinto el 13 de agosto. No hubo unanimidad en la embestida: las disidencias se manifestaron en el propio bloque del PJ, que sumó 2 despachos en minoría de rechazo al proceso contra el juez de la Corte. Dado que los cargos del dictamen de mayoría son claramente endebles, ayer mismo, oficialistas, radicales y los aristas de Carrió sumaron cinco acusaciones nuevas que guardarán en la manga.

La Comisión de Juicio Político de Diputados aprobó ayer un dictamen de acusación de 364 páginas contra Eduardo Moliné O'Connor por mal desempeño en sus funciones en los casos Macri, Meller y Magariños, y pidió al Senado la suspensión preventiva del juez. Al mediodía, el informe ya contaba con 16 firmas y la adhesión por carta de Elisa Carrió.

La resolución no fue unánime, ya que la menemista Alejandra Oviedo rechazó la embestida de cuerpo presente. Al atardecer, presentó su propio despacho de minoría, al cual se sumó el salteño Enrique Tanoni. Por cuerda separada, otro peronista, pero de Misiones, Juan Carlos López, elevó un segundo dictamen en disidencia con la mayoría de peronistas, radicales, aristas de Carrió, socialistas y el Frepaso que están juramentados a provocar otra vacante en la cabeza del Poder Judicial. Esto confirma lo que adelantó este diario hace varias semanas: que el juicio político divide al bloque PJ.

«Cuando las sentencias no sólo son vehículo de interpretaciones jurídicas doctrinarias sino que son instrumentos para otros fines, y se ocultan bajo la forma de sentencia judicial, nos encontramos frente a un caso de mal desempeño»,
señala uno de los párrafos salientes del dictamen que intenta desestimar así los reproches de que este proceso no puede fundarse en el contenido de las sentencias.

En la misma deliberación, oficialistas y opositores -a excepción de Oviedo, solitaria contradictora en la sesión-coincidieron en 5 cargos a estrenar contra el ministro de la Corte por el caso Leiva y la supuesta presión a testigos en el anterior enjuiciamiento al máximo tribunal -en la era Duhalde-. Moliné tendrá plazo hasta el jueves de la semana que viene para responder. Todas las acusaciones se tratarán en el recinto el 13 de agosto.

•Polémica

Hubo ausencias sintomáticas en la deliberación: además de Carrió, Ricardo Bussi (Fuerza Republicana) y el peronista pampeano Manuel Baladrón (están excusados de intervenir: el primero porque patrocinó causas como abogado ante la Corte, y el segundo porque integra el tribunal de enjuiciamiento del Consejo de la Magistratura junto a Moliné), pegaron el faltazo los bonaerenses del PJ Jorge Casanovas y Jorge Villaverde.

Oviedo
protagonizó una polémica con el radical Juan José Minguez después de que este último logró apoyo del grueso de los miembros de la comisión para solicitar al Consejo de la Magistratura, previa aprobación en el plenario de la Cámara Baja, la destitución del juez Norberto Oyarbide y del fiscal general Carlos Sáenz por supuesto mal desempeño y posible comisión de delitos en el ejercicio de sus funciones.

«La verdad que te felicito, Minguez, porque aprendiste a conducir a los bloques radical, peronista y del ARI»
, ironizó Oviedo, quien se opuso a que se avance contra Oyarbide sólo porque hizo lugar a un pedido de ahorristas para que los integrantes de Juicio Político informaran sobre sus actuaciones en las cargas contra la Corte. «No se dan cuenta de que vamos a tener una manifestación de ahorristas por esta propuesta», advirtió la riojana.

El santafesino
Julio Gutiérrez y el cordobés Eduardo Di Cola, animadores del subloque kirchnerista Corriente Federal, impulsaron la iniciativa anti-Oyarbide. «Ustedes se quejan de que el Poder Judicial no puede interferir en nuestra actividad, pero tampoco podemos presionar a la Justicia cada vez que hacen algo con lo que no coincidimos», se quejó Oviedo.

•Nuevos objetivos

Angel Baltuzzi, otro delegado de Santa Fe, prefirió hablar de nuevos objetivos de la comisión, por caso, Augusto Belluscio y Enrique Petracchi. El mediterráneo Guillermo Johnson insistió en plantear acusaciones contra un conjunto de magistrados, en lugar de ir -como hasta ahora-caso por caso.

Ricardo Falú
sostuvo a la prensa que la embestida contra Moliné superará con holgura los 2/3 de votos necesarios para trasladar el proceso al Senado, donde se absuelve o se destituye al acusado. El presidente de la comisión se atrevió a vaticinar que, dada la envergadura de las pruebas, la carga tendrá amplia mayoría en la Cámara alta.

Dejá tu comentario