Bancalari, también en la obediencia debida

Política

José María Díaz Bancalari ejerció ayer la obediencia debida como escudero del Presidente entre los diputados. Rechazó las recetas de ajustes del FMI, advirtiendo que a raíz de los consejos de ese organismo «explotó todo» hace dos años.

El escenario del discurso del diputado bonaerense fue el brindis que organiza habitualmente el bloque del PJ para despedir el año, realizado en el tercer piso de la Cámara de Diputados. Tras las empanadas y las copas de sidra Díaz Bancalari pidió dejar atrás los reclamos del Fondo por entender que en el pasado inmediato «aumentaron el endeudamiento externo y sometieron a las mayorías populares a la exclusión».

El discurso del legislador formó parte del respaldo que la bancada oficialista hizo al Presidente, en sus réplicas a los pedidos y presiones del FMI, que concretó por medio de un proyecto de declaración.

Escuchaban atentos el improvisado mensaje de Díaz Bancalari: Daniel Scioli, Miguel Pichetto, Eduardo Camaño y una decena de diputados del PJ. Aplaudieron Saúl Ubaldini, Jorge Casanovas, Gerardo Conte Grand, Jorge Villaverde, Jorge Daud, Gustavo Ferri, María del Carmen Alarcón, Oscar Rodríguez y Paulina Fiol. Además de ex diputados como el jubilado ferroviario Oraldo Britos.

La mayor parte de ellos había llegado cuando quedaban muy pocas empanadas, pocas gaseosas y nada de vino.
Díaz Bancalari recordó el pronunciamiento popular en favor de la Alianza, los ajustes y las medidas económicas del gobierno delarruista, que culminaron con la aplicación del «corralito» financiero. « Y así explotó todo», definió, aludiendo a los días de diciembre de 2001 cuando el radical Fernando de la Rúa tuvo que renunciar al gobierno.

Dejá tu comentario