Benedicto XVI se reunió con Bergoglio en el Vaticano

Política

El papa Benedicto XVI se entrevistó ayer con la cúpula del Episcopado argentino, encabezada por el cardenal Jorge Bergoglio, para analizar la realidad "social, política y religiosa" del país, en el marco de la visita que las autoridades eclesiásticas nacionales efectuaron al Vaticano.

Si bien no trascendieron detalles de la reunión que mantuvieron los prelados, se pudo conocer que trataron cuestiones pastorales e institucionales de la Iglesia local, a fin de comenzar una nueva etapa en las relaciones con el Vaticano tras el cambio de gobierno en Roma.

De la reunión con el Pontífice también participaron los vicepresidentes primero y segundo del Episcopado, monseñores Luis Villalba (Tucumán) y Agustín Radrizzani (Lomas de Zamora), y el secretario general, Sergio Fenoy.

Además, la autoridades de la Iglesia argentina presidieron la misa en la basílica Santa María la Mayor, una de las cuatro más importantes de Roma y la más grande dedicada a la Virgen María.

A través de este encuentro se concretó el primer contacto entre el papa alemán y los representantes del Episcopado nacional en misión al Vaticano, quienes habían viajado con el fin de mejorar las relaciones con la Santa Sede, desgastadas durante los últimos años.

En tanto, el viernes los prelados argentinos se habían reunido con el presidente de la Congregación para los Obispos, cardenal Giovanni Battista Ré, con quien trataron el caso del obispo castrense, monseñor Antonio Baseotto, de quien el presidente Néstor Kirchner pidió su remoción a la Santa Sede en marzo de 2005, aunque aún permanece en su cargo.

El vicario alcanzará el límite de edad canónica de 75 años en abril (cuando deberá renunciar a su cargo), aunque se especula que desde el Vaticano podrían anticipar su salida.

En este sentido, trascendió que los nombres de los religiosos Carlos Malfa (Chascomús) y Rubén Frassia (Avellaneda-Lanús) formarían parte de la lista de reemplazantes en el obispado castrense, aunque la decisión todavía no está tomada.

La comitiva encabezada por Bergoglio se había entrevistado el jueves pasado con el número dos de la Santa Sede, cardenal Tarcisio Bertone, con quien abordaron aspectos generales y eclesiales, como la vida de la Iglesia argentina, las vocaciones, las sedes vacantes, el funcionamiento de los seminarios, y de la Conferencia Episcopal.

Bertone reemplazó en setiembre último al cardenal Angelo Sodano, con quien la cúpula episcopal argentina tuvo algunos roces durante el pontificado de Juan Pablo II, sobre todo durante el Gobierno de Carlos Menem.

Durante esta reunión, los obispos le entregaron al cardenal un extenso informe sobre la situación argentina, que posteriormente éste le entregó al Papa.

El lunes próximo, los vicepresidentes y el secretario del Episcopado regresarán a Buenos Aires, pero Bergoglio se quedará dos semanas más en Roma para asistir a encuentros de organismos vaticanos, que integra como miembro.

Dejá tu comentario