Bergoglio: "No es momento para victimizarnos, ni para procurar ventajas sectoriales"

Política

El cardenal Jorge Bergoglio aseguró durante su homilía en la Catedral metropolitana, en el marco del Tedeum por el Bicentenario, que "la Patria es un don, la Nación una tarea", la cual "convoca y compromete nuestro esfuerzo".

El Tedeum comenzó en la catedral puntualmente a las 11 y allí asistieron, el jefe de Gobierno porteño, Mauricio Macri, el diputado Francisco De Narváez; el titular de la Sociedad Rural Argentina, Hugo Biolcati; el ex presidente de esa entidad, Luciano Miguens; y el ex ministro de Educación porteño, Abel Posse, entre otros.

Al comenzar, Bergoglio dijo que desde la Catedral Metropolitana "nos unimos a todas las parroquias y capillas del país". "Nos unimos también con todos aquellos que están en Luján, encabezados por las autoridades máximas de la Nación, que han querido celebrar el comienzo del Bicentenario en la casa de la madre de la Patria, un hermoso gesto del cual todos nos alegramos", transmitió el cardenal.

En la homilía, que se centró en la lectura de la declaración del Episcopado del 10 de marzo de este año, Bergoglio dijo que "la Patria es un don que hemos recibido, la Nación una tarea que nos convoca y compromete nuestro esfuerzo. Asumir esta misión con espíritu fraterno y solidario es el mejor modo de celebrar el Bicentenario de nuestra Patria".

Bergoglio agregó que "no es momento de victimizarnos" ni tampoco de "procurar ventajas sectoriales" cuando "es la Nación toda la que sufre", y señaló que "aunque a veces lo perdamos de vista, la calidad de vida de las personas está fuertemente vinculada a la salud de las instituciones de la Constitución cuyo deficiente funcionamiento produce un alto costo social".

Estos párrafos son parte de la Declaración de la 155ta reunión de la Comisión Permanente de la Conferencia Episcopal Argentina.

En el mismo, el Episcopado destacó que "la celebración del Bicentenario merece un clima social y espiritual distinto al que estamos viviendo", en el que prime "el espíritu de grandeza de parte de todos los argentinos".

"Como pastores, nos sentimos interpelados por esta situación y no nos excluimos del examen de conciencia que se debe hacer", reconoció Bergoglio.

"La calidad institucional es el camino mas seguro para llegar la inclusión social de todos, agregó y remarcó: "Es necesario que los poderes del Estado actúan respetando su legítima autonomía y complementarse al bien común".

Sobre el final de la exposición, calificó a la pobreza como una deuda pendientey sostuvo: "Si toda la Nación sufre, mas duramente sufren los pobres".

Dejá tu comentario