Bergoglio volvió a polemizar por la pobreza y le respondió al Gobierno

Política

El arzobispo de Buenos Aires, Jorge Bergoglio, volvió a criticar la pobreza en el país y salió al cruce de las declaraciones de la presidente Cristina Kirchner al sostener que "la Virgen mira a todos sin distinción, pero se viene ocupando desde hace mucho tiempo de los hermanos más pobres".

"Esos hijos que en las sumas y restas de los cálculos han quedado al borde del camino. Los hijos del descarte. Son esos hijos que tienen nombre, son los hijos de la Virgen", enfatizó el presidente del Episcopado al encabezar una multitudinaria misa frente a la basílica de Luján.

Cristina Kirchner había apuntado contra quienes "hablan" de las desigualdades sociales pero no hacen nada para resolverla, luego de que el arzobispo volviera a manifestarse sobre la situación social y de pobreza del país a principios de la semana pasada.

En la misa central que cerró la 35º peregrinación a pie a Luján, Bergoglio pidió a la patrona nacional que "fortalezca el corazón con la esperanza" a quienes padecen situaciones de pobreza y exclusión, y exhortó a los jóvenes a "no dejarse robar la esperanza".

El Arzobispo de Buenos Aires y cardenal primado de la Argentina destacó a los "que caminan por la vida muchas veces cansados, necesitados, pero queriendo que la luz de la esperanza no se apague".

"Madre: que tu mirada nos defienda para que no nos roben la esperanza. Nuestra Madre nos mira a todos sin exclusión pero se viene ocupando desde hace mucho tiempo de los hijos mas pobres", enfatizó.

Bergoglio, en referencia al la Virgen de Luján, dijo: "Mira Madre a tantos descartados, son tus hijos. Míralos y fortaléceles el corazón con la esperanza".

"Y aquí estamos Madre, tus hijos peregrinos: estamos aquí porque desde hace años en Luján nos proteges como hijos y como pueblo y cada año volvemos solos o con nuestras familias para que las mires también y las bendigas", rogó.

El titular de la Iglesia argentina insistió en varios pasajes de su homilía en la necesidad de que no le "roben" al pueblo la esperanza y pidió ayuda para "construir esta Patria de hermanos".
"Madre, ayúdanos. Todos estamos en tu mano. Que no nos roben la esperanza! Que tu mirada fortalezca la esperanza!", destacó.

Alrededor de las 6.30 de esta mañana, una multitud de peregrinos recibió la "imagen cabecera" de la Virgen que partió en el mediodía del sábado desde el santuario de San Cayetano, en el barrio porteño de Liniers.

Al lugar también arribó la imagen de la Virgen que familiares de los caídos en la guerra de las Islas Malvinas en 1982 que será colocada el sábado próximo en el cenotafio que inauguró el primer contingente en el cementerio de Darwin.

Previamente, en la Plaza de los Escudos, a pocos metros de la basílica, los veteranos de guerra hicieron un acto alusivo y rezaron un Rosario y el Padrenuestro.

Dejá tu comentario