Bs. As., escenario de duelos para el control de las intendencias

Política

Apática, desteñida, la elección del domingo es mezquina en los pronósticos de sorpresas. Salvo un ballottage, que el gobierno descarta y la oposición alienta en un último esfuerzo desesperado, el panorama en Buenos Aires aparece casi vacío de incertidumbres.

Nada indica, en el plano mayor bonaerense, que Daniel Scioli pueda sufrir un tropiezo. Tampoco, aunque ahí depende del margen, que Cristina de Kirchner acumule un caudal bondadoso de votos que la aleje del riesgo de tener que enfrentar una segunda vuelta.

Frente a eso, y con cuentagotas, la lupa se posa sobre un puñado de municipios -apenas media docena- donde podrían producirse cambios de conducción. El dato corresponde: en todos los casos, en principio, pujan kirchneristas versus kirchneristas. En los últimos días, la Casa Rosada consumió encuestas sobre esos territorios calientes, que podrían modificar mínimamente el mapa provincial. A continuación, una guía de los distritos que, según el prisma oficial, integran el bloque de los indefinidos.   

  • San Miguel. En el dominio que, por años, ostentó Aldo Rico, el duelo es entre el riquista Oscar Zilocchi, convertido en el último envión en kirchnerista, y Joaquín De la Torre. Los sondeos que repasa Alberto Fernández animan la expectativa de un triunfo de De la Torre. El jefe de Gabinete llegó, incluso, a posar con el candidato K. Algo es cierto: a pesar de que aceptaron a Zilocchi, el riquista no es bienvenido en la Casa Rosada. Otro indicador de cómo se palpa esa puja es que San Miguel será el último destino de Felipe Solá en la campaña previa a dejar la gobernador en diciembre.   

  • Tigre. La otra «gran esperanza blanca» del oficialismo es el polémico Sergio Massa, quien desafía a Ernesto Casaretto en ese municipio que desde 1983 gobierna el vecinalismo, hasta el año pasado de la mano del fallecido Ricardo Ubieto. Los Kirchner, tanto Néstor como Cristina, tienen su apuesta personal en Tigre: una de las primeras apariciones terrenales de la candidata fue, justamente, en un centro de jubilados en ese municipio. Sin embargo, el Presidente ha mantenido un equilibrio sutil sin romper lazos con el vecinalismo: de hecho, en sus últimas apariciones, se mostró con Massa y con Casaretto.   

  • La Plata. Final abierto entre el multielecto Julio Alak y el diputado Pablo Bruera, con la presencia día a día más desvanecida de otro candidato K, Carlos Castagneto, y la irrupción, al acecho, de Oscar Negrelli, del ARI. En La Plata, Carrió se ubica -de acuerdo con las encuestas- por arriba de 20%, lo que acerca a su partido al acceso a una banca en el Senado provincial.   

  • Lomas. Superpoblado de candidatos K, ese distrito ofrece un duelo de compadres enemistados: Jorge Rossi, actual alcalde, y Osvaldo Mércuri, diputado provincial que busca la revancha de 2003, cuando hizo pelear, y perder, a su mujer contra Rossi. Duelo de peronistas ortodoxos en el barrio de los Duhalde con otros dos caciques sobrevolando: Fernando «Chino» Navarro, uno de los jefes del Movimiento Evita, y el anibalista Pablo Paladino.   

  • Lanús. El veterano Manuel Quindimil, kirchnerizado en 2006, es desafiado por Darío Díaz Pérez, apadrinado por José «Pepe» Pampuro. Alberto F. puja para hacer rankear a Díaz Pérez y muestra encuestas que lo dan arriba de Quindimil. Así y todo, se cuentan con los dedos de una mano los que se animan a apostar a la derrota del viejo caudillo del PJ.   

  • Otros. Ya en el terreno del «batacazo» la grilla invita a desfilar por distritos con resultados menos inciertos como Berazategui, donde Juan José Mussi compite con Mario Giacobbet, y Quilmes, en la pulseada entre Sergio Villordo y Francisco Gutiérrez, y a fijar la atención en San Fernando, donde Osvaldo Amieiro va por otra reelección.

    Tenso asoma, también, Malvinas Argentinas, donde se miden Jesús Cariglino y Luis Vivona. En suspenso, con indicadores cruzados, aparece Esteban Echeverría: allí Alberto Groppi busca su continuidad contra dos kirchneristas que, repartiendo los votos, ofrecen el escenario ideal para la reelección del alcalde. En el gobierno, sin embargo, insisten en mantener activa la posibilidad de triunfo de Fernando Gray.
  • Dejá tu comentario