Capitanich propuso a empresarios gran acuerdo y alertó por distorsiones en cadena de precios

Política

El mismo día que el Indec dio a conocer que la producción cayó 1,1% en octubre con relación al mismo período del año pasado, el Gobierno volvió a convocar a los empresarios para analizar los problemas que tienen y ver de encontrar una solución en el corto plazo.

Este miércoles 27 todas las entidades empresarias deberán acércale al Ministro de Economía, Axel Kiciloff "propuestas concretas" para mejorar la competitividad.

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, sostuvo que el 22 de diciembre desde el Estado se lograrán los acuerdos específicos para que los sectores productivos puedan realmente no tener trabas para su crecimiento.

El viernes, pasadas las 16 el jefe de Ministros acompañado por los ministros de Economía, Axel Kiciloff; de Industria, Débora Giorgi, de Trabajo, Carlos Tomada, de Planificación, Julio De Vido, Interior y Transporte, Florencio Randazzo, de Agricultura, Carlos Casamiquela, y el titular del Banco Central, Juan Carlos Fabrega.

En tanto, por los empresarios participaron José Urtubey y Martín Etchegoyen, (UIA), Jorge Brito, (ADEBA), Carlos Heller (ABAPRA), Claudio Cesario, Enrique Cristofani, Gabriel Martino (ABA), Carlos Weiss, (Cámara Argentina de la Construcción); Carlos de la Vega, Cámara Argentina de Comercio, Daniel Funes de Rioja (COPAL), Juan Carlos Lascurain, (ADIMRA),Unión de Industriales de la Provincia, Osvaldo Rial, entre otros.

La propuesta ambiciosa es que antes del 22 de diciembre próximo se presentará "un conjunto de propuestas y acuerdos" con las cámaras empresariales surgidas de las mesas de diálogo y de las propuestas que sintetizan las inquietudes de los 25 encuentros sectoriales que ya se realizaron desde septiembre en diversas ramas industriales, explicó la ministra de Industria, al término de la reunión. El objetivo que se persigue es "identificar aquellos factores que distorsionan la competitividad".

El gobierno se comprometió ante los empresarios a que en poco menos de un mes "fortalecer los eslabones que están más débiles, analizar cómo el excedente de renta se va apropiando en cada uno de dichos eslabones, analizando los incentivos y los compromisos en materia de inversión, publica y privada".

Sin hablar de atraso cambiario, ni de inflación, las autoridades admiten que hay sectores como las economías regionales que tienen serias dificultades para exportar. En este marco, por un lado se observa que el dólar oficial lleva una aceleración importante, el viernes cerró a 6,09.

Tampoco se habló el tema de salarios, pero sí los empresarios alertaron sobre la presión impositiva tanto la Nacional como las provincial, en este sentido, Funes de Rioja comentó que "Capitanich dijo que mantendrá encuentros con los gobernadores". La necesidad de armonizar el tema impositivo será también una de las tareas del jefe de Ministros.

Al inicio del encuentro que se llevo a cabo en el en el Salón de las Mujeres del Bicentenario, el jefe de Gabinete subrayó que, desde el Estado, se va "a propiciar la capacidad regulatoria para establecer un acuerdo de precios, y reducir cualquier expectativa alcista en el nivel de precios".

Para el Gobierno es importante generar "horizontes de previsibilidad".

Como gobernador de provincia sabe el peso que tiene en la cadena productiva el tema logístico por eso insiste tanto en "la inversión pública como una herramienta para reducir costos sistémicos productivos, que redundarán en la generación de precios más competitivos para bienes exportables y para el mercado interno".

En esta etapa el Gobierno está decidido a "generar un acuerdo tripartito, es decir, con el Estado y los trabajadores, generar un gran acuerdo que nos permita incrementar a través de las inversiones el empleo y las exportaciones ", explicó Capitanich.

Aunque advirtió que este pacto deberá ser equilibrado "de manera que el productor tenga un bien y un servicio de buena calidad con precio competitivo" alertó que desde el Gobierno se "observa claramente la distorsión en la cadena de valor desde el punto de vista de la apropiación de los excedentes por parte de determinados tipos de sectores que perjudica a los extremos del eslabón productivo".

Por esta razón es que solicitó que se presenten "propuestas claras y concretas" y darle empuje nuevamente a las mesas sectoriales, donde se analiza tema por tema.

Según pudo saber ámbito.com, en off the record los empresarios manifestaron cierto optimismo de que estos encuentros realmente sean productivos. A diferencia de otras reuniones, consideraron que "esta vez hubo un verdadero espíritu de parte de los funcionarios de incentivar a la inversión privada", coincidieron.

A pesar de no haberse hablado del tipo de cambio, la inflación, salarios, se fueron conformes y calificaron a la reunión como "productiva".

Con sindicatos

En el primer encuentro con representantes de las CGT y CTA oficialistas, Capitanich también trasmitió a los líderes sindicales los "lineamientos básicos y generales" que fijó la Presidente para los próximos dos años de gobierno. "Reducir empleo informal, crear empleo genuino, controlar los precios, paritarias y utilizar múltiples herramientas para dinamizar la producción", sintetizó el gobernador chaqueño durante la reunión que se desarrolló al mediodía en Casa Rosada.  

"Queremos trasmitir en primer lugar los lineamientos básicos y generales que nos dio la Presidente", dijo Capitanich al iniciar el diálogo, donde estuvo presente todo el Gabinete nacional. "Es una muy buena oportunidad para generar las condiciones para cumplir las metas de empleo, producción y exportaciones", agregó con un riguroso discurso técnico.

"Los trabajadores son clave para aumentar el valor agregado", aseguró a los gremialistas que escucharon sus palabras con atención, y les recordó que el transcurso de la última década se produjo una drástica reducción del desempleo. "Esto nos pone dentro de una perspectiva para seguir estimulando una actividad expansiva", señaló el jefe de ministros.

Capitanich solicitó que cada gremio estudie cuáles son los déficit y potencialidades de producción para luego diseñar planes de incentivos. "La agenda de competitividad representa desafíos para analizar en cada uno de los sectores, en cada complejo de bienes y servicios", remarcó y en este marco prometió la "generación de 300.000 empleos en dos años", de la mano de una "reducción de la informalidad laboral, que catalogó como "absolutamente congruente" con esa iniciativa.

A pocos días del inicio de las discusiones salariales, el jefe de Gabinete ratificó que se mantendrán las negociaciones colectivas de trabajo y afirmó que en el ámbito de las paritarias, significan un "horizonte de previsibilidad". Por ese motivo, anunció que continuará la vigilancia de precios para que la inflación no afecte el poder adquisitivo de los salarios. "El Estado va a propiciar su capacidad para hacer un control de precios, principalmente, para los bienes de la canasta básica", aseveró.

"Reducir empleo informal, crear empleo genuino, control de precios, paritarias y la utilización de múltiples herramientas para dinamizar la producción", definió Capitanich antes de ceder la palabra a los sindicalistas.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario