Casal rechazó que la Nación haya impuesto cambios en la Bonaerense

Política

El ministro de Justicia y Seguridad bonaerense, Ricardo Casal, admitió que "las presiones políticas siempre han existido" sobre la gestión de Daniel Scioli, pero rechazó que los cambios en la Policía bonaerense hayan sido reclamados por el Gobierno nacional.

"El cambio al gobernador nadie se lo ha pedido. Vea como armó su equipo, su trabajo", explicó Casal, al tiempo que aseguró que existe "sintonía de trabajo" con la gestión de la presidenta Cristina Kirchner.

Al explicar el recambio y las reformas en la cúpula de la Policía boanerense, Casal señaló que la salida de Juan Carlos Paggi como jefe de la fuerza obedeció a "ciclos".

"Son ciclos, en la Policía cuando se llega a un cargo de esa naturaleza tres años es un ciclo normal y coincide con un cambio de gobierno", indicó.

Agregó en declaraciones radiales que "el gobernador marcó dos líneas: profundizar la investigación judicial y profundizar la prevención con las policías prevencionales que llevamos trabajando hace un año con los municipios".

"Las presiones políticas siempre han existido, pero no cabe duda de la sintonía de trabajo entre el Gobierno Nacional, el provincial y los municipios", indicó.

Por otra parte, volvió a rechazar que tenga una mala relación con la ministra de Seguridad de la Nación, Nilda Garré.

"Siempre he desmentido eso. La articulación es una necesidad. Sería una pena que fuera mala esa relación porque afectaría a la seguridad del país", indicó.

Dejá tu comentario