Casi todos los peronistas se manifestaron por Menem

Política

José Manuel de la Sota, Carlos Reutemann y Carlos Ruckauf encabezaron ayer la cadena solidaria que montó el PJ en el Congreso para desagraviar a Carlos Menem. Sin Eduardo Duhalde (que a último momento se dio de baja) y con presencia masiva de gobernadores, legisladores, caciques partidarios y sindicalistas, el peronismo logró esconder las diferencias domésticas para embestir contra el fiscal Carlos Stornelli, a raíz del pedido a indagatoria del ex presidente en la causa de las armas.

El peronismo estrenó ayer lo que promete ser una nueva modalidad partidaria: sincronizar acciones entre gobernadores y legisladores, más allá de las disputas domésticas. La táctica se aplicará de inmediato para analizar la nueva convertibilidad y la designación de la cúpula del Banco Central, temas de debate pendientes en el Congreso.

Carlos Menem
fue el primer beneficiario de la cadena solidaria. En la víspera, Carlos Ruckauf, José Manuel de la Sota y Carlos Reutemann encabezaron una asamblea del PJ en el salón azul del Palacio Legislativo, a la que se sumaron otros 8 gobernadores: Eduardo Fellner (Jujuy), Carlos Rovira (Misiones), Carlos Manfredotti (Tierra del Fuego), Rubén Marín (La Pampa), Juan Carlos Romero (Salta), Gildo Insfrán (Formosa), Angel Maza (La Rioja), Julio Miranda (Tucumán) y el misionero Ramón Puerta, ex gobernador pero coordinador del Frente Federal de Mandatarios Peronistas (además de diputado). Todos arribaron a Buenos Aires con la premisa de embestir contra el fiscal Carlos Stornelli, quien pidió la indagatoria del ex presidente en la causa de las armas, y terminaron cantando dos veces la marcha peronista en menos de 15 minutos (lo que duró el acto).

Hubo pocas ausencias. Obligado a permanecer en su provincia porque debía compartir un acto con Fernando de la Rúa, el puntano Adolfo Rodríguez Saá envío a su vice, Alicia Lemme. Carlos Juárez (Santiago del Estero) tampoco llegó. El santacruceño Néstor Kirchner se mantuvo firme en su negativa a participar, y su esposa, Cristina Fernández de Kirchner, le agregó un pedido para que Menem se tome licencia en la conducción del PJ hasta que se aclare el caso judicial. El faltazo más evidente fue el de Eduardo Duhalde.

Anfitriones

Los jefes de los bloques de Diputados y Senado, Humberto Roggero y José Luis Gioja, oficiaron de anfitriones, en compañía de legisladores duhaldistas que no abandonaron a Ruckauf (José Pampuro, Eduardo Camaño y Mabel Müller), menemistas ( Claudio Sebastiani y Daniel Scioli, entre otros), y de las demás tribus internas, sin distinción de pelajes. Entre ellos se pasearon ex funcionarios: Jorge Rodríguez, Claudia Bello, César Arias (quien llamó la atención de los movileros con su corbata amarilla en degradé con la camisa), Dolores «Loli» Domínguez, María Eva Gatica, Raquel Kismer de Olmos (a) «Kelly», Jorge Asís y Moisés Ikonicoff, quien aprovechó su excursión para producir entrevistas para su programa de TV por cable (lo agendó a Saúl Ubaldini para una inminente aparición). Los gremialistas leales al riojano - Antonio Cassia (petróleo), Oscar Mangone (Gas) y Vicente Mastrocola (plástico)-, más Gerardo Martínez (UOCRA) y Andrés Rodríguez (ATE), se ubicaron en las primeras filas.

Dejá tu comentario