Charlas de quincho: soldaditos de juguete, Nicolás Posse desactiva el "mute" y Manuel Adorni ya se bajó del ring

La generala Richardson marcó la agenda pero también la estética del Presidente la semana pasada. Un viaje con demoras con dos gobernadores que dieron la espalda. Casa Rosada: se escuchará la voz de Posse, y el vocero rechazo el combate con el vicerrector de la UBA. Turismo, optimista. Empresarios del sector automotor, sin "segundo semestre". Coletazos de la cancelación de la ruta Buenos Aires-Nueva York. Conan recomienda no jugar a los soldaditos.

La vorágine libertaria se vio atravesada hasta la semana pasada por la visita de la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, la general Laura Richardson

La vorágine libertaria se vio atravesada hasta la semana pasada por la visita de la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, la general Laura Richardson

Facultades sí, facultades no. Ganancias sí, ganancias no. Se estrena esta semana la segunda temporada de la serie que fue furor en el verano: la ley ómnibus. El Gobierno de Javier Milei se juega parte de la gobernabilidad desde ahora, con un proyecto más discreto que el original, pero que aún así tampoco tiene éxito garantizado.

A facultades y Ganancias se suman otros puntos polémicos, como los fondos fiduciarios, la movilidad jubilatoria y los incentivos a las grandes inversiones, que siempre suenan bien como precepto pero que luego tiene vencedores y vencidos en el cruel mundo de la praxis y de los intereses corporativos.

El Presidente, que ya mira su armado 2025 con la presentación de La Libertad Avanza como partido para salir a disputar bancas en el Congreso, tuvo un guiño de los gobernadores de Juntos por el Cambio, que habrá que ver si se traslada a votos en el Congreso. Si hay fugas, si hay linealidad, esa es la cuestión. Como sea, se abre la temporada de negociaciones en la política, y LLA ya se adiestra para el arte del toma y daca, del que aborrece en público pero en el que se ve obligado a sumergirse luego.

La vorágine libertaria se vio atravesada hasta la semana pasada por la visita de la jefa del Comando Sur de Estados Unidos, la general Laura Richardson. Y dejó postales del intempestivo viaje de Milei a Ushuaia, más de 3.000 km vestido de soldado para rendirse a los pies de Richardson y ponerse codo a codo para combatir al nebulso imperio chino. Un vuelo retrasado y dos gobernadores que dieron la espalda.

En el medio, la velada boxística Adorni-Yacobitti se cayó antes de buscar sponsors. Mientras tanto, Posse se hará oir por primera vez, y esperan que su debut en público sea más sólido que el del ministro Russo, que recomienda el uso de pantalones largos contra el dengue. El turismo se activa, pero se desactiva la ruta Buenos Aires - Nueva York. Desplome en el sector automotor, que ve un año sin "segundo semestre". Conan, mientras tanto, recomienda no jugar a los soldaditos.

Veamos:

Un touch and go austral

Corría el mediodía del jueves 4 de abril cuando Javier Milei tomó una decisión que sorprendió a propios y extraños: viajar a Tierra del Fuego. La excusa era reunirse allí con la generala del Comando Sur de los EEUU, Laura Richardson, representante castrense de las ambiciones de Washington en el continente y dique de contención ante la creciente injerencia china en la región.

Sin demasiado equipaje y evitando esta vez los vuelos de línea, el Presidente alistó una pequeña comitiva conformada el jefe de Gabinete, Nicolás Posse; la secretaria general de la Presidencia, Karina Milei; y el ministro de Defensa, Luis Petri, para partir a los confines del continente. Por esas horas, nada imaginaban en las latitudes fueguinas sobre el desembarco ilustre que se gestaba en Buenos Aires.

Al contrario que con Milei, en Ushuaia sí sabían de la presencia de Richardson en la ciudad. El hecho no pasó desapercibido para el gobernador Gustavo Melella, quien no solo no le brindó un recibimiento pomposo, sino que evitó mantener contacto con la enviada del norte.

"Ahora haciendo malabares, nos enteramos por las noticias", bramaron en la provincia al descubrir, apenas unas horas antes, la travesía que se cocinaba en Balcarce 50. El hecho no cayó bien en Casa Rosada, donde como una suerte de vendetta lanzaron diatribas contra la ley de promoción industrial que rige para la provincia, cuando hasta ahora no figuraba en la agenda del Gobierno.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/luispetri/status/1776238270680011090&partner=&hide_thread=false

Mochila al hombro, el libertario partió del Aeroparque Jorge Newbery pasadas las 18:30 en un avión de la Fuerza Aérea al servicio de la flota presidencial. El viaje Buenos Aires - Ushuaia tiene una duración de entre tres horas y media y cuatro. Por eso llamó la atención que, después de las 22, todavía no hubiera noticias en las costas del Canal del Beagle. "Algo pasó, porque viene muy lento y se desvió", masculló una voz que seguía vía web desde territorio fueguino el derrotero de la nave.

En efecto, tal como se comunicó posteriormente, el pequeño Embraer oficial se había dirigido a Río Gallegos para repostar combustible. Esta vez, a diferencia de su travesía de enero a la Antártida, donde también hizo escala en Santa Cruz, al Presidente no lo esperaba el gobernador local, Claudio Vidal, al pie la pista. ¿Qué pasó en el medio? Sería más prudente preguntar: ¿Qué no pasó en el medio? Segundo desaire patagónico en una breve excursión por la región.

Daba la hora del postre cuando la aeronave irrumpió en el cielo fueguino. Enfundado en un traje camuflado azul, el Presidente recorrió la guardia de honor que lo escoltaba y marchó hacia el Área Naval Austral. Allí esperaban Richardson y el omnipresente embajador de los EEUU en el país, Marc Stanley, además de una nutrida concurrencia de soldados y marinos.

Tras un discurso televisado cargado de loas a los visitantes norteamericanos, el mandatario cerró con un estruendoso "¡Viva la libertad, carajo!" que saturó los parlantes del recinto. Stanley no pudo evitar reír con desparpajo, revelando una mixtura de vergüenza y sorpresa ante el silencio sepulcral de la platea militar. Acto seguido, la banda tocó los Himnos de Argentina y Estados Unidos, y la marcha militar Avenida de las Camelias. La entonación de la Marcha de las Malvinas, sin embargo, causó algunos problemas entre la comitiva presidencial, que atinó a hacer la mímica para no perder el compás.

"Esperemos que para la próxima se aprendan la letra", comentó con sorna un dirigente fueguino que seguía el acto por la tele. Antes de las dos de la mañana, Milei ya había abandonado la Isla Grande y volaba directo a Buenos Aires. Fueron casi 8 horas de viaje para menos de dos de estadía. Lo que se dice un touch and go.

Nicolás Posse desactiva el “mute” y Manuel Adorni ya se bajó del ring

Finalmente, los ciudadanos podrán conocer la voz del jefe de Gabinete, Nicolás Posse. Eso ocurrirá los últimos días de abril, cuando el funcionario concurra al Senado para brindar, adecuándose a la ley, su primer informe de gestión.

Muchos corrillos versaron sobre el modo “mute” del funcionario, pero la realidad es que Posse no brinda entrevistas públicas ya que así lo acordó con el propio presidente Javier Milei. Una acordada para que se mantenga en silencio. Ahora, no obstante, estará obligado a subir el volumen: el hombre de bajo perfil y exempleado de Aeropuertos Argentina 2000 deberá enfrentarse a las preguntas de los legisladores, ansiosos por recibirlo en el recinto.

No puede decirse lo mismo de su compañero en la gestión pública Mario Russo, quien lidera el ministerio de Salud. En la última semana el médico realizó un raid mediático que dejó varias declaraciones curiosas. Entre las recomendaciones de Russo se destacaron tener “cuidado con los pantalones cortos”, algo que fue comentado entre risas incluso entre altos funcionarios del Gobierno.

adorni yacobitti age of empires
Yacobitti expresó su ganas de boxear contra Adorni, pero éste lo batió a duelo en el videojuego Age of Empire.

Yacobitti expresó su ganas de boxear contra Adorni, pero éste lo batió a duelo en el videojuego Age of Empire.

"¿Adorni se calza los guantes?", fue otra de las preguntas que rondaron por la Casa Rosada. Un disparatado intercambio tuvo lugar con el vocero presidencial y el vicerrector de la UBA, Emiliano Yacobitti. Ante una consulta periodística, el radical dijo que se animaría a pelear y eligió como contrincante a Adorni. Este último dijo que lo pensará y bromeó con que lo podría "invitar a jugar un Age of Empires". “Los invitan al mundo real pero ellos se llevan mejor con las pantallas”, decía un exfuncionario, quien no obstante reconoció que Adorni pagaría poco en las casas de apuestas ante un eventual combate.

Claro, inclusive el funcionario nacional no desconoció la propia desventaja y se bajó del ring apenas lo llamaron a subirse. Soldado que huye, como dice el refrán, en una semana cargada de trajes bélicos. Es que Yacobitti es cinturón negro de muay thai, también llamado “boxeo tailandés”. Dicha disciplina es practicada por el vicerrector de la UBA desde hace muchos años, y allegados remarcaron en las últimas horas que “su patada es mortal”.

Retirada sin escalas de Nueva York

La decisión de la cúpula de Aerolíneas Argentinas, todavía no oficializada, de dejar de volar entre Ezeiza y el aeropuerto JFK en Nueva York a partir del 10 de agosto generó un sinfín de especulaciones entre los diferentes involucrados en la operación de la línea aérea de bandera.

En este grupo hay funcionarios del Gobierno, sindicalistas, proveedores, agencias de viaje y hasta directivos de las compañías competidoras. Todos están haciendo cuentas sobre el impacto económico y político que puede tener esta medida en el contexto actual de reinado de la motosierra como política de Estado.

Algunos de esos protagonistas de la saga interminable (tanto privada como estatal) de Aerolíneas Argentinas mencionaban que las dudas sobre el futuro de la compañía no sólo persisten, sino que se intensificaron.

“Milei bajó el tono del discurso anti Aerolíneas, pero no deja de pensar en la forma de quitársela de encima y que otro se haga cargo de las pérdidas”, aseguraba un allegado a un sindicalista, jefe de uno de la decena de gremios que tiene el sector aeronáutico. Ese razonamiento se apoya en que la cantidad de recortes que vino aplicando la nueva gestión en Aerolíneas Argentinas todavía está muy lejos de ser suficiente para revertir sus pérdidas.

Aerolineas Argentinas vuelos turismo
La motosierra pasó por los cielos: Aerolíneas discontinuará la ruta a Nueva York.

La motosierra pasó por los cielos: Aerolíneas discontinuará la ruta a Nueva York.

Por caso, se menciona que la ruta a levantar entre Ezeiza y Nueva York generaba una pérdida anual del orden de u$s1 millón. Una gota de agua en el mar de recursos públicos utilizados, comparan.

El directivo de una agencia de turismo, que tiene diálogo directo con tripulantes de la empresa, reveló que la medida drástica reemplazó a una solución intermedia a la que habían llegado con la gerencia encabezada por Fabián Lombardo: reducir las frecuencias a Nueva York y también el tiempo de descanso de las tripulaciones en esa ciudad, para ahorrar gastos en hotelería y viáticos. Pero finalmente ganó la motosierra y se decidió levantar los vuelos sin margen de negociación alguna.

El argumento de la empresa es que hay demasiada competencia en esa ruta por la presencia de líneas aéreas estadounidenses como las gigantes American Airlines y Delta. Y que prefieren concentrar recursos en rutas más rentables como Miami, Madrid o Roma.

“A pesar de su importancia como capital del mundo occidental, Nueva York es una ruta que sufrió muchos vaivenes en los últimos años, estuvo suspendida varias veces, la última vez durante el gobierno de Mauricio Macri”, recordaba el empresario. Los años dorados en que Aerolíneas Argentinas tenía un enorme local coronado con su logo en la vidriera en la planta baja del Rockefeller Center quedaron apenas como un buen recuerdo, que ya nunca volverá. Al menos en el imaginario del mundo libertario.

Balance positivo para el turismo

Otros empresarios ligados al sector turístico coincidieron en un encuentro en Palermo. Y se mostraron sorprendidos con los primeros rebotes del giro de la rueda, que volvió a abaratar el dólar para los argentinos, y por ende encarecerse para los visitantes extranjeros.

El post Semana Santa dejó una premisa: los argentinos volvieron al exterior, pero no aflojó el tránsito hacia estas pampas por parte de los turistas internacionales, en especial de países vecinos. “Los uruguayos, brasileños y chilenos que conocieron el destino Buenos Aires, siguen viniendo, por más que esté más caro. Se enamoraron de la oferta de la ciudad”, mencionaba un CEO de una empresa de transporte. En datos duros, el primer tanteo registraba una levísima baja de llegadas de turistas, pero un aumento considerable de las partidas. Así, es (casi) todo ganancia para la actividad.

Distinto es el caso de las ciudades limítrofes, donde los cruces están más ligados al comercio minorista que a las visitas turísticas. Así, los paraguayos dejaron de cruzar a Encarnación, los brasileños a Puerto Iguazú, los chilenos a Mendoza. Es que los precios de este lado de la frontera ya no son convenientes. El desplome del comercio es en esas localidades aún peor que el ya peligroso derrumbe de todo el país.

Ahora, mientras se mantenga el atraso cambiario, son los argentinos quienes retomaron los tours de compras en los países vecinos. Los comerciantes del otro lado de la frontera, ganadores del nuevo ciclo de precios caros en dólares que rige en Argentina. Las encuestas, al respecto, ya marcan una luz de alarma para el Gobierno: el "no puedo seguir aguantando" crece de forma exponencial y el mercado tiene otros tiempos.

El "negoción" del Bopreal y la amenaza eléctrica

Un quincho jugoso como el bife de chorizo especialidad de la casa se llevó a cabo en un restaurante de Puerto Madero entre empresarios del sector automotor. Al desplome de las ventas de 0KM en marzo con una baja de 36% se sumó el viernes otro dato alarmante, el 30% de caída de la producción nacional de vehículos. El cónclave se desarrolló antes de conocerse en último dato, entre tablas de achuras que se compartieron en la entrada, regadas de un buen Malbec, el preferido entre los comensales pese a que se trataba de un almuerzo.

“Compramos el Bopreal obligados… fue un negoción: nos endeudamos con el dólar a 400, compramos el bono del Gobierno a 800 y vamos a cobrar dólares en 2027. Pero otra no teníamos”, se lamentaba un empresario autopartista respecto a la herramienta que diseño la administración de Milei para saldar deudas de importación.

Embed - https://publish.twitter.com/oembed?url=https://twitter.com/Adefa_Prensa/status/1776329526319992911&partner=&hide_thread=false

No obstante, la mayor preocupación no es la de corto plazo, donde los empresarios ya no creen en trillado “segundo semestre”, y nadie ve un repunte en todo el año -de hecho, las planillas demuestran bajas del calibre de los patentamientos-. Los fabricantes de componentes miran con temor el futuro de mediano y largo plazo: Argentina, dicen, “no está preparada hoy para recibir las nuevas tecnologías”. Ni siquiera los talleres están capacitados para reparar un vehículo eléctrico. “La Inteligencia Artificial, el Chat GTP, la programación cuántica… eso es lo que viene, y acá no estamos ni enterados”, mencionaba un empresario.

La nueva tanda de inversiones de las automotrices para fabricar eléctricos es aún una incógnita, y no dependerá de los fugaces avatares de la política local. Estará comandada por las políticas globales de las casas matrices de cada automotriz.

Otro calmó con datos: de los 1.400 millones de autos que circulan en el mundo, menos de 40 millones son eléctricos. Si bien, está claro, la proporción comenzará a cambiar. Y en esa avanzada el principal actor es China. “No convendría pelearnos justo ahora”, reclamaba otro.

Diálogos con Conan: soldaditos de juguete que nunca llegaban

- Padre, ¿por qué se vistió así?

- ¿Así cómo, Conan?

- De solado, Padre. Usted no es un militar para disfrazarse así. Después lo burlan.

- Conan, la libertad es también para vestirse como uno quiere. Si quería iba disfrazado de jirafa. Además, cuántas veces te conté lo de los soldaditos.

- Sí, Padre, yo sé que debe ser duro pedir soldaditos a Papá Noel y que no le traigan nada.

- Desilución, año tras año, Conan. Yo crecí pensando que me portaba mal y que no merecía unos míseros soldaditos de juguete.

- Es desgarrador, Padre, pero....

- Pero nada, Conan. Por eso a vos nunca te faltó nada. Querías un hueso de goma, te compraba el hueso de goma. Querías un collar de cuero, tenías tu collar de cuero. No me vengas a criticar vos también ahora. Quiero que seas leal.

- Yo soy un agradecido, Padre, por todo lo que me dio. Pero mi lealtad es una lealtad crítica. Quizás sea la única lealtad posible. Ahora no puede jugar a los soladitos con el Comando Sur.

- Hay que frenar el avance de los chinos, Conan.

- Deje a los chinos en paz, Padre. Se está metiendo en una guerra que no es suya.

- Conan, te estás volviendo comunista. Espero que tus hermanos no se contagien.

- Padre, pongale Off para que no se contagien dengue, mejor.

- Me estás cansando, Conan. Además, Off no hay. Escuché al mercado: determinó que no hace falta repelente.

- Escúcheme a mí, mejor. El mercado no es leal ni crítico, Padre.

Dejá tu comentario

Te puede interesar