Charlas de quincho

Política

Se perfila inflación de mayo en 5%. Comienzan los ajustes de tarifas. Altibajos también en el dólar. Empresarios elaboran estrategias para por zafar del cepo cambiario.

Sin respiro. Comienza a delinearse un nuevo mapa en el oficialismo. La oposición igual, a los chispazos. Encuentros cruzados. Alarma mundial (y local) por rebote de covid. Entre feriado por censo y próximo 25 de mayo, continúan semanas cortas (respiro para el Gobierno?). Se perfila inflación de mayo en 5%. Comienzan los ajustes de tarifas. Altibajos también en el dólar. Empresarios elaboran estrategias para por zafar del cepo cambiario. Sin nubarrones (en el clima), a pesar del frío, hubo ambiente muy agradable para cantidad de Quinchos. Veamos:

APARICIONES. Aunque con un día hábil menos, por el feriado del Censo Nacional el miércoles pasado, la semana estuvo plagada de novedades, rumores, enroques, y hasta “reapariciones”, como la del exministro de Salud, Ginés González García que, tal vez en búsqueda de cierta privacidad, se fue a almorzar a un discretísimo privado del restó vasco Sagardi, en pleno San Telmo, pero no alcanzó. Aún ahí, donde parecían estar solos con su circunstancial (o no tanto) acompañante, el extitular del poderoso gremio de obreros marítimos, el SOMU, Omar “Caballo” Suárez, una cámara indiscreta los detectó y de ahí a las redes hubo un solo paso. Mucho más público fue el almuerzo que el expresidente, Mauricio Macri, tuvo el viernes en Gardiner, en la Costanera, aunque aquí lo llamativo no fue su “presencia”, sino más vale su “ausencia” del encuentro que en ese mismo momento estaba ocurriendo en La Matanza, adonde las principales espadas del PRO habían concurrido en un nuevo intento de mostrarse unidos, y poder dirimir sus diferencias, pero parece que Macri optó por “preservarse” esta vez, lo que respalda las versiones de que, en realidad, quiere convertirse en el gran elector para el 2023, aunque otros creen que a partir de aquí comenzaría a tomar cierta distancia para tejer otras eventuales alianzas que “refresquen” a Cambiemos, y que le den más libertad de movimientos frente a algunos de sus socios más ambiciosos…También sorprendió que, a esa hora del día, el expresidente aún no se había enterado de las declaraciones de Alberto Fernández sobre cambios en las retenciones (que luego fueron desmentidos por algunos de sus propios ministros). No fue lo único que ocurrió ya que en simultáneo la UOCRA, con el inefable Gerardo Martínez a la cabeza, organizaba también una reunión de “respaldo” al presidente Alberto Fernández quién, obviamente, concurrió al encuentro en Esteban Echeverría, si bien al decir de algunos de los presentes, “tuvo más ausencias que presencias”. Y como si no fuera suficiente, el sábado en Mendoza, buena parte de los funcionarios y dirigentes kirchneristas (que no habían participado el día anterior), hicieron un ejercicio catártico en la provincia cuyana, bajo la tutela de la senadora Anabel Fernández Sagasti, de reconocida y pública cercanía con Cristina Fernández que nuevamente se llamó a silencio en los últimos días. Igual, nada de todo esto parece haber servido demasiado como para acercar a las partes dentro del propio Gobierno.

FUTUROS. Así las cosas, los Quinchos del fin de semana tuvieron mucha tela para cortar, tanto en lo político, como en lo económico. De hecho, en otra mesa de la Costanera, un grupo variado de operadores y empresarios, rodeaba al titular del MatrBa-Rofex, hoy por hoy el mercado de futuros con mayor crecimiento del país, el rosarino Andrés Ponte, con las consultas más variadas, desde las cripto monedas, hasta avances en nuevos productos que permitan anclajes más seguros. El directivo reconoció que se estaba trabajando con Uruguay y Paraguay, y no solo en mercados, sino también como proveedores de infraestructura. Por supuesto que tampoco pudo ocultar la satisfacción por el récord e operatoria de marzo y abril, que probablemente se extienda también a mayo. Pero los hombres de empresas están cada vez más inquietos, tratan de evaluar que significado podría tener la suba, finalmente, de las tarifas del agua 32%, pero más aún, el desplazamiento del polémico secretario de Comercio, Roberto Feletti, más alineado con el cristinismo, ahora a la órbita del ministro de Economía, Martín Guzmán que, más vale, hoy aparecería más cerca de Alberto Fernández. Tampoco escapa la “baja” que significa la salida de semejante área del Ministerio de la Producción de Matías Kulfas, que en los últimos tiempos no tuvo una demasiado buena relación con La Cámpora, y que ahora quedaría sensiblemente debilitado. “¿Peón por caballo?”, preguntaba en términos ajedrecísticos, uno de los hombres obligado a conversar frecuentemente con Feletti por los precios al consumo.

DÓLARES. Mientras en una mesa al sol, en Recoleta, algunos trataban de adelantar cuestiones por el nuevo feriado de este miércoles (25 de mayo), que vuelve a dejar una nueva semana corta, otro corrillo especulaba con la inflación de 5% que se prevé para este mes, a la que se le suman los altibajos del dólar, y el accionar del Banco Central. En tal sentido, las presentaciones del ejercicio 2021, que se presentan en las próximas semanas, y el medio aguinaldo de junio, sin duda van a provocar más movimientos en el achicado mercado de la divisa estadounidense. Por estas razones se descarta que va a “aparecer” algo de oferta, tanto de dólares, como de granos, como para poder afrontar tanto los vencimientos fiscales, como los de sueldos de personal. El dato alcanza también a las provincias (principales dadoras de trabajo en muchos casos. De ahí el revuelo que están causando los datos de este último Censo (aún no definitivos) que al blanquear la población total del país, podría hasta modificar la cantidad de representantes por provincia, algo que seguramente algunos cuestionarían, sobre todo, en épocas de hacer recorte de gastos, y no lo contrario.

MILEI TRANSA CON LA CASTA. La aparición cada vez más fuerte de Javier Milei en las encuestas y la expansión de su imagen de cara a 2023 -aunque ya se vislumbran algunos frenos- vino acompañada, en las últimas semanas, de virulentos conflictos internos que comienzan a resquebrajar el orden con el que se manejó la campaña 2021 de La Libertad Avanza en la Ciudad de Buenos Aires. Inmiscuirse en dichas rencillas generaría un festival para cualquier rival. Un claro ejemplo de las volteretas es la unión en Tucumán -acto pensado para julio- con uno de los representantes más exitosos -y polémicos- de la “casta política” local, el diputado provincial Ricardo Bussi. La serie de patinadas tiene, en el fondo, un denominador común: Carlos Kikuchi, quien además fomenta la incorporación -foto incluida en redes sociales- de asesores macristas como Mariano Gerván, marca registrada del PRO en la esfera parlamentaria de los últimos años. Seguidores de La Libertad Avanza recordaron que, durante 2020, autoridades del Senado solicitaron la baja de Gerván como planta política de la Cámara alta y la devolución de varios miles de pesos, situación descripta en la resolución administrativa 398-20. Mientras tanto, Kikuchi insiste en blindar a Milei de cualquier consejo y avanza como pulpo con diferentes armados. Militantes de La Libertad Avanza le pusieron un curioso apodo: “Quioscuchi”.

Dejá tu comentario