Charlas de quinchos

Política

Conmemoraciones, aniversarios, y renuncias en un frenético cóctel que hoy apenas comenzará a develarse. Con la renuncia de Guzmán, el Presidente perdió otro alfil. Las diferencias en la cúpula del Poder Ejecutivo, en todo su apogeo. Un segundo semestre que aparece más tranquilo en materia sanitaria y que apuntaba a cierta reactivación social y laboral, aunque ahora se sacude de nuevo y promete más. Alarma por la falta de lluvias, más pérdidas de producción, e inquietud empresaria generalizada con récords del dólar. Hasta los últimos acontecimientos hubo inauguraciones y festejos que incluyeron la reapertura del emblemático Teatro Avenida y los festejos (adelantados) en la Embajada de Estados Unidos por su Día de la Independencia. También cenas y Quinchos variados a pesar de la temperatura invernal. Veamos.

Divisiones

Si las últimas semanas fueron en un in crescendo difícil de transitar, la mayoría prevé que el ciclo que está comenzando será peor aún, especialmente, por la danza de nombres que desde ayer recorrían cuanto rincón y reunión de más de dos personas se produjo. De hecho, el mismo jueves 30, cuando se realizó el tradicional festejo por el 4 de Julio en la Embajada de los EE.UU. (aparentemente adelantado por el recorte de gastos, que se notó en la cantidad de invitados, y para evitar pagar doble salarios por el trabajo en día feriado del personal), uno de los temas centrales de conversación pasaba por las diferencias en la cúpula del Poder Ejecutivo que llevaría, nuevamente, a una conmemoración dividida entre Alberto Fernández y Cristina Fernández de Kirchner por los 48 años de la muerte del expresidente Juan Domingo Perón que esta vez ameritó dos actos: el modesto de Alberto que eligió el Salón Felipe Vallece de la CGT (con algunas ausencias notables) el mismo viernes; y el de Cristina en Ensenada el 2, mucho más numeroso, y donde se lució todo el cotillón peronista, el que se vio “opacado” (en parte) por la renuncia del ministro Martín Guzmán, que corrió como reguero de pólvora, justo en la mitad del acto, lo que desacomodó a más de uno. El desconcierto fue más allá aún, ya que la vicepresidenta no aludió a la renuncia del alto funcionario, ni siquiera bastante después de terminado el acto, cuando lanzó algunos tuits, e hizo entrevistas.

Campaña

El viernes último, de campera Uniqlo azul eléctrico (foto), el misterioso “hombre de las pegatinas”, como se lo denominó en pasillos judiciales, asistió a prestar declaración indagatoria, acusado de haber sido el responsable de una serie de afiches pegados en las inmediaciones del Palacio de Tribunales que señalaban al juez de la Corte Juan Carlos Maqueda y lo vinculaba, de forma anónima, con irregularidades en la obra social del Poder Judicial. Como había anticipado Ámbito, los investigadores de la Ciudad de Buenos Aires siguieron la pista de las cámaras porteñas y dieron con una 4x4 Nissan Frontier desde donde un grupo de personas aparece montando la campaña dirigida a Maqueda. Por eso, la investigación impulsada por la Fiscalía Penal, Contravencional y de Faltas N°12 le imputó al misterioso hombre con el que habrían dado la acusación por “maltrato doblemente agravado por el concurso de dos o más personas y por resultar el perjudicado trabajador judicial”. Durante el fin de semana, hubo muchos interesados en conocer los alcances de su declaración en sede judicial, y a quienes pudo haber comprometido por la maniobra.

Visita

Hasta los cambios en Economía, el tema central había sido el inesperado viaje del Presidente, no bien volvió de Europa el lunes, hacia Jujuy para visitar a la dirigente social Milagro Sala, internada por una trombosis; y también las crecientes complicaciones por la falta generalizada de gas oil en varias zonas del país, sumada a los precios extraordinarios que se deben pagar por el fluido en las localidades donde parece haber algún volumen guardado. El revuelo del nuevo viaje presidencial (además, sin cumplir con ninguno de los protocolos de aviso al gobernador correspondiente, etc.) levantó polvareda y causó malestar, como discurrían en alguno de los varios corrillos de políticos y diplomáticos en el Palacio Bosch, de la Calle Kennedy y Libertador, donde se ubica la residencia diplomática estadounidense. Hasta ahí, mucho cotorreo, especulaciones y desconcierto, especialmente de los diplomáticos extranjeros que no dan crédito sobre cómo pueden los argentinos vivir y trabajar en medio de tanta incertidumbre.

Siempre dólar

Mientras, el dólar seguía su escalada imparable, igual que riesgo-país, que cerraron la semana a $238 por dólar, y 2.374, respectivamente, pero nada hacía presagiar lo que seguiría, a pesar de que la renuncia de Guzmán sobrevoló el Gabinete casi desde su nombramiento en diciembre de 2019. De ahí que el numeroso público que se agolpó en la vereda de Avenida de Mayo al 1.200 el jueves a la noche, solo se preocupara por el musical que iba a ver (Los Misarables sobre la novela de Victor Hugo) en la reapertura del mítico Teatro Avenida, reacondicionado casi a nuevo, y deslumbrante. Lejos de todos ellos parecía el conflicto por la falta de gas oil, aún con promesa oficial de regularizarse en 1 o 2 meses; o más lejos todavía aparecía la “gafe”que cometió Alberto Fernández con el primer ministro británico, Boris Johnson, sobre el tema Malvinas (luego desmentido, pero no creída). Había una gala por delante, y apenas era una anécdota, el nombramiento Doctor Honoris Causa para el expresidente Eduardo Duhalde en la Universidad del Chaco, obviamente bajo el ejido de Jorge “Coqui” Capitanich, que mereció algún comentario liviano. Igual que el tema de las “chicas” del Jockey Club, embate que está recibiendo el clásico club de hombres (como en otros varios lugares del mundo), para incorporar mujeres en su directiva y abrir sus salones a pleno a las féminas…. “¿Y los sindicatos?, y los clubes de futbol? y el propio Gobierno?. ¿Porque no lo hacen ellos?”, protestaba un socio en defensa de la potestad de los privados de dictar las normas en una organización también privada.

Paro

También fueron quedando por el camino cantidad de cuestiones que, seguramente, iban a ocupar algún espacio en las mesas de los Quinchos, como el cese de comercialización que planteó la Mesa de Enlace del campo para el miércoles 13, y que ayer mismo fue ratificada, aunque aún no se sepa quiénes serán los funcionarios que se ocuparán de los temas centrales. Ni hablar de las especulaciones acerca de si alguna autoridad de cierto rango va a asistir a la tradicional “Ganadera” de Palermo, que comienza en 15 días, y cuya Tribuna Oficial fue testigo privilegiado de encuentros y desencuentros del campo con los sucesivos Gobiernos. Por supuesto que en medio hay temas más trascendentes, como el rol estratégico de la producción agropecuaria, más aún en una situación como la actual (y la del año que viene) en la que son clave todos los dólares genuinos que se puedan producir, y que es justo en este momento cuando se terminan de definir las siembras. De hecho, del resultado de la última campaña, ya llevan ingresados por exportaciones desde el 2 de enero, u$s19.144.962.182 millones, de los cuales más de u$s3.800 millones fueron liquidados durante este último junio, que se convirtió así en el mejor junio desde que se lleva el registro, según consignó el CIARA. Sin embargo, los problemas actuales y las indefiniciones políticas pueden afectar las siembras del nuevo ciclo (además de la seca), lo que puede alterar en forma negativa los ingresos de divisas a partir de diciembre, que es lo que justamente están monitoreando ahora los principales analistas, para prever lo que puede ocurrir en 2023, de por sí ya alterado (más que el actual) por ser año de elecciones presidenciales.

Dejá tu comentario