Chiche vs. Aníbal F. ¿como caníbales?

Política

Chiche Duhalde volvió a mortificar anoche por TV al gobierno, enojada por el desdén del locuaz Aníbal Fernández al contestarle, no se sabe si en nombre de Néstor Kirchner, a la acusación de tener el Presidente actitudes «dictatoriales».

El ministro de Interior -campeón del ocio de funcionario- en cualquier momento va a comenzar a componer versos satíricos, como hacían algunos asesores del GAP de Carlos Corach; se ensañó con la manía viajera de los Duhalde. «Ella estuvo toda la semana en Europa y durante esa semana pasaron cosas en la Argentina. Además de que acá hace frío y allá hace calor, pasaron un montón de cosas en la Argentina», replicó.

• Tolerancia

Chiche se había quejado de que Néstor Kirchner, cuando escucha una opinión distinta de la suya, manda a los ministros a responder por radio. Aunque este Fernández dice no tener órdenes presidenciales para ese protagonismo radiofónico, pidió también tolerancia para sus opiniones. «Si ella reclama libertad de opinar, ¿por qué no puedo opinar yo? Reclamo de la misma manera. Si nadie tiene la verdad revelada, implica que ella tampoco la tiene, ergo, ¿por qué le molesta que yo exponga mi verdad relativa?»

Temeroso de perder el principal oficio que le ha confiado el gobierno, el ministro echó mano de la vieja frase de Bernardo Neustadt para criticar la intolerancia criolla: «Con los caníbales se puede hacer cualquier cosa menos morfárselos, y acá siento que me están morfando, porque me acusan de caníbal», remató con una imagen por lo menos desagradable.

Dejá tu comentario