Acto porteño: mensaje chileno a favor de uso de FF.AA. por crisis mapuche

Política

Debut de la nueva embajadora de Chile en la Argentina. Fue en un acto patrio para recordar el Día de las Glorias Navales de ese país.

Como cada 21 de mayo, Chile conmemoró el día de las Glorias Navales.

La efeméride recuerda el arrojo del prócer marino Arturo Prat Chacón, capitán de la corbeta chilena Esmeralda que ofrendó su vida en el abordaje al monitor Huáscar de la Armada peruana en la batalla de Iquique. El combate naval de Iquique fue uno de los primeros y más importantes de la Guerra del Pacífico que en 1879 enfrentó a Chile contra Perú y su aliado Bolivia. En Buenos Aires, la ceremonia oficial estuvo a cargo de la flamante embajadora trasandina, Bárbara Figueroa Sandoval, en coordinación con el agregado naval, capitán de navío Gerardo Zwanzger Lander y se realizó en la plaza contigua a la sede diplomática donde el año pasado se erigió una escultura en bronce del marino Prat.

El acto de profundo contenido patriótico para los chilenos fue el debut público de la diplomática designada por el presidente Gabriel Boric. Asistieron el embajador del Perú, John Peter Camino Cannock, el subjefe del Estado Mayor General de la Armada, vicealmirante Eduardo Traina; y el subjefe del Estado Mayor General del Ejército, general de división Diego López Blanco, también personal superior de las Fuerzas de Seguridad y agregados navales extranjeros.

La embajadora, expresidente de la Central Unitaria de Trabajadores de Chile (CUT), entidad semejante a la CGT argentina, resaltó los valores del marino Prat, ponderó la profesionalidad de la Armada de su país y fiel a su formación política puso mensajes de integración a la vez que recalcó la utilización del poder militar en seguridad interior a requerimiento del Ejecutivo. Mención que aludió a la participación de militares en resguardo de personas y bienes en medio del centenario conflicto con mapuches que recrudeció en el sur del país trasandino. Afirmó que, “La Armada de Chile hoy es mucho más que dar cumplimiento a las funciones castrenses, es la mano fraterna que ayuda desde el mar, que llega a los rincones más apartados de nuestra geografía, comprometiéndose junto a sus dotaciones y recursos materiales en un irrestricto apoyo a la comunidad, operativos médicos que atienden a pacientes en especialidades complejas, operaciones de seguridad interior cuando el Ejecutivo así lo dispone, rescate y operaciones de migración o mitigación frente a las catástrofes naturales, son algunas de las acciones que la Armada realiza en apoyo directo a nuestros compatriotas”.

La referencia de la embajadora Figueroa estuvo alineada con las palabras que dijo Boric en la ceremonia central organizada por la marina chilena en Valparaíso. Acudió como invitado especial el almirante Julio Guardia, titular de la Armada Argentina. El presidente Boric afirmó, “La Armada es esencial en la continuidad territorial de nuestro país y además en los momentos difíciles que vivimos. Me parece importante decir que todos tenemos que hacer los máximos esfuerzos por buscar el encuentro entre quienes habitan este territorio”. Lo escuchaban más de 2.300 efectivos de la Armada, el Ejército, la Fuera Aérea y Carabineros que luego desfilaron en la Plaza Sotomayor de Valparaíso.

Días antes, Héctor Llaitul, líder de la Coordinadora Arauco-Malleco (CAM). organización activista que promueve “la liberación de la nación mapuche”), hizo un llamado a la “resistencia armada”. El mensaje de Llaitul a la comunidad mapuche se conoció luego de la decisión del presidente Boric de militarizar la región de la Araucanía con el establecimiento de un estado de excepción “acotado” por el que las fuerzas amadas mantienen la seguridad y custodia de ciudadanos y bienes y garantizan la libre circulación a lo largo de las rutas de la denominada Macrozona Sur (área geográfica que comprende las regiones de Araucanía, Bío Bío, Los Ríos y Los Lagos). Otras voces identifican esa porción de territorio como Wallmapu en alusión a las reclamaciones territoriales de los movimientos indigenistas mapuches asentados en la región. Los reclamos mapuches repercuten en el país con menor estridencia aunque salió a la luz la inminente pérdida de una parcela de más de 100 hectáreas (podría ampliarse a más de 2.000) pertenecientes al Ejército Argentino por la demora del ministerio de Defensa en gestionar el expediente judicial en tiempo y forma.

Temas

Dejá tu comentario