Compre Argentino: con críticas opositoras, comenzó el debate en Diputados

Política

El proyecto enviado por el Poder Ejecutivo busca mejorar los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas.

Un plenario de comisiones de la Cámara de Diputados inició el tratamiento este martes del proyecto de ley de Compre Argentino enviado por el Poder Ejecutivo en diciembre pasado y que busca mejorar los márgenes de preferencia para empresas locales en las licitaciones públicas.

El proyecto, que busca modificar la ley vigente, comenzó a debatirse a partir de las 13 en un plenario de las comisiones de Industria y de Presupuesto y Hacienda, que presiden respecticamente, los diputados oficialistas, Marcelo Casaretto y Carlos Heller y que en esta primera reunión recibió la visita de funcionarios del Poder Ejecutivo como la subsecretaria de Industria, Julieta Loustau y el director nacional de Compre Argentino, Julián Hecker.

El plenario pasó a un cuarto inermedio hasta el próximo jueves y desde el oficialismo adelantaron que buscan firmar dictamen para ese día. Fuentes parlamentarias del oficialismo dijeron que el objetivo es emitir despacho y, si hay acuerdo, poder realizar la sesión ese mismo día para tratar este tema, junto con otros referidos a industrias culturales y beneficios para la compra de unidades nuevas para taxis.

Qué dice el proyecto de Compre Argentino

La iniciativa enviada en diciembre pasado por el Poder Ejecutivo contempla la posibilidad de elegir como proveedora a una empresa nacional que se exceda en los precios ofertados por multinacionales. A través de su implementación, el Gobierno estima que podría ahorrar u$s 500 millones por dejar de contratar proveedores extranjeros.

Por otra parte, el proyecto eleva las preferencias de las micro, pequeñas y medianas empresas (mipymes) nacionales de un 15% a un 20%, en tanto que las demás pasan del 8% al 15%.

Las empresas extranjeras podrán ser beneficiadas con hasta un 12% de preferencia si están integradas por capitales nacionales, mientras que también habrá un 3% de beneficio para las empresas con composición mayoritaria de mujeres, ya sea en capital social, puestos jerárquicos y plantel general. Se estima que el 65% de los proveedores del Estado son empresas privadas nacionales y 97% son mipymes.

La iniciativa amplía el alcance de la ley vigente al PAMI para abastecer con capitales nacionales la industria farmacéutica y de equipamiento médico.

A través del proyecto, se desarrolla el programa de compras públicas para que el Estado financie investigaciones sobre el desarrollo de productos que necesitan.

Asimismo, la ley instaura el Programa Nacional de Desarrollo de Proveedores para desarrollar sectores estratégicos, como así también crea el Fondo Fiduciario Público para el Compre Argentino, para financiar en mejores condiciones el acceso a las compras públicas.

El debate

El eje del debate entre el Frente de Todos y Juntos por el Cambio estuvo centrado en la incorporación del PAMI dentro de la norma, debido a que la dependencia oficial es la principal compradora de medicamentos, así como en la creación de un Fondo Fiduciario

“El objetivo de esta ley es poder acompañar e incrementar el poder de compras públicas que tiene el Estado, generando de alguna manera una estructura más diversificada y competitiva, y poder así avanzar en aspectos que hoy la ley no contempla", explicó Julieta Loustau.

Por su parte, Julián Hecker, indicó que lo que estamos incluyendo en esta ley "son varias herramientas de promoción del acceso de las pymes a las compras públicas. Una es la creación de un observatorio de Compre Argentino, donde se hacen seguimientos y monitoreos”.

Además, respecto a la incorporación del PAMI, el funcionario nacional sostuvo: “La incorporación del PAMI responde a ampliar el efecto multiplicador de que el Estado compre nacional y que eso tenga impacto en empleo, en más producción en laboratorio, etc”.

En la ronda de preguntas, la oposición planteó una serie de cuestionamientos a la iniciativa. En este sentido, el diputado de Juntos por el Cambio, Alejandro Cacace, criticó la ampliación de la preferencia. “Estamos tomando una decisión de que el Estado gaste más”, dijo y agregó que sería "hasta un 20% más a lo que correspondería a los precios de mercado”.

Ante esto, Hecker le respondió que “no necesariamente que haya un margen de preferencia de 15% o 20% hace que el Estado pague de más ese porcentaje. Ese margen de preferencia aplica solamente en las comparaciones entre oferta importada y oferta nacional, no entre oferentes nacionales, entre oferentes nacionales siempre gana el más barato”.

Dejá tu comentario