Tensa sesión en el Consejo de la Magistratura: enroque de miembros, concursos y Farah, hoy

Política

Como pocas veces, la reunión prevista para hoy del Consejo de la Magistratura concitará atención, luego del fallo de la Corte Suprema que la semana pasada cargó por el tema de los jueces trasladados. Pero habrá una serie de condimentos adicionales: el pleno del órgano de selección y remoción de jueces tiene previsto una formalidad que puede alterar el esquema de fuerzas con el que venía trabajando: se deben aceptar las renuncias de los consejeros abogados, que realizarán un enroque con sus compañeros de lista, en base a repartirse el mandato como parte de un acuerdo electoral. A eso se suma la expectativa porque se logre consenso respecto a convocar a un concurso específico para los cargos en la Cámara Federal que hoy ocupan Leopoldo Bruglia y Pablo Bertuzzi. Pese al impulso con el que llega el oficialismo, es el bloque opositor el que buscará no apurar una definición. Precisamente para ese punto, volverá a ser clave la peronista Graciela Camaño, que ya fue apuntada para intentar presionarla, en caso de que se incline por favorecer que se inicie el proceso para reemplazar a los dos camaristas cuyos traslados no son permanentes.

Más allá de los obstáculos, según pudo saber Ámbito, se está trazando una estrategia para que todo el concurso pueda ser finalizado para mediados del año que viene, lo que implica un tiempo récord para cuestiones que suelen quedar empantanadas por años.

El pleno aceptará formalmente las renuncias de Juan Pablo Más Vélez, por los abogados de la Capital Federal, y de Marisa Sánchez Herrero, por los letrados del interior, que dejarán paso a sus sucesores. El recambio llegará con Carlos Matterson, un alfil de Daniel “Tano” Angelici y con Diego Marías, un PRO puro que llega por el sector porteño. Eso ocurrirá desde las 10, en el plenario extraordinario.

Pero lo realmente jugoso llegará a las 13 cuando la comisión de Selección se reúna (todo de manera virtual). Es que allí no solo se deberá definir el progreso del concurso nuevo en el que se deberá asegurar la participación de Bruglia y Bertuzzi. Sino también el destino del concurso 412 que estaba en instancia final por dos vacantes en la misma Cámara Federal y que tenía ternas “in péctore” para votar y elevar. Técnicamente, el proceso está terminado, pero todavía no están todos los cabos de la política atados.

Y es que para definir si serán una o dos vacantes las que cubrirá ese concurso, se debe despejar la incógnita de qué hacer con Eduardo Farah, el camarista que pidió que se revierta su traslado y volver a la Cámara. Si se avala que regrese, habrá una vacante menos para el 412 y un “jugador” fuerte inmediatamente repuesto en el tribunal estratégico. Pero ese movimiento tiene otra arista para los consejeros: si se aceptara la revocatoria de ese traslado, ¿podría ser un antecedente que alcance a otros casos? Sería un caos que pueda interpretarse más allá del nombre de Farah porque podrían llover pedidos.

Todo eso debería encaminarse a partir de hoy, en lo que se anticipa como una audiencia de las más esperadas de los últimos meses.

Gabriel Morini

Dejá tu comentario