De Gennaro pide aumento y usa a ambientalistas

Política

El sector de la CTA crítico de Néstor Kirchner marchó ayer al Congreso a reclamar que se vote el proyecto que fija una asignación a los hijos menores de 0 a 18 años y otro para disponer la libertad sindical con la que obtendrían el reconocimiento como mesa paralela a la CGT de Hugo Moyano.

La marcha, que se repitió en unas veinte ciudades del interior del país e incluyó en sus demandas una suba salarial general, había sido convocada por el Congreso nacional de la CTA en Mar del Plaza con la consigna de reclamar una mejor distribución del ingreso y la libertad sindical, un planteo recurrente de la central de Víctor De Gennaro. Bajo la lluvia, la cúpula ceteísta se concentró en la Plaza de los Dos Congresos desde donde, vía Pablo Micheli, secretario General de ATE -embretado en una disputa con UPCN y el gobierno Kirchner- cuestionó duramente al Presidente.

«Cuando guarda la plata del superávit fiscal y se sienta sobre ese baúl de dinero, ¿no ve a los chicos en las calles? ¿No ve a los chicos pidiendo en cada semáforo? ¿No siente el cachetazo de estar gobernando para no resolver estos problemas?», planteó Micheli.

El estatal quedó a traspié el miércoles, cuando luego de anunciar que ATE no aceptaría un aumento menor que 30%, se enteró por TV que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, había pactado con el oficialista Andrés Rodríguez, líder de UPCN, una suba de 19% para los empleados del Estado.

  • Doble turno

    Por eso, ayer Micheli hizo doble turno: primero participó de una movilización de ATE al Ministerio de Trabajo y la Jefatura de Gobierno porteño, y luego se plegó a la movilización de la CTA, que concluyó con un discurso de De Gennaro, frente al Congreso nacional.

    La central que oscila permanentemente entre las críticas que dispara el sector de Micheli, Ariel Basteiro y Claudio Lozano -entre otros- y la impronta oficialista que quieren darle Luis D'Elía y Edgardo Depetri, busca por otro lado una agenda para diferenciarse de Kirchner.

    Ayer, por caso, se zambulleron en un tema puntual: la protesta de los entrerrianos contra la instalación de las papeleras en Fray Bentos, Uruguay.

    Desde la Plaza de los Dos Congresos, De Gennaro llamó ayer a sumarse a la movilización prevista para el 30 de abril en Gualeguaychú, cuandose cumplirá un año de la primera protesta callejera contra la radicación de las plantas de celulosa en la orilla oriental del río Uruguay.

    «Yo quiero convocarlos para acompañar a lo que hoy es la vanguardia de la clase trabajadora argentina: el pueblo de Gualeguaychú que no quiere ser castigado y que no se rinde ante los aprietes», dijo el líder de la CTA, en referencia a las presiones del gobierno para levantar los cortes.

    En esa línea dura, De Gennaro también se metió en el ítem salarial al desafiar a Kirchner a convocar a un « plebiscito» para determinar si los empleados estatales «están de acuerdo o no» con el aumento de 19% acordado anteayer entre Fernández y UPCN.

    «Este aumento es una provocación y no conforma las expectativas mínimas de nuestros compañeros. No vamos a bancar ese techo, no vamos a respaldarlo», sostuvo Micheli, que reiteró que el pedido de su gremio es que el incremento tenga un piso de 30 por ciento.
  • Dejá tu comentario