Denuncia penal del gobierno por tráfico de extranjeros

Política

La Secretaría de Derechos Humanos de la Nación presentó ayer una denuncia penal para que se investigue si los trabajadores bolivianos que murieron en el incendio de una fábrica textil porteña fueron víctimas de organizaciones que reclutan extranjeros para esclavizarlos.

Por su parte, también se refirió al respecto la ministra de Derechos Humanos de la Ciudad de Buenos Aires, Gabriela Cerruti, tras la muerte de seis personas de nacionalidad boliviana ocurrida el jueves pasado en un taller textil de la Capital Federal.

«Nos presentamos ante la Justicia Criminal para que se investigue la existencia de una asociación civil cuyo fin sería el de reclutar ciudadanos bolivianos para realizar trabajo esclavo», explicó el secretario nacional, Eduardo Luis Duhalde, acerca de la denuncia penal «contra quienes resulten autores, cómplices, o encubridores o registren cualquier tipo de participación en los delitos incendio seguido de muerte, asociación ilícita y reducción a servidumbre».

Duhalde explicó que con representantes de la Embajada de Bolivia, organizaciones de ese país, la Cancillería y los ministerios de Interior y Trabajo «estábamos en ese proceso, de creación del Observatorio, cuando ocurrió la tragedia». Cerruti, a la vez, se reunió con once representantes de distintas entidades bolivianas, que exigieron un plazo de seis meses para poder poner en orden los talleres textiles.

Además pidieron una comisión bipartitapara poder resolver la situación de unos 4.000 bolivianos, la mayoría indocumentada. «A la comisión bipartita les dijimos que sí, pero el plazo de seis meses no podemos aceptarlo», dijo la funcionaria. «Les explicamos que no podemos permitir tener talleres donde se violen los derechos humanos o se someta a la gente a trabajo de servidumbre», explicó.

«Buscaremos mecanismos para que puedan funcionar y apoyarlos para que puedan tener toda la documentación para acceder a la habilitación. Pero si se están violando los derechos, el taller será clausurado, y en esos casos no habrá plazos ni contemplaciones», aseveró la ministra.

Por otra parte, el Gobierno porteño dará a las personas que se quedarían sin empleo por la clausura de los talleres, el vale de asistencia alimentario que otorga a las personas carenciadas y, por otro lado, también intervendrá el Ministerio del Interior con un programa de radicación y documentación para los extranjeros que se encontrarían en situación irregular en el país.

El tema además fue uno de los ejes de la reunión de gabinete que mantuvo el jefe de Gobierno, Jorge Telerman, con sus ministros por la mañana.

Dejá tu comentario