Despenalización del aborto: aval K allana debate en el Congreso

Política

A casi seis meses de iniciarse el trámite en Diputados, el proyecto podría ser tratado en breve en comisión. Pese a no contar con el visto bueno del Ejecutivo, la diputada Conti reveló que el bloque tendrá "libertad de conciencia" a la hora de votar. "Cristina jamás ha bajado una directiva para impedir", afirmó a ámbito.com.

A casi seis meses de su ingreso al Congreso, el proyecto de ley sobre interrupción voluntaria del embarazo empieza a dar sus primeros pasos. Las organizaciones y diputados que impulsan la iniciativa anunciaron que presentarán un pedido de pronto tratamiento a la Comisión de Legislación Penal para que se debata. Mientras, desde el kirchnerismo adelantaron que habrá libertad de conciencia para acompañar la iniciativa pese a no contar con el respaldo del Poder Ejecutivo. 

En el marco de la Jornada Federal por la Despenalización del Aborto, los legisladores que acompañaron con su firma el proyecto ofrecieron este lunes una conferencia de prensa donde se mostraron optimistas de que antes de fin de año sea debatido en la comisión cabecera. Sorprendió el anuncio de la ultrakirchnerista Diana Conti, quien reveló que el Frente para la Victoria dará "libertad de conciencia" a sus legisladores a la hora de votar. 

"Con libertad de conciencia quienes integramos el Frente para la Victoria vamos a acompañar su tratamiento y a votar por la despenalización del aborto", afirmó la legisladora luego de escuchar de boca de la oposición críticas a la postura negativa del Poder Ejecutivo sobre el tema.  

Si bien el texto cuenta con el respaldo de un importante número de diputados kirchneristas, es ampliamente conocida la posición contraria de Cristina de Kirchner, anterior, incluso, al relanzamiento de la relación con el papa Francisco. Dentro del Congreso, lo resiste también el presidente de la Cámara de Diputados, Julián Domínguez. 

Sin embargo, ante una consulta de ámbito.com sobre si se había consensuado con la Presidente otorgar libertad de conciencia al bloque para votar, Conti aseguró que "Cristina jamás ha bajado una directiva para impedir que se vote la despenalización del aborto".  

Además de ensayar una férrea defensa de la reforma del Código Civil que se aprobaría esta semana en la Cámara baja - "No interfiere con la despenalización del aborto"- hizo saber que el kirchnerismo no impedirá que avance, al menos en comisión, la interrupción voluntaria del embarazo. El apoyo K será fundamental para que llegue al recinto ya que ostentan la mayoría en Legislación Penal. 

En la actualidad, el Código Penal establece penas de hasta los 4 años de prisión para "la mujer que causare su propio aborto o consintiese en que otro se lo causare". De prosperar el proyecto se legalizaría la interrupción voluntaria hasta las 12 semanas de gestación, mientras que para los casos donde el embarazo ponga en peligro la salud de la madre o sea producto de una violación lo autoriza sin restricción de tiempo. 

Además, plantea que los sistemas de salud, tanto públicos como obras sociales, deben proveer de esta prestación, mantiene la objeción de conciencia para los médicos y la penalización para quien "con violencia causare un aborto sin haber tenido el propósito de causarlo, si el estado de embarazo de la paciente fuere notorio o le constare", tal como indica el artículo 87 del Código. 

Miembros de casi todos los bloques han firmado el proyecto, que inició este año por quinta vez su tratamiento parlamentario y, por primera vez, podría aparecer en la agenda de Casa de Gobierno y generar un cortocircuito con la Iglesia. 

"Cristina ya dijo que no va a mandar el proyecto, pero si se aprueba no lo va a vetar", sostuvo la diputada del Frente para la Victoria Araceli González, quien también aprovechó para fustigar contra quienes "vienen a sacarse la foto; algunos hemos militado la despenalización toda la vida". 

Desde la UCR, el diputado Manuel Garrido consideró que el "Estado argentino es responsable de que las mujeres no puedan ejercer su libertad de decidir sobre sus vidas y escoger cuáles son sus planes de vida", mientras queAlicia Ciciliani, Partido Socialista, llamó a debatir con la sociedad, "para decirle que lo que estamos buscando son más derechos, más libertad y más igualdad. Que cada uno pueda decidir lo que hace". 

En tanto, el diputado Claudio Lozano (Unidad Popular) criticó la inacción oficial para hacer avanzar el proyecto: "Todos sabemos que con un solo guiño del Ejecutivo esto ya estaría sancionado en el Parlamento Nacional", esgrimió. 

Por su parte, los diputados del Frente de Izquierda, Néstor Pitrola y Nicolás Del Caño, hicieron un llamado a sus pares a votar "a conciencia yo no en orden a disciplinas" partidarias. 

"Es el momento de reconocer el derecho de ser libres a todas las mujeres de este país. A las que tienen plata para pagarse un aborto y a las que mueren en abortos clandestinos", lanzó la diputada por el FAP-UNEN Victoria Donda, quien en pocas semanas se convertirá en madre por primera vez. 

El proyecto que se comenzaría a debatir en breve en Legislación Penal -presidida por la macrista Patricia Bullrich que no adhiere- debe también ser tratado por las comisiones de Salud y Familia y Mujer. Cuenta con el apoyo explícito de 64 diputados y decenas de organizaciones y agrupaciones sociales. Su principal impulsor fue la agrupación Campaña Nacional por el Derecho al Aborto Legal, Seguro y Gratuito, quienes también organizaron este lunes un abrazo al Congreso en conmemoración del Día por la despenalización y legalización del aborto en América Latina y el Caribe que se celebra todos los 28 de septiembre.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario