R. Padilla indaga a parte de la banda de D´Alessio por lavado

Política

El juez federal de Dolores, Alejo Ramos Padilla, indagará hoy a Marcelo Patricio González Carthy de Gorriti, señalado como un engranaje clave en las maniobras de lavado de activos que se investigan en el marco de la causa que se sigue contra la supuesta red de espionaje que integraba el detenido el falso abogado Marcelo D´Alessio.

En la misma jornada, el magistrado tiene previsto ampliar las indagatorias de los exespías de la Agencia Federal de Inteligencia, Pablo Pinamonti y el detenido Ricardo Bogoliuk, a los que preguntará por las denominadas Bases AMBA con las que la central de espías intentó, durante el gobierno de Cambiemos, penetrar en la provincia de Buenos Aires.

Carthy de Gorriti, sobre quien pesaba una orden de captura internacional librada por el juez de Dolores, fue detenido el miércoles en la provincia de Buenos Aires, y será indagado hoy a las 10, antes de que venza el plazo de 48 horas que establece el código. El exprófugo forma parte del “Grupo Buenos Aires”, tal como fuera rotulado el grupo de WhatsApp detectado en el teléfono celular de D´Alessio del cual se obtuvieron los primeros indicios de presuntas maniobras de lavado de dinero, según surge de la resolución de 98 páginas en la que se había dispuesto su captura.

Los otros tres integrantes del grupo investigado eran el propio D´Alessio, el empresario Pablo Bloise y el excomisario Bogoliuk, quien se encuentra detenido e imputado también en la parte central de la causa en la que se investiga una red de espionaje ilegal y extorsión por la cual fue procesado, entre otros, el fiscal Carlos Stornelli.

Las presuntas maniobras de lavado de dinero fueron descubiertas a partir de documentos y diálogos encontrados en el teléfono de D’Alessio, en los que se habla de la obtención de una licencia para efectuar operaciones offshore, utilizando como base para ello una filial del Foreign Forance Bank en Anoujan, Islas Comores.

“De acuerdo con los documentos intercambiados, la primera operación que intentaron llevar adelante implicaba un monto elevado de dinero. En ese sentido, las partes refieren que la transferencia sería de 500 millones de euros, cifra que las personas que tenían contacto con Carthy de Gorriti necesitaban colocar en el sistema bancario”, había detallado el juez en su resolución.

Las actividades del grupo acusado de cometer ilícitos “se centraban en relacionar a los actores intervinientes en estas operaciones, con trato directo con ellos en diversas oportunidades, y materializar de ese modo transferencias monetarias de cientos de millones de euros entre distintos países, con procedimientos que dificultasen tanto la trazabilidad de los verdaderos emisores y receptores de los fondos como conocer su verdadero origen y, al mismo tiempo, para intentar darle sustento legal a la tenencia del dinero al introducirlo al circuito bancario”.

El grupo “Buenos Aires” da cuenta “de varias operaciones de gran volumen económico de estas características, siempre propuestas por Carthy de Gorriti, para las que se requerirían de los ´servicios´ de Bloise”, según se detalló en aquella resolución.

A fin de avanzar con la investigación de los hechos, el juez Ramos Padilla le había dado intervención a la Unidad de Información Financiera (UIF) y a la Dirección de Asesoramiento Económico y Financiero de la Procuración General de la Nación. La gran pregunta que surge ahora en la causa es saber dinero de quién lavaba esa organización criminal y si son rastreables esas operaciones.

En cuanto a la ampliación de las declaraciones indagatorias de Pinamonti y Bogoliuk, el juez les exhibirá nuevo material probatorio que surgió, entre otros lugares, de requerimientos que le formuló a la AFI para que informaran sobre las actividades desarrolladas por las denominadas “bases AMBA” que ahora se investigan como una pata del espionaje ilegal.

Dentro de la AFI, a la que se incorporó el 27 de mayo del 2016, Pinamonti integró el gabinete de asesores de Silvia Majdalani y estuvo al frente de la Dirección de Reunión de AMBA, donde tuvo a su cargo a otros agentes, como el excomisario Bogoliuk, quien está detenido en el caso D´Alessio, donde también se lo imputó como miembro de la asociación ilícita dedicada a la extorsión.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario