Docentes porteños recibirán aumento salarial de hasta 12,5% a partir de febrero

Política

Según  informó el Ministerio de Educación de la Ciudad, el sueldo inicial de bolsillo para un maestro de jornada simple llegará a $29.006, mientras que la jornada completa se pagará $58.012 por mes.

El Gobierno de la Ciudad activó la “cláusula gatillo” en la paritaria docente y otorgará un aumento de hasta 12,5% para los docentes porteños.

Según informaron fuentes oficiales a Ámbito, la recomposición salarial corresponde al 2019 y se cobrará el próximo sábado 8 de febrero.

Con esta medida, el sueldo de bolsillo de un docente de jornada simple que recién se inicia se incrementará 12,46% de $25.792 a $29.006, unos $3.214 extras.

En tanto, un maestro de jornada completa pasará de recibir $51.584 a $58.012, unos $6.428 más, equivalente a un 11%.

“De esta manera se cumple con el compromiso de la cláusula de actualización (por inflación) del acuerdo salarial docentes alcanzar el año pasado”, remarcaron desde el Ministerio de Educación porteño, a cargo de Soledad Acuña.

Desde la Unión de Trabajadores de la Educación (UTE) rechazaron el incremento automático y volvieron a reclamar la “inmediata” convocatoria a paritarias en la Ciudad, tras conocer la mayor cifra de inflación en casi tres décadas.

“Como hemos denunciado desde la UTE a lo largo del año, ésta mal llamada ‘cláusula gatillo’ que rechazamos en el mes de marzo, llega tarde y mal ya que se paga sin ningún tipo de retroactivos y con el agravante que la inflación en alimentos es muy superior a la general”, se quejaron desde el sindicato que lidera Eduardo López.

Según los cálculos de los sindicalistas, si el mínimo garantizado pasa a $29.000 para la jornada simple y a $58.000 la completa, la suba de enero del 2019 a enero del 2020 rondó un 50,95%.

“Reclamamos la urgente convocatoria a la mesa salarial para garantizar que el aumento del 2020 no esté por debajo de la inflación, recuperar lo perdido en el gobierno de Macri-Larreta y recomponer de manera inmediata las asignaciones familiares congeladas desde hace siete años en la Ciudad de Buenos Aíres”, señalaron.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario