El "Congreso" de Solá lanzó apoyo a Cristina

Política

Felipe Solá terminó ayer su autoconvocado congreso del PJ bonaerense declarando haber reunido a 385 congresales -poco más de un tercio del total-, número que permitió iniciar las deliberaciones, pero insuficiente para tomar alguna decisión formal, ya que se necesitan, al menos, 450 congresales para hacerlo. De todas formas, el felipismo designó autoridades y pasó a un cuarto intermedio hasta el 28 de junio, cuando creen que estarán definidas las candidaturas. En el encuentro hubo ratificación del apoyo a la candidatura de Cristina Kirchner como senadora y a la gestión de su marido, críticas a Hilda Chiche Duhalde y hasta típicas chicanas duhaldistas, como no mostrar el acta firmada por los veedores para certificar el número oficial de asistentes. Se vuelve así irrelevante en la práctica la evaluación de la Justicia sobre la legalidad del autoconvocado congreso peronista, aunque sus efectos podrán verse el domingo, cuando el duhaldismo lleve adelante el Congreso que fuera convocado por José María Díaz Bancalari.

El sector interno del PJ bonaerense consiguió ayer una victoria a medias: reunió una cantidad considerable de participantes, pero sin poder tomar ninguna decisión durante las dos horas que sesionó en el Club Atenas de La Plata.

«La agenda de discusiones incluyó decisiones que pudieron ser tomadas sólo como Frente para la Victoria, pero no como peronismo bonaerense. Incluso, ratificaron la candidatura de Cristina cuando todo indica que va a haber un acuerdo y que esos temas quedarán en manos de Eduardo Duhalde y de Néstor Kirchner, como nosotros vamos a decidir en el congreso del domingo. No creo que Felipe le haya hecho ningún favor hoy a Cristina»,
razonaba ayer un integrante de la conducción del PJ bonaerense que pidió reserva para obedecer una orden del propio Duhalde: «Del congreso de Felipe no se habla».

• Regodeo

Desde el duhaldismo se regodeaban ofreciendo otro dato: la Casa Rosada no habría llamado a ningún intendente bonaerense para apurar el envío de congresales. Lo vieron como una garantía de que un arreglo está cerca.

El orden del día contempló el
«apoyo irrestricto» a la candidatura de Cristina Kirchner, «respaldo a las gestiones del presidente Kirchner, el gobernador Solá y todos los intendentes justicialistas» y se incluyó también el repudio a «los diputados justicialistas que afectaron la gobernabilidad».

El congreso sirvió también para atacar a los diputados que dieron vía libre al juicio político contra Solá y al ministro de Asuntos Agrarios, Raúl Rivara, por una presunta compra indebida de alimentos destinados a los planes sociales bonaerenses.

El propio
Solá habló ayer al mediodía por radio «América» y reconoció haberse equivocado en el caso Rivara, haber actuado mal: «Fue un error, pero por eso no voy a renunciar», dijo el gobernador, mientras denunciaba «hostigamiento» del duhaldismo y ratificaba una baja en el índice delictual de la provincia -40% menos de homicidios-».

En los discursos hubo, sobre todo, ataques a
Chiche Duhalde y kirchnerismo y felipismo explícitos. Como el de Alberto Balestrini: «Hay que conformar un gran frente nacional con todas las organizaciones sociales, porque a la derecha de nuestra pantalla están nuestros enemigos. Hay que recorrer barrio por barrio para profundizar los cambios encarados en el país el 25 de mayo de 2003 y para obtener la mayoría de los congresales».

O Julio Alak: «Basta del doble discurso, de decir que apoyan al gobierno, pero intentan desestabilizarlo con un juicio político».

Entre los más eufóricos, Carlos Kunkel ratificó que «el verdadero congreso provincial justicialista es el que sesiona esta tarde en La Plata» y después se encargó de Chiche Duhalde: «Esa señora que llegó hace poco al peronismo cree que nosotros somos la resaca», le dijo. «Somos el verdadero congreso, porque es la verdadera expresión del peronismo bonaerense, que elegirá sus propias autoridades y cuenta con la cantidad suficiente de congresales».

Finalmente, como autoridades se eligieron a Balestrini, como presidente; al intendente de Campana, Jorge Varela, como viceprimero; a Carlos Kunkel, como vicesegundo; y a Juan Amonadarain, como vicetercero.

El domingo, mientras tanto, el duhaldismo promete convocar a 520 congresales que se reunirán a las 12 en el Estadio de la Luz:
«De nuestro congreso no va a salir ningún apoyo, ni a Chiche ni a Cristina. Las candidaturas las dejamos en manos de Duhalde y del Presidente», definió ayer el duhaldismo.

Dejá tu comentario