El PJ arma su cumbre para testear unidad del Frente de Todos

Política

Mañana se reúne el congreso partidario para convocar a elecciones internas. La disputa entre Gioja y Capitanich salpica el pedido de unidad de todos los sectores. Silencio de Alberto y Cristina.

El Partido Justicialista (PJ) nacional realizará mañana un congreso partidario para avanzar con el proceso de renovación de autoridades que estará signado por el pedido de todos los sectores del peronismo para que haya una lista única y se logre la unidad, a pesar de que todavía no hay definiciones sobre quién será el próximo presidente del partido a partir de mayo.

El encuentro será a partir de las 10 en el microestadio de Ferro. La idea que une a todos los sectores del peronismo es que “no haya una contienda” electoral para decidir la nueva conducción partidaria porque eso debilitaría y distraería al Gobierno de Alberto Fernández de la gestión, según coinciden varios referentes de los distintos espacios justicialistas.

Sin ser una de las prioridades a resolver por el oficialismo, los encargados de armar la ingeniería partidaria buscan evitar un nuevo dolor de cabeza para la Casa Rosada, por lo que “la lista de unidad sería un hecho” y la solución que salió desde el propio Gobierno fue conformar una dupla que conduzca el PJ de forma alternativa entre ambos dirigentes que expresaron su deseo de presidir el partido: José Luis Gioja y Jorge Capitanich.

Respaldo

Gioja, actual presidente del partido, cuenta con el respaldo de gran parte de los gobernadores, legisladores e intendentes bonaerenses para que continúe al frente del PJ debido a su labor durante los 4 años del macrismo y su rol en lograr la unidad del peronismo con la incorporación de varios dirigentes que estaban alejados del partido, entre ellos, el propio Fernández.

A la bandera de la unidad que enarbola Gioja, lo que fue reconocido hasta por el Presidente durante su visita a la sede partidaria de Matheu 130 el año pasado, se le opone la visión de renovación del PJ en tiempos de oficialismo que lidera el gobernador de Chaco, Jorge Capitanich.

A pesar de que ambos se mantienen firmes en su deseo de conducir los destinos del principal partido político de la alianza del Frente de Todos, tanto Gioja como Capitanich han expresado sus intenciones de “no generar roces ni enfrentamientos entre compañeros”, por lo que la idea de la Rosada de que la próxima presidencia sea una dupla entre el sanjuanino y el chaqueño cobra mayor relevancia.

Gioja-Capitanich y luego Capitanich-Gioja al frente del PJ sería la solución salomónica para “mantener la paz y no gastar energías necesarias para la gestión”, pero antes de que se defina esta posibilidad deben sortear un problema jurídico, explicaron las fuentes. En el último congreso partidario realizado en febrero del año pasado también en Ferro, el PJ cambió su carta orgánica y la lista de los 75 congresales debe ser conformada con paridad de género; es decir, integrada por un hombre y una mujer y así sucesivamente.

Este punto legal sería un obstáculo para la solución a la interna entre Gioja y Capitanich, porque como segunda o primera debería ir una mujer. Otro que se anotó en la lista de los presidenciables es el gobernador de San Luis, Alberto Rodríguez Saá, quien no contaría con el respaldo de otros dirigentes.

Los distintos referentes de los espacios justicialistas sólo dan entidad a la puja entre Gioja y Capitanich y descartan las posibilidades de Rodríguez Saá. En ese marco de falta de definición de nombres pero con la unidad como un hecho concreto, el PJ realizará su congreso para avanzar en la conformación de la junta electoral y establecer los plazos legales para las elecciones del próximo 3 de mayo.

Concurrencia

Se espera la concurrencia de gobernadores, funcionarios de gobiernos nacional y provinciales, intendentes, legisladores, dirigentes territoriales y sociales. Días atrás, Capitanich reafirmó que tiene “voluntad” y “deseo” de presidir el PJ.

Consultado sobre la posibilidad de que José Luis Gioja continuara al mando del justicialismo, respondió: “Siempre estamos dispuestos a construir, ahora también es cierto que es necesario hacerse la siguiente pregunta: ¿por qué no priorizar a aquellos que hemos ratificado el liderazgo en nuestros respectivos distritos?”.

El mandatario chaqueño apuntala sus aspiraciones en el proyecto de su autoría para subordinar al PJ a una coalición política permanente de partidos al estilo del Frente Amplio uruguayo, mientras que Gioja entiende que avanzar en una arquitectura institucional de ese tipo no es una prioridad del momento que vive la Argentina. “Es absolutamente imprescindible que el justicialismo tenga una capacidad para la organización que implique convalidar la organización estructural del Frente de todos”, había señalado Capitanich.

El contenido al que quiere acceder es exclusivo para suscriptores.

Dejá tu comentario