El trasfondo de los cambios en el Gabinete

Política

La incertidumbre y las versiones fueron la característica de un día donde los teléfonos estaban apagados y la información confiable escasa. Finalmente después de las 22 se conoció un nuevo equipo de Alberto Fernández.

Un clima de cambios es el que se vivió esta semana en la Casa Rosada, escritorios que se vacían, saludos apresurados, miradas tristes y otras alegres. Es que siempre el cambio de funcionarios provoca “sentimientos encontrados”. Están aquellos que celebran la salida de algún jefe que con malos modos trató al personal estable. En otros casos lamentan su partida.

La incertidumbre y las versiones fueron la característica de un día donde los teléfonos estaban apagados y la información confiable escasa. Finalmente, pasadas las 22 horas de este viernes se conoció la conformación del nuevo equipo de colaboradores del presidente.

Los cambios en el gabinete son los siguientes: el jefe de ministros, Santiago Cafiero pasa a Cancillería en lugar de Felipe Solá y es reemplazado por Juan Manzur; Sabrina Frederic deja el Ministerio de Seguridad a Aníbal Fernández; Luis Basterra sale de Agricultura, Ganadería y Pesca para ceder su lugar a Julián Domínguez; Jaime Perzyck es el nuevo ministro de Educación en lugar de Nicolás Trotta; Daniel Filmus fue designado al frente de la cartera de Ciencia y Tecnología en reemplazo de Roberto Salvarezza , y Juan Ross sucede a Juan Pablo Biondi como secretario de Comunicación y Prensa.

Como señaló Ámbito, durante toda la jornada hubo reuniones en diversos lugares entre los representantes de la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner, de Alberto Fernández y de Sergio Massa. Estos encuentros se extendieron hacia gobernadores e intendentes.

La primera renuncia fue la del vocero y amigo personal del Presidente, Juan Pablo Biondi, En más de una oportunidad, en esto días aciagos, Biondi decía “jamás le voy a renunciar a Alberto” pero aclaraba “por lealtad, por cariño, pero él sabe que siempre mi renuncia está a su disposición para cuando el lo considere” y este viernes fue el pedido.

La sorpresa fue el rechazo presidencial a la renuncia “mediática” de Wado De Pedro al ministerio del Interior, un hombre que cuenta con la confianza de Cristina. Durante la semana, las mayores críticas en el entorno presidencial se dirigieron a este funcionario por haber demitido a través de los medios, en lo que se consideró “un apriete al presidente para que forzar renuncias en el gabinete, en particular las del jefe de ministros y del secretario de Medios”.

La vicepresidente logró imponer gran parte de sus demandas: ubicó a Juan Manzur al frente de la jefatura de Gabinete, como había planteado en su carta y provocó la renuncia de Biondi al que cuestionó en duros términos.

De esta forma, se van del elenco gobernante dos personas con las cuales el presidente pasaba la mayor parte de su tiempo, que conformaban su “mesa chica”, ya que Cafiero en su nuevo rol deberá pasar parte de su tiempo en el exterior y Biondi se fue a su casa.

La incorporación de Aníbal Fernández al gabinete se interpreta en fuentes cercanas al gobierno como una respuesta al reclamo de seguridad de la población - uno de los factores que contribuyó a la derrota electoral- ubicando en el área a un funcionario que siempre se caracterizó por su ejecutividad.

Resta saber si serán aceptadas, o no, las renuncias presentadas por una segunda línea de funcionarios como Juan Cabandié (Medio Ambiente), Victoria Donda (Inadi) y Martín Sabbatella (Acumar) quienes se sumaron al “show de despedidas mediáticas”.

Tal como anticipó Ámbito, Martín Guzmán sigue al frente del Ministerio de Economía, un funcionario fue defendido en más de una oportunidad por el presidente Fernández y avalado recientemente por la vice presidenta Cristina Fernández de Kirchner cuando lo llamó para aclararle que “yo no pedí tu renuncia”.

La urgencia oficial por conformar el nuevo gabinete se explica por un lado en virtud de la necesidad de calmar las expectativas. Pero también fuentes oficiales señalan que el presidente quería definir lo antes posible sus colaboradores para no demorar el lanzamiento de una serie de medidas económicas.

En tanto, este sábado el presidente viajará a la provincia de la Rioja para participar junto a parte del Gabinete, de una cumbre de gobernadores.

Hasta el momento, las fuentes no tenían información de un diálogo directo entre el primer mandatario y su vicepresidente, tras la carta que diera a conocer Cristina cuestionando distintos aspectos de la gestión, pero el mensaje que enviaban era de tranquilidad, más allá de reconocer que “la relación entre ambos está dañada”.

Dejá tu comentario