Elecciones en pandemia: qué medidas tomará el Gobierno para una votación inédita en la Argentina

Política

Como el voto en la Argentina es un derecho y un deber, está previsto que los jueces electorales determinen qué hacer en casos de electores que deban aislarse por ser  contactos estrechos, casos positivos y tener síntomas de Covid-19. Además, el Ministerio de Interior le respondió a la Cámara Nacional Electoral que todas las autoridades de mesa estarán vacunadas e informó que distribuirá elementos de protección. El horario será el mismo de siempre: los comicios empezarán a las 8 y cerrarán a las 18 horas. La Justicia convocará a más autoridades suplentes y se habilitarán más establecimientos de votación.

Por Reverso

Por Juan José Domínguez, de Reverso.

La vacunación avanza pero dentro de un mes y medio, cuando la Argentina celebre sus elecciones primarias, la pandemia de Covid-19 aún no habrá sido superada. El Poder Ejecutivo propuso, de manera excepcional, posponer un mes los 2 comicios (las PASO y las generales) y el Congreso lo convalidó por ley. Ahora, tras el cierre de alianzas y de listas, el Gobierno y la Justicia acaban de acordar un protocolo con una serie de recomendaciones y medidas para garantizar una votación segura y que las elecciones no se conviertan en un foco de contagios de coronavirus.

¿Cuáles son esas medidas y recomendaciones para los dos domingos en los que el país deberá volver a votar, y en circunstancias inéditas debido a la emergencia sanitaria? Te las contamos acá.

Qué pasará con los electores que estén con Covid-19, sean contactos estrechos y tengan síntomas

El artículo 37 de la Constitución nacional establece que el voto es “universal, igual, secreto y obligatorio” y el artículo 23, inciso b, de la Convención Americana de los Derechos Humanos dice que todos los ciudadanos tienen derecho a “votar y ser elegidos en elecciones periódicas auténticas, realizadas por sufragio universal e igual y por voto secreto”.

Es decir que, en la Argentina, votar no solamente es un derecho político sino un deber. Sin embargo, la regla mundial para quienes tienen Covid-19 y para quienes son contacto estrecho de infectados es aislarse.

Tal como se contó en esta nota, diversos países optaron por diferentes soluciones para poder garantizar el ejercicio del voto a quienes son contacto estrecho de un caso confirmado y a quienes estén cursando la enfermedad. ¿Y en la Argentina?

La Cámara Nacional Electoral (CNE) dictó este martes una acordada, número 83 de 2021, en la que dispone que los jueces con competencia electoral de cada uno de los 24 distritos determinarán “el procedimiento de emisión del voto para aquellos electores que exhiban síntomas evidentes compatibles con COVID-19 y que exijan ejercer su derecho al sufragio, preservando la salud de las demás personas”.

Desde la CNE dijeron a Reverso que “se recomienda que no vayan a votar, pero si quieren ir, tienen derecho al sufragio, así que cada juez electoral determinará el procedimiento”.

Entre las medidas que se evaluaban inicialmente entre el Poder Ejecutivo y la Justicia, según había podido averiguar Reverso, figuraba una “mesa Covid”, es decir “un cuarto oscuro específico, con medidas adicionales de ventilación e higiene, y con la posterior sanitización de la mesa y todo el ambiente”, para no coartar el derecho a voto de los electores. Pero finalmente la decisión de cómo podrían votar contactos estrechos, personas con síntomas o personas con COVID-19 quedará en manos de cada juez electoral.

“Disponer que, en caso de presentarse a sufragar un elector que exhiba síntomas evidentes compatibles con COVID-19 o que por cualquiera otra circunstancia conformare un caso sospechoso de COVID-19 en los términos de lo previsto por las normativas sanitarias vigentes, será informado de que se encuentra justificada su no emisión del voto y que debe retirarse a cumplir aislamiento preventivo”, dice la última acordada de la CNE.

Autoridades de mesa, vacunadas

El 10 de junio último, mediante la Acordada 62, la CNE expresó que “reiteraba” al Ministerio de Interior de la Nación “que se arbitren los medios para prever que, por quien corresponda, se incluya con anticipación suficiente en el cronograma de vacunación como personal estratégico esencial a todos los ciudadanos y ciudadanas que serán convocados como autoridades de mesa para las elecciones primarias y generales del corriente año”.

El 27 de julio último, la CNE difundió una respuesta a su vicepresidente, el juez Daniel Bejas, de parte de la secretaria de Asuntos Políticos del Ministerio del Interior, Patricia García Blanco, en la que el Gobierno nacional confirma que las autoridades de mesa serán vacunadas.

El Ministerio del Interior, además, le garantizó a la CNE que cada mesa de votación contará con un kit sanitario compuesto por 4 barbijos y una botella de un litro de alcohol en gel, además de mamparas traslúcidas para las mesas.

Además, informó que cada escuela tendrá “facilitadores sanitarios”, es decir, agentes del Comando General Electoral que deberán controlar el cumplimiento del protocolo sanitario.

Desde la CNE dijeron a Reverso que se está “convocando a más autoridades de mesa de las habituales” para que haya una mayor cantidad de suplentes, en caso de que las autoridades de mesa titulares no puedan concurrir a cumplir sus funciones por razones sanitarias.

Mismo horario, pero con más escuelas

Como lo informó a fines de abril último el Ministerio de Interior de la Nación, que encabeza Eduardo “Wado” De Pedro, el Gobierno evalúo con la CNE el aumento “en un 30%” de la cantidad de establecimientos de votación, “con el objetivo de disminuir la concentración de personas y los riegos para autoridades de mesa”.

Según pudo averiguar este medio, el aumento en la cantidad de centros de votación es un acuerdo firme entre el Gobierno y la CNE, así como mantener sin cambios el horario de votación habitual: tanto el 12 de septiembre (elecciones PASO) como el 14 de noviembre (generales) las escuelas abrirán a las 8 y cerrarán a las 18 horas.

El protocolo que la CNE aprobó por acordada este martes establece que “se procurará reducir la cantidad de mesas por establecimiento de votación y aumentar la cantidad de establecimientos de votación habilitados, a fin de reducir la cantidad de personas por establecimiento y evitar la aglomeración de electores”.

Un protocolo nacional, pero que puede variar por jurisdicción según cada situación epidemiológica

Según dijo a Reverso el director de Comunicación del Ministerio de Interior, Luciano Peralta, el Gobierno nacional presentaría un protocolo general para la realización de los comicios. Este protocolo, según habían anticipado a este medio desde la CNE, sería “muy general” y podría variar de acuerdo con la situación epidemiológica de cada jurisdicción y lo que dispongan los jueces electorales de cada una.

La CNE finalmente aprobó este mismo martes el “Protocolo sanitario de prevención COVID-19 - Elecciones nacionales 2021” -figura al final de la misma acordada-, elaborado conjuntamente con la Dirección Nacional Electoral (DINE), del Ministerio del Interior y el Ministerio de Salud de la Nación.

La acordada fija “como criterio orientativo” que en “cada establecimiento de votación se procure evitar que se habiliten más de 8 mesas de votación”; “disponer una franja horaria prioritaria para personas que integren grupo de riesgo, entre las 10:30 y las 12:30”, “exhortar a las agrupaciones políticas” a que mantengan “dentro de cada establecimiento de votación la cantidad mínima necesaria de fiscales partidarios”.

El protocolo establece, además, una serie de recomendaciones de índole sanitaria.

  • “Siempre que sea posible, se instalarán las mesas de votación en la planta baja de los establecimientos y en lugares ventilados”.
  • “Se dará prioridad a la utilización de establecimientos de votación con espacios abiertos”.
  • “Se dará prioridad a la utilización de los espacios ventilados abiertos o semi abiertos techados para la instalación de las mesas de votación”.
  • “Se utilizarán cuartos oscuros móviles en espacios abiertos o semi abiertos techados”.
  • “Se recomendará el ingreso al establecimiento sin acompañantes, salvo en casos de fuerza mayor”.
  • “En la medida en que la infraestructura del establecimiento lo permita, se definirá un lugar de ingreso y otro de egreso independientes entre sí”.
  • “Se utilizará señalización que oriente a las personas sobre la circulación unidireccional de entrada y salida, la disposición de las mesas electorales y las filas de espera, para facilitar el cumplimiento del distanciamiento de 2 metros entre las personas”.
  • “Las personas deberán ingresar evitando la aglomeración y respetando la distancia interpersonal de 2 metros. Para no exceder el aforo, se podrá organizar una fila fuera del establecimiento para que los electores esperen su turno para ingresar”.

Entre otras medidas y recomendaciones, el protocolo establece que “a efectos de evitar la manipulación del DNI, las autoridades de mesa solicitarán al votante que les muestre el DNI y lo apoye en la mesa en el lugar indicado al efecto, de donde lo retirará junto con la constancia de votación, al terminar de votar” y que “las autoridades de mesa podrán solicitarle al votante que se quite momentáneamente el barbijo al momento de corroborar su identidad”.

Esta nota es parte de Reverso, el proyecto periodístico colaborativo que une a más de 40 medios para intensificar la lucha contra la desinformación durante las elecciones de 2021.

Las vías de contacto para sumarse son:

  • por mail a info@chequeado.com
  • por WhatsApp
  • y /ReversoAr en todas las redes.

Actualización: esta nota se actualizó después de que la Cámara Nacional Electoral aprobara, por medio de la Acordada 82 de 2021, el “Protocolo sanitario de prevención COVID-19 - Elecciones nacionales 2021”.

Autor: Juan José Domínguez

Edición 1: Matías Di Santi

Edición 2: Florencia Ballarino

Dejá tu comentario