Finalmente, hoy deciden si levantan cortes a Uruguay

Política

Primero por la intensa lluvia del viernes y después por la falta de consenso del fin de semana, los ambientalistas de Entre Ríos postergaron para esta noche la votación que definirá por sí o por no la continuidad de los bloqueos en los puentes de Gualeguaychú y de Colón, que ya cumplen 44 días.

De esta manera, crece la tensión por la demora de una decisión que es clave para el inicio de una negociación entre la Argentina y Uruguay respecto de la paralización temporaria de las obras en las plantas de celulosa en la ciudad de Fray Bentos.

Por caso, el gobernador Jorge Busti criticó a los asambleístas por demorar una respuesta ya que, según explicó, ello impide que el jefe de Gabinete, Alberto Fernández, encare el armado de una agenda para el inicio de las gestiones acordadas entre Néstor Kirchner y Tabaré Vázquez días atrás en Chile para tratar de encauzar un canal de diálogo.

Los manifestantes leen la presión nacional y provincial con desconfianza.
Sospechan, incluso, que una vez levantadas las barricadas, se desoirá el reclamo, y el gobierno uruguayo no cumplirá con lo pactado. Entonces, la variante de máxima será reponer la medida de fuerza en los puentes fronterizos y «resistir» allí el tiempo que sea necesario.

«Estamos listos para aguantar lo que sea necesario»,
recalcan los ambientalistas.

• Dudas

Hasta aquí la situación no parecería ofrecer muchas alternativas de flexibilización, y los manifestantes saben que son ellos los que tienen en la mano la llave para iniciar la negociación.

Es precisamente en este punto donde surgen las dudas, porque ese poder es visto por un sector de los ambientalistas como un arma de doble filo.

«Ya hemos hecho suficiente,nuestro reclamo se escuchó y estamos dispuestos a volver a las rutas si no se encara un proceso serio. Pero es necesario corrernos unos días para darle la posibilidad al gobierno de negociar. Y la intransigencia no ayudará porque nos hace ver como fundamentalistas sin razón»,
relató uno de los miembros del grupo que impulsa levantar por 48 horas el bloqueo.

Además, consideran que las reiteradas declaraciones del presidente
Tabaré Vázquez implican una provocación que sólo busca que Gualeguaychú siga en la ruta, para legitimar el avance de las obras de Botnia en Fray Bentos.

Por su lado, quienes proponen que continúe el corte de ruta argumentan que no existen razones para modificar el rumbo de la protesta.

En la asamblea del sábado se propuso una tregua de diez días corridos, con los manifestantes ubicados al costado de la ruta y en estado de asamblea permanente. Es para exigir la paralización de las obras en Fray Bentos, cumplimiento del tratado del río Uruguay, el desarrollo de un diálogo entre los gobiernos, y la realización de un estudio de impacto ambiental serio.

El dirigente Juan Veronesi, partidario de la flexibilización, propuso solicitar una audiencia al presidente Kirchner para plantearle claramente las condiciones sobre las cuales Gualeguaychú levantará la medida. «Que el gobierno defina en qué postura está», dijo.

Dejá tu comentario